Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Columna de humo provocada por el incendio

El fuego forestal declarado el miércoles en Oliete ya esta controlado

Todos los vecinos han pasado la noche en sus casas

Todos los vecinos de Oliete pudieron dormir en sus casas la pasada noche gracias a que la lluvia ayudó a controlar el incendio que se declaró en la tarde del miércoles en la Sierra de los Moros, junto al embalse de Cueva Foradada, que en primera instancia obligó a desalojar durante unas horas parte de las viviendas de la parte alta por el intenso humo y a confinar el resto por prevención. El fuego ya ha sido controlado, según el Gobierno de Aragón.

“La noche ha sido muy tranquila, ya está controlado el fuego y hemos pasado a situación 0 nivel 0” de alerta PROCINFO, ha explicado esta mañana el alcalde de Oliete, Rogelio Villanueva. Horas después, se ha comunicado el control.

La lluvia caída sobre las 23:00 horas de ayer en la zona de matorral incendiada en la margen derecha del pantano ayudó a las labores de extinción y redujo considerablemente el humo en el casco urbano, 

A medianoche, Protección Civil autorizó a que los habitantes de las viviendas de la parte alta del pueblo que permanecían concentrados en el polideportivo regresaran a sus casas. 

La localidad, de apenas 340 vecinos, multiplicó su población esta semana con motivo de las fiestas patronales en honor a San Bartolomé. Precisamente ayer miércoles, día del patrón, hubo que suspender los actos desde las 18:30 horas debido al incendio, cuando vecinos y visitantes disfrutaban de un cuadro de jota. 

Según fuentes del Gobierno de Aragón, el fuego ha afectado a 150 hectáreas de pastizal y matorral en esta estribación de la Sierra de Sancho Abarca. Las mismas fuentes informan de una retirada de medios. El aviso de la propagación del fuego a causa de los rayos de la tormenta de la tarde lo dio la torre Peña el Gato a las 18:35 horas del miércoles. 

La confusión fue grande entre los vecinos, que recibieron órdenes contradictorias. A última hora de la tarde, la Guardia Civil les instó a desalojar el pueblo en dirección al polideportivo de Alloza ante el humo que se encañonaba en el cauce del río Martín procedente del embalse de Cueva Foradada. Pocos minutos después, la recomendación de Protección Civil descendió a que los olietanos de la parte alta se concentraran en el polideportivo y el resto se confinara dentro de sus viviendas para mantenerse aislados del humo.

Alloza y Andorra brindaron sus instalaciones municipales para colaborar en todo lo posible con los vecinos de Oliete, pero no hubo que utilizarlas.

El redactor recomienda