Síguenos

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

El desmantelamiento de la térmica de Andorra y el primer parque de Enel emplean a 190 personas El desmantelamiento de la térmica de Andorra y el primer parque de Enel emplean a 190 personas
Trabajos de desmantelamiento en la central térmica de Andorra en el parque de carbones, en febrero de 2021. M. N.

El desmantelamiento de la térmica de Andorra y el primer parque de Enel emplean a 190 personas

El desmontaje de las cintas de carbón empezará en días y la demolición de las torres de refrigeración será en febrero o marzo
banner click 236 banner 236

Un total de 190 operarios trabajan a día de hoy en el desmantelamiento de la central térmica de Andorra y en el acondicionamiento del antiguo parque de carbones donde se ubicará el primer parque fotovoltaico de Endesa-Enel en la zona, Sedeis V, de 50 megavatios (MW).

De este volumen de empleo, el más importante en el entorno desde que cerrara la planta de generación eléctrica con carbón el 30 de junio de 2020, hasta 99 personas son de la zona, apuntaron fuentes de la eléctrica.

La punta de trabajadores en estas dos actividades ha sido de 200 personas semanas atrás, explicaron las mismas fuentes, que apuntaron que la actividad de desmantelamiento se da en este momento en la zona de turbinas y desulfuración, mientras que se están haciendo los últimos trabajos en el antiguo parque de carbones, donde se ubicará esta primera central fotovoltaica.

Además, la semana que viene está previsto que comiencen los trabajos de desmontaje de las cintas transportadoras de carbón y caliza, actuación para la que se realizan los trabajos previos en este momento.

Las cintas son uno de los elementos emblemáticos de la central térmica, junto a las torres de refrigeración y la chimenea de 343 metros de altura. Fuentes de Endesa explicaron que está previsto que las tres estructuras esbeltas hiperboloides, con una altura de 107 metros cada una, sean demolidas entre febrero y marzo, una vez finalizados los trabajos de desamiantado y descalorifugado de los tres grupos.

Aunque se cuenta con trabajadores especializados procedentes de fuera, el grueso de los empleados en las tareas de desmantelamiento propiamente dichas procede en su mayoría de antiguas contratistas de Endesa o son vecinos de Andorra y sus aledaños, con tal de respetar que el 80% sea personal de la zona como se ha comprometido la UTE Moncobra-Rebilita por contrato.

Los trabajos de desmantelamiento arrancaron en febrero de 2021 con una inversión de 60 millones de euros a ejecutar en 48 meses de trabajos.

Todos los materiales y equipos se desguazarán y se transportarán como residuos valorizables para su reutilización.

El inicio del Futur-e

El proyecto de desmantelamiento de la central térmica de Andorra tiene la singularidad de compatibilizar los trabajos de demolición con actuaciones de desarrollo de futuras centrales renovables en el mismo emplazamiento. En total, Enel pretende implantar 1.725 MW en tres fases. La tercera –de 1.390 MW– depende de la asignación por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) de la capacidad de evacuación de la central mediante el Nudo Mudéjar, que el gabinete de Teresa Ribera ha sacado a concurso. El plan Futur-e de Endesa para Andorra comprende también 60 MW de electrolizadores de hidrógeno verde.

De adjudicarse toda la potencia, Enel garantiza picos de hasta 700 trabajadores en labores de montaje hasta 2026, y tiene en cartera otros desarrollos industriales para la zona.

MW en disputa

Enel se disputará los 1.202 MW en liza (habrá otros 100 para comunidades energéticas y otros pequeños productores) para las grandes empresas con Acciona, que concurrirá con la italiana Falck Renewables; un fondo de inversiones danés representado sobre el territorio por la intermediadora búlgara Abacus&Partners; Forestalia, que sumaría sus fuerzas a un fondo canadiense; y Energías de Portugal (EDP), que iría en UTE con el grupo Térvalis. También se ha interesado el Grupo Ignis.

El del Nudo Mudéjar es el primer concurso de Transición Justa para otorgar el acceso a la red de transporte de electricidad que se libera tras cerrar una planta de generación. Se espera que el concurso beneficie a los 34 municipios afectados por el cierre de la planta térmica el 30 de junio de 2020, generando nuevas oportunidades de desarrollo económico, social y ambiental para la zona minera de Teruel.

La Mesa de Evaluación puntuará de la siguiente forma: los criterios asociados a la tecnología de generación podrán otorgar hasta 20 puntos; los de impacto socioeconómico para la zona, hasta 55 puntos; los de madurez del proyecto, hasta 15 puntos; y la minimización del impacto ambiental un máximo de 10 puntos.

Los proyectos ganadores obtendrán el derecho de acceso y conexión al nudo por orden de prevalencia en función de la puntuación que obtengan.

Hasta el 25 de enero

El fallo de la Mesa de Evaluación, incluyendo los plazos de audiencia, de remisión de diversa información justificativa y de modificaciones y subsanación de errores, se producirá en un máximo de seis meses después de que se cierre el plazo para remitir planes. Tras la prórroga decretada el 29 de diciembre por el Instituto para la Transición Justa (ITJ) hay tiempo hasta el próximo 25 de enero -el plazo inicial concluía este lunes-. El organismo dependiente del Miteco alegó en la orden “incidencias técnicas que están imposibilitando el normal funcionamiento de la plataforma informática de registro de entrada de las solicitudes”.

Dado el retraso de 22 días en la tramitación, es presumible que todo el proceso se demore. “Son plazos legales que tendrán que retrasarse también, aunque es posible que no se retrase todo el proceso, porque dependerá de lo que se tarde en resolver alegaciones y subsanaciones”, indicaron  fuentes oficiales del Miteco que aseguraron que el ITJ “hará todo lo posible por acelerar”.

Para participar en el concurso, los promotores deben presentar una garantía de 120.000 euros por megavatio de proyecto para responder del impacto socioeconómico previsto en la zona, que se devolverá en dos plazos solo si los proyectos cumplen.

El redactor recomienda