Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Extraen otros 30 fósiles en Alacón de  un probable ornitópodo iguanodóntido Extraen otros 30 fósiles en Alacón de  un probable ornitópodo iguanodóntido
El equipo de investigadores Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza posa con los hallazgos protegidos. Aragosaurus-IUCA

Extraen otros 30 fósiles en Alacón de un probable ornitópodo iguanodóntido

Los paleontólogos aspiran a describir una nueva especie con este yacimiento

El equipo de investigadores del grupo Aragosaurus-IUCA de la Universidad de Zaragoza completó la semana pasada la segunda campaña de excavaciones en menos de un año en Alacón para identificar qué especie, probablemente un ornitópodo de la familia de los iguanodones, se esconde bajo el generoso yacimiento paleontológico situado junto al casco urbano de Alacón.

En dos campañas entre agosto de 2021 y junio de 2022, este equipo dirigido por los paleontólogos Eduardo Medrano y Jara Parrilla ha logrado extraer unos 50 restos fósiles, con dimensiones desde 20 centímetros hasta más de un metro, un material abundante que indica la riqueza e importancia de este paraje.

Este año, como novedad, el Parque Cultural del Río Martín y el Ayuntamiento de Alacón, de la mano de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, contribuyeron con trabajos de maquinaria para retirar los estratos más superficiales y estériles, una actividad preliminar con el fin de que los investigadores pudieran acercarse más al nivel donde aparecen los huesos y preparar el terreno para rentabilizar los trabajos paleontológicos.

Así lo explicó el gerente del Parque Cultural, José Royo, que mostró su satisfacción porque se siguen investigando científicamente los restos fósiles que aparecen “para ponerlos en valor y protegerlos de cara a los objetivos de promoción y divulgación cultural que persigue el Parque”.

En su Patronato está presente la Universidad de Zaragoza a través de su Departamento de Ciencias de la Tierra, que también ha estudiado y puesto en valor icnitas de dinosaurio en Obón.

Destaca también el centro satélite de Dinópolis en Ariño, Valcaria, que recrea los singulares fósiles extraídos de las minas de carbón, con especial atención al Proa valdearinnoensis y Europelta carbonensis.

Sería un estiracosterno

Los investigadores todavía no saben con certeza a qué especie pertenece este dinosaurio, aunque según el importante avance de esta primavera, en la que han aflorado más de 30 restos fósiles que se suman a los 20 del año pasado, trabajan con la hipótesis de que sea un ornitópodo estiracosterno -un herbívoro- cercano a Iguanodon que pertenecería al periodo Barramiense.

Es decir, se trataría de un ejemplar de unos 10 o 12 metros de longitud desde la cabeza a la cola que vivió hace 125 millones de años en el entorno de lo que pudo ser un gran lago.

Si una vez estudiado el material se confirmase que se trata de una nueva especie, el dinosaurio de Alacón se sumaría a las dos especies turolenses ya documentadas en esta edad, Delapparentia turolensis e Iguanodon galvensis hallados en la Formación Camarillas en Galve.

“Los huesos que salen son muy completos, la acumulación es importante y probablemente tendríamos ya gran parte del esqueleto”, desde los pies hasta la cadera, indicó Parrilla, quien aseguró que en Alacón se han localizado fósiles “que no son fáciles de encontrar”, como huesos de pierna y cadera de casi un metro de longitud. “El conjunto de fósiles que tenemos nos puede dar mucha información”, puntualizó Medrano.

Pese a todo, “no sabemos aún si es una especie nueva, aunque sabemos que pertenece al grupo de los iguanodones. Tenemos suficiente material como para poder estudiarlo en profundidad en el laboratorio del grupo Aragosaurus”, dijo Medrano. Ambos investigadores solicitaron mayores medios económicos para poder progresar de forma más ágil.

Entretanto, los huesos que van aflorando son protegidos y enviados al laboratorio con un transporte especial. “Volveremos al final de verano con la intención de agotar el yacimiento”, desveló Medrano.

Además, según apuntó Parrilla, otra de las novedades de este año es que han aparecido osteodermos de cocodrilo y un diente de un dinosaurio carnívoro.

El redactor recomienda