Síguenos
El Miteco descarta de manera definitiva la construcción de una presa en Aguaviva El Miteco descarta de manera definitiva la construcción de una presa en Aguaviva
El río Bergantes, con un caudal abundante tras las últimas lluvias, a su paso por la localidad de Aguaviva. Ayto. de Aguaviva

El Miteco descarta de manera definitiva la construcción de una presa en Aguaviva

El trabajo conjunto del Ayuntamiento y la plataforma ‘El Bergantes no se toca’ logra su objetivo

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) publicó recientemente el documento de alcance del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) que se redactará dentro del proyecto de Mejora de la seguridad hidrológica de la presa de Calanda, en el cual se han establecido las diferentes opciones que finalmente se deberán contemplar y entre las que no se encuentra la construcción de una presa en el río Bergantes, que se encontraba entre las nueve alternativas viables planteadas en el Estudio Informativo impulsado por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y que se dieron a conocer el pasado mes de mayo. El descarte definitivo de la opción de Aguaviva llega después de varios meses de intenso trabajo conjunto entre el consistorio del municipio y la plataforma El Bergantes no se toca. El Ministerio aceptó las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Aguaviva y descartó la opción de construir una presa sobre el río Bergantes, generando una gran satisfacción y alegría entre los vecinos de la localidad.

Fue el pasado sábado cuando Aitor Clemente, alcalde del municipio bajoaragonés, se reunió con los habitantes de Aguaviva para anunciarles la noticia: “Están aliviados y contentos. La unión vecinal ha sido clave para luchar contra este proyecto. El pueblo se levantó”.

La decisión del Miteco dejó una sensación de recompensa a todo el trabajo llevado a cabo por el consistorio de la mano de la plataforma El Bergantes no se toca.

“Al final han terminado dándonos la razón en todos nuestros argumentos. Si había un problema de seguridad en la presa de Calanda, había que resolverlo en el mismo cauce y no derivarlo al Bergantes”, comentó contento el alcalde del municipio turolense.

Las cuatro alternativas

Finalmente el ministerio decidió que únicamente se deberán considerar las siguientes cuatro posibilidades: la construcción de un aliviadero adicional a cielo abierto con período de retorno de 1.000 años, la puesta en marcha de un aliviadero adicional a cielo abierto con período de retorno de 10.000 años, la creación de un aliviadero adicional con un túnel o la elaboración de una nueva presa  con hormigón. La decisión del Ministerio responde sobre todo a criterios medioambientales, ya que estas cuatro alternativas son las que resultan más adecuadas por tener un menor impacto sobre el medio ambiente.

Sobre la base de estas alternativas deberá estudiarse la posibilidad de incluir otras actuaciones que reduzcan aún más los posibles impactos detectados. Entre ellas, será necesario incluir medidas no estructurales, como la propuesta de permitir la movilidad completamente natural del río Bergantes, lo que podría suponer recuperar amplitud en su lecho y, en consecuencia, una mayor laminación natural de caudales de crecida

Una decisión ministerial

La opción de Aguaviva ya está descartada de manera definitiva tras la publicación de un documento que el propio Aitor Clemente definió como “meridianamente claro”. Sin embargo, el regidor de la localidad se mantiene a la espera de que la Confederación Hidrográfica del Ebro anuncie de forma pública el descarte definitivo. Un anuncio que no llegará debido a que desde el organismo se considera que la decisión tomada para actuar en la mejora de seguridad de la presa de Calanda corresponde en su totalidad al ministerio, ya que ha sido tomada por la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental de la que la CHE no depende directamente.

Además, desde la CHE se considera que la participación del organismo en todo el proceso de presentación de alternativas ha sido “puntual e informal”, por lo que no se pretenden dar mayores explicaciones sobre el descarte definitivo de la presa de Aguaviva.

El redactor recomienda