Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La cuenca minera  llora la pérdida de la ariñense María Cueto La cuenca minera  llora la pérdida de la ariñense María Cueto
Marina Cueto, en una reivindicación festiva del colectivo minero

La cuenca minera llora la pérdida de la ariñense María Cueto

Fue punta de lanza del colectivo de Mujeres del Carbón e incansable hostelera

Ariño y toda la cuenca minera turolense lloran la muerte de Marina Cueto, incansable gestora del bar Los Cinco Arcos de la localidad de Andorra-Sierra de Arcos que, enrolada en el colectivo de las Mujeres del Carbón, fue punta de lanza de la lucha minera.

El entierro tuvo lugar en la mañana del jueves entre múltiples muestras de apoyo a sus familiares y amigos ante la pérdida que han vivido. Un derrame acabó súbitamente con su vida a los 60 años de edad.

“Nos ha dejado una gran mujer, una gran amiga. Ariñera valiente, luchadora y defensora sin fin de su pueblo y de su comarca. Una mujer buena, trabajadora, íntegra, alegre, tan orgullosa de su origen minero y defensora de su tierra”, subrayó María Ángeles Manzano, otra de las protagonistas de este colectivo de mujeres que abanderaron la lucha contra el cierre de las explotaciones de lignito y el final de la central térmica de Andorra hasta el último día.

Implicada en la lucha obrera y social de la cuenca minera, Cueto fue “una mujer ejemplo para muchas, acompañante incansable de las más de mil batallas que hemos tenido”, manifestó Manzano. “Un amigo dice que lo mejor de nuestra lucha fueron las Mujeres del Carbón, y que  lo mejor de las Mujeres del Carbón fue nuestra Marina, que en todo momento no hacía solo de compañera, sino que, además, también nos hacía de madre de todos y todas nosotras”.

Defendió “no solo sus intereses personales, sino los de todo el colectivo. Supo movernos y trabajar en equipo, desde la humildad pero con el convencimiento de lo que debería ser la justicia”, concluyó Manzano.

Por su parte, el alcalde de Ariño, Joaquín Noé, destacó su labor al frente del hostal. “Fue una mujer muy luchadora y trabajadora hasta la saciedad. Estuvo hasta el último día trabajando a tope, y con el Covid llevaba las medidas a rajatabla aunque alguno protestara”, aseguró.

“Es una persona emblemática y deja un hueco importante. Hija, mujer, madre y suegra de minero, asumió el tema de la lucha minera hasta el final. Ha sido una pérdida importante para Ariño”, finalizó el regidor.

El redactor recomienda