Síguenos
Benavente: “La arqueología no solo  es investigar, sino que llegue a todos” Benavente: “La arqueología no solo  es investigar, sino que llegue a todos”
Fotografía de familia del pregonero, José Antonio Benavente, y los premiados: Reyes Romero (madre), Almudena Bielsa, Emilio Gastrogrill y Peluquería Stilo

Benavente: “La arqueología no solo es investigar, sino que llegue a todos”

Lakuerter Íbera arranca con un pregón experto para dar paso a un sábado lleno de espectáculos
“La arqueología no solo es investigar y sacar resultados, sino que llegue a todo el mundo”, afirmó este viernes el exgerente del Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón, José Antonio Benavente, en su pregón de apertura de Lakuerter Íbera, en el que explicó los entresijos del traslado de El Cabo desde Corta Barrabasa hasta San Macario, algo que ni siquiera contemplaba la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón en 1999.

“Aquí, aunque salga la Dama de Elche, esto se va fuera”, parafraseó Benavente al director general de la época, que había pactado con Endesa la excavación del poblado y su documentación, pero en ningún caso su conservación para no entorpecer las labores de apertura de la nueva mina de carbón a cielo abierto de la empresa mineroeléctrica, ubicada a dos kilómetros de Andorra.

Finalmente, con la colaboración del Ayuntamiento de Andorra en los últimos meses de Isidro Guía al frente, surgió la posibilidad de trasladar el yacimiento al monte de San Macario, eliminando para ello una escombrera

Para Benavente, poder excavar un poblado íbérico entero, de principio a fin, era “una oportunidad única, irrepetible”, por lo que se presentó con su empresa al concurso que lanzó Endesa en diciembre de 1998.

“Estuvimos nueve meses casi 30 personas” entre las cuales había “mineros aportados por Endesa”, compañía que facilitó incluso “un equipo de topografía” que permitió calibrar el alzado de los muros y la planimetría de un poblado que ya en 1994 habían catado Rosa Loscos y Miguel Ángel Herrero de forma “totalmente correcta”.

Apareció un poblado ibérico del siglo V a.C., de calle central, con unas cuarenta casas de planta rectangular de unos 20-25 metros cuadrados de superficie. Lo rodeaba un recinto amurallado, torreones defensivos y un camino de ronda perimetral. En la parte más elevada del poblado se ubicaban los dos espacios de mayores dimensiones, probablemente la vivienda de la familia principal del asentamiento y junto a ella una amplia dependencia, quizás de uso público o destinada a almacén.

Este poblado apenas estuvo habitado 30 o 40 años. “Se van a otro sitio, ya sea por decisiones políticas, climáticas o conflictos”, llevándose todo: “Muebles, cerámicas, animales, incluso las vigas”, dijo Benavente, que intuye que se mudaron a La Cerrada.

Quedan otros 20 años


Benavente recordó que el poblado, tras su traslado total -algo insólito en arqueología-, está siendo objeto de reconstrucción y recreación desde el año 2000 mediante programas formativos para jóvenes financiados por el Inaem.

Forma parte de un innovador complejo arqueológico que contará, además, con un centro de visitantes y un área de arqueología experimental a los que acompañará un auditorio.

“Vamos por la mitad, quedan otros 20 años”, anunció el arqueólogo, que subrayó la colaboración de la gente de Andorra en un proyecto cuyas labores “van a pasar de generación”, con lo cual se creará “identidad cultural”.

Benavente instó a abrir pronto el centro de visitantes, para el que ya hay proyecto museográfico. Se levantó la casa principal con el último taller de empleo y se instaló una pasarela para que una persona en silla de ruedas pueda vivir el poblado desde dentro. “Esto se puede hacer aquí”, dijo, incluso instalar luz o perforar una muralla. El parque arqueológico tiene también una función didáctica que lo hace “una escuela perfecta para cualquier persona aficionada a la arqueología”.

La guinda al proyecto es Lakuerter Íbera, que “está dinamizando social y económicamente esta localidad este fin de semana”. Por tanto, “hay una función social de la arqueología”, que “no solo es investigación y sacar resultados sino que llegue a todo el mundo”, dijo el divulgador, que en tono condescendiente hizo un guiño a los que se visten con cuernos porque “la recreación no tiene que ser perfecta”.

Entrega de premios


Tras el pregón de Benavente se entregaron los premios de los diversos concursos que ha lanzado el Ayuntamiento de Andorra con la colaboración de la Asociación Empresarial de Andorra-Sierra de Arcos y Bajo Martín para esta edición de Lakuerter. El galardón al cartel anunciador se lo llevó Reyes Portero; Almudena Bielsa el de balcones, fachadas y ventanas por unas lonas y dibujos íberos iluminados por antorchas; peluquería Stilo el de escaparates por sus reproducciones de cerámica, escrituras, espadas, escudos y cascos, además de un cartel con los nombres y logotipos de todos los clanes; y Emilio Gastrogrill el certamen de tapas, que conquistó con un más que interesante Del campo y la montaña, consistente en un rissoto de cebada, trompeta de la muerte y cantarela que se puede degustar en Cafetería Becerra. La ruta discurre también por La Ánfora, Casa Napoli, Piadoli y La Maravilla (Urrea de Gaén).

Un sábado animado


En la XIII edición de Lakuerter no hay campamento de clanes, pero este sábado habrá un gran ambiente. Los actos arrancarán a las 11:30 horas con la tradicional presentación de los nacidos a los dioses, que este año cambia de ubicación a la plaza de toros, epicentro de las actividades. Una hora más tarde tendrá lugar una visita guiada a El Cabo.

Por la tarde, a las 16:30 habrá lucha de gladiadores. Acto seguido, un grupo de actrices y actores de la localidad representará Devotio, una forma especial de clientela militar de la sociedad íbera prerromana por la que los devoti consagraban su vida a su rey o jefe, al que tenían la obligación de proteger en combate a cambio de su mantenimiento. Y, si moría el jefe, los guardaespaldas se suicidaban.

Los actos serán en la plaza de toros por ser un recinto en el cual se puede controlar la asistencia de público, pero para acceder no será necesario realizar reserva previa. Para cerrar la jornada, a las 23:30 horas tendrá lugar la actuación del Grupo musical Barzonía en el Hotel Andorra.

El domingo habrá una visita teatralizada al poblado íbero a cargo de la voluntariosa agrupación de Sedetanos del Cabo, que lucirá la indumentaria íbera al detalle y representará diversos oficios de la época en las diversas estancias reconstruidas.

El redactor recomienda