Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

349_1200x150-mas-de-cebrian.gif banner click 349 banner 349

El Ayuntamiento de Aguaviva alega ante el Miteco contra la central hidroeléctrica reversible que promueve Ésera Solar El Ayuntamiento de Aguaviva alega ante el Miteco contra la central hidroeléctrica reversible que promueve Ésera Solar
Esquema de la central hidroeléctrica reversible presentado por Atalaya a los ayuntamientos. Proyecto Pérsica

El Ayuntamiento de Aguaviva alega ante el Miteco contra la central hidroeléctrica reversible que promueve Ésera Solar

El consistorio se opone al impacto ambiental y a la falta de ordenación energética, y argumenta carestía del agua

El impacto ambiental y paisajístico, la falta de ordenación energética, la ausencia de estudios de alternativas o la escasez de agua en la regulada cuenca del Guadalope son los argumentos que mueven las alegaciones que ha presentado el Ayuntamiento de Aguaviva ante el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) contra el proyecto de la central hidroeléctrica reversible Pérsica que promueve Ésera Solar en los términos municipales de Aguaviva, La Ginebrosa, Calanda, Castelserás, Alcañiz, Alcorisa y Andorra.

Así lo anuncia en su página web el municipio bajoaragonés, que explicó que el proyecto se encuentra en una fase preliminar de determinación del alcance del estudio de impacto ambiental.

Pérsica, de 648 megavatios (MW) de potencia instalada, es una de las tres instalaciones de almacenamiento de energía eléctrica basada en la operación de una central de bombeo reversible que la empresa zaragozana quiere instalar en la provincia de Teruel junto a las de Palomar de Arroyos (652 MW) y Estercuel (50 MW). Las dos primeras las tramita el Miteco, mientras que de la segunda se encarga el Gobierno de Aragón por su tamaño.

Este tipo de instalaciones permiten bombear agua de la balsa inferior al depósito superior cuando el precio de la electricidad es más barato o hay excedentes de energía en el sistema, y turbinar en las horas de punta de consumo o de carencia de producción dejando caer el agua por gravedad. De esta forma, el circuito actúa como un gran almacén energético que facilita gestionar la energía renovable y salvar la intermitencia de las tecnologías solar y eólica.

Dos almacenamientos

El proyecto, con una vida útil de más de 75 años, prevé la construcción de dos almacenamientos de agua en la margen derecha del río Guadalope, desde donde se realizaría la captación de agua a la altura de Aguaviva para las fases de llenado inicial, con una aportación de 12,69 hectómetros cúbicos, y de reposición de las pérdidas por evaporación (0,86 hm³/año), a través de una concesión de 3.000 litros por segundo.

El almacenamiento superior estaría ubicado entre los términos municipales de La Ginebrosa y Calanda, y tendría una capacidad de 9,51 hm³, una superficie de afección de 59,4 hectáreas y una altura del talud de 73 metros. La balsa inferior se localizaría en Calanda, con una capacidad de 10,70 hm³, una superficie de afección de 61,2 hectáreas y un talud de 56,5 metros. Además de la toma y las balsas, se instalaría un sistema de bombeo y una nueva línea eléctrica de conexión con la SET Mudéjar en Andorra, donde se llevaría a cabo la evacuación de la energía producida.

En una reunión reciente entre Atalaya y los ayuntamientos de Aguaviva, La Ginebrosa, Calanda, Castelserás, Alcañiz, Alcorisa y Andorra la empresa cifró la inversión necesaria en 855 millones de euros sobre la que habría que repercutir el impuesto de construcciones de cada municipio. Además, en conjunto de pueblos recibirían 1,5 millones de euros anuales en concepto de impuesto de bienes inmuebles y de actividad económica.

“No han contactado en ningún momento con los regantes, a los que no consideran como parte afectada”, lamentó el alcalde de Aguaviva, Aitor Clemente

Alegaciones

Las alegaciones preliminares presentadas por el Ayuntamiento de Aguaviva a la central Pérsica se basan “en el impacto ambiental y paisajístico del proyecto debido a su sobredimensionamiento, en las afecciones sobre el recurso hídrico de la cuenca del Guadalope, y en la falta de planificación y ordenación de las instalaciones de producción energética que deriva en el fraccionamiento de los diversos proyectos pese a estar ligados entre sí”.

En la documentación presentada por la empresa promotora, dice el consistorio, “no aparece ningún estudio de alternativas que justifique la elección del lugar de captación de agua en el río Guadalope, que afecta asimismo al cauce el río Bergantes”, dentro de la Red Natura 2000”.

También preocupa a Aguaviva la “disponibilidad de agua procedente de la cuenca del Guadalope ya que, pese a la importante regulación que ofrecen los embalses de Santolea, Calanda, Civán o la Estanca de Alcañiz, esa capacidad de almacenamiento puede generar que se autoricen una importante cantidad de concesiones de agua que quizás posteriormente no se puedan atender” en un “contexto de cambio climático”. A esta problemática se suma la generada por la salida de Endesa como usuario principal de la cuenca tras el cierre de la térmica de Andorra.

Además, indica que los impactos ambientales que producirán otros proyectos renovables en los que se apoya Pérsica no se han valorado en su conjunto.

Por último, el ayuntamiento insta a “cambiar el modelo energético” a través de “un sistema ambiental, social y económicamente justo que no favorezca la especulación, que no contribuya a la desertización del medio rural, que cree empleo de calidad y que favorezca la eficiencia energética y “el autoconsumo”.

El redactor recomienda