Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

439_1200x150-iaacc.gif banner click 439 banner 439

431_1200x150.gif banner click 431 banner 431

El Monasterio del Olivar se reivindica como generador de cultura en el medio rural El Monasterio del Olivar se reivindica como generador de cultura en el medio rural
Nati Cañada, en el centro, en agosto de 2018 durante la inauguración de la Apoteosis de la Orden de la Merced. M.N.

El Monasterio del Olivar se reivindica como generador de cultura en el medio rural

Los frailes inician una campaña de micromecenazgo para organizar exposiciones, la primera de Nati Cañada

El Monasterio del Olivar de Estercuel quiere hacer de su claustro un proyecto cultural “activo” y promover la llegada del “arte en mayúsculas” al medio rural. Los frailes mercedarios comenzarán esta andadura con una completa muestra de la retratista de Oliete Nati Cañada, para lo que invertirán en una nueva iluminación y paneles expositivos. Piden colaboración económica a cambio de recompensas en Verkami.

Que las grandes exposiciones artísticas no sean coto exclusivo de las grandes ciudades. Ese es el objetivo de la casa de los padres mercedarios ubicada a 4 kilómetros de Estercuel, un refugio de paz y contemplación de estrellas que en los últimos tiempos se ha abierto al turismo y ahora quiere hacerlo a la cultura para “dinamizar el territorio, suscitar diálogo, incentivar la creación artística, generar recursos de turismo cultural y ayudar a combatir la despoblación”.

Tras años a “bajo perfil”, ante las posibilidades que ofrece el lugar los autoproclamados Amigos del Monasterio del Olivar propusieron “pasar del mantenimiento a la promoción cultural, integrando la arquitectura y las actividades que hasta ahora se han hecho individualmente: pequeños conciertos, presentaciones de libros o la visita guiada al conjunto arquitectónico”, indica en una nota de prensa Apadrinaunolivo.org, asociación que respalda este nuevo proyecto junto a otros colaboradores como la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, la Diputación de Teruel, arquitectos y artistas de la zona.

Empezarán con una amiga

La primera producción cultural diseñada, a inaugurar el próximo 1 de abril, es la exposición de Nati Cañada De lo Terrenal a lo Sagrado. La pintora de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos cuenta con una extensísima trayectoria y gran prestigio como retratista.

El propio monasterio muestra ya la más importante colección de retrato religioso de la autora de Oliete, como son “las colecciones de los 19 mártires, los siete personajes ilustres, la fundación del Monasterio del Olivar o la Apoteosis de la Orden de la Merced”, explicó el padre superior, Fernando Ruiz.

La exposición será únicamente “un primer paso para transformar el proyecto en un auténtico generador de cultura artística en el medio rural”, apunta la nota de Apadrinaunolivo.org, con experiencia en micromecenazgos como el que ahora se propone en Verkami. El objetivo es conseguir 8.000 euros que sumar a otras aportaciones ya recibidas y así hacer posible el reto de convertir el monasterio en un lugar privilegiado para acercar propuestas artísticas de nivel.

Ala sur

El dinero se invertirá en montar, en las dos naves del ala sur del claustro, un sistema de paneles e iluminación en suspensión que permitirá presentar obras pictóricas con calidad y que quedará para próximas exposiciones. Hará falta dinero también para el transporte seguro de las obras y su embalaje.

Un comisario experto en arte contemporáneo dará el contexto e identidad a la exposición de Nati Cañada, un ideario que se plasmará en el catálogo, carteles y folletos, así como en proyectores y vídeos explicativos.

En cuanto a las recompensas, se han definido hasta cinco para compensar las donaciones, desde un pase permanente para visitar la muestra hasta un paquete turístico de experiencia cultural y alojamiento para dos personas en la hospedería monástica.

Un paso adelante

“Siendo el monasterio un punto de arte y arquitectura, queremos pasar de un enfoque pasivo, en el que la gente viene, disfruta y se va, a un enfoque activo: qué mensajes podemos dar, qué exposiciones podemos organizar y cómo complementarlas con actividades”, dijo Ruiz, que consideró idóneo comenzar con una exposición de retratos de Nati Cañada, “una de las mejores pintoras de retratos de España”.

“Tiene muchos cuadros en su pinoteca personal porque ella procuraba comprarse a sí misma el mejor cuadro. Tendremos obras excepcionales que pueden hacer entender la evolución de la artista, conocer el por qué de esos retratos envueltos en mística”, añadió el padre superior.

Además de los 30 cuadros que ya tiene el monasterio, “van a venir entre 60 y 80 obras, desde las primeras épocas en las que Nati intentaba investigar corrientes de los 60 y 70, hasta grandes retratos como el de la reina Sofía y otros personajes importantes de Aragón; creemos que va a ser muy ilustrativa”, ahondó Ruiz.

Las exposiciones se realizarán en el claustro, mientras que las actividades paralelas podrían trasladarse a la iglesia del monasterio o a la sala de usos múltiples, ubicada en las bodegas recientemente restauradas del conjunto monástico.

Ruiz argumentó la necesidad de un crowdfunding. “Lo necesitamos, porque ha habido algunas fundaciones que han respondido con ayudas muy valiosas, pero con la coyuntura actual su capacidad es muy limitada y necesitamos completar el presupuesto”.

El monasterio se renueva

El conjunto artístico y monumental de Santa María del Olivar se encuentra rodeado de olivos, bosques y campos de cultivo. Entre sus edificios, destacan el templo (gótico aragonés del siglo XVI) y el convento (barroco del siglo XVII), recientemente restaurado. La comunidad de religiosos mercedarios se encarga de mantener el santuario y las parroquias aledañas, cultiva los campos y atiende la hospedería.

El monasterio cuenta con un claustro doble monumental, la sala capitular y los salones de las bodegas. Se trata de un lugar inspirador, como atestigua el paso por allí de Tirso de Molina, que alumbró allí obras como La Dama del Olivar o Los Amantes de Teruel. Escapadas de fin de semana, residencias o la contemplación de estrellas han sido los fuertes de la hospedería, que ha encontrado en la cultura un nuevo aliado para dar un paso más.

El redactor recomienda