Síguenos
La Escuela de Música de Andorra  se traslada a las oficinas de Endesa La Escuela de Música de Andorra  se traslada a las oficinas de Endesa
Los antiguos despachos de Endesa y la Comarca Andorra-Sierra de Arcos son ahora aulas de música. Ayto. de Andorra

La Escuela de Música de Andorra se traslada a las oficinas de Endesa

El Ayuntamiento mejorará la insonorización del edificio de la calle Aragón

La Escuela Municipal de Música de Andorra ha iniciado el curso con cambio de ubicación. Las antiguas oficinas de Endesa que un su día fueron sede de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos albergarán las clases mientras el Ayuntamiento realiza mejoras en la insonorización del edificio de la calle Aragón.

El 25 de octubre tuvo lugar una jornada de puertas abiertas para que alumnos y familiares pudiesen conocer de antemano el espacio donde se impartirán las clases en los próximos meses. Asistieron la concejal de Cultura, Educación y Turismo, Margarita Santos y el alcalde de Andorra, Antonio Amador, que aseguró que la actuación a acometer en las instalaciones habituales cumplirán con la normativa para no molestar a los vecinos. Entretanto, los profesores han entendido que se pueden realizar las clases en las oficinas de Endesa, donde se realizará cualquier ajuste que sea necesario.

El personal de limpieza, brigada municipal y profesores de la Escuela de Música han trabajado durante el último mes para adecuar todos los espacios en esta nueva ubicación y dejarlo todo a punto para iniciar las clases lo antes posible, una labor que fue agradecida por Amador.

Por su parte, la directora de la Escuela de Música, Ana Pallarés, explicó que son cerca de 200 alumnos los que han iniciado las clases este curso. “Por parte del profesorado y todo el colectivo que está implicado, lo que se ha aportado ha sido ilusión y trabajo, hemos intentado en el mínimo tiempo posible llevar adelante el traslado para evitar el retraso del inicio de curso”.

Los cambios

Las nuevas aulas se distribuyen entre la primera y segunda planta de las antiguas oficinas de Endesa. En la primera se han adaptado dos aulas, una para viento-metal y otra para la percusión y los ensayos de banda, ensamble viento y la Agrupación Laudística. En la segunda planta se han acondicionado 12 aulas para las clases de música y movimiento, piano y teclado, guitarra, flauta travesera, lenguaje musical, coro y técnica vocal, ensayos de La Martingala, la Orquestina Rondadora y la Coral Luis Nozal, sección de música tradicional, clarinete y saxofón, y bandurria. En la segunda planta también se sitúa el despacho de coordinación y la conserjería, mientras que en la zona de escaleras se dispone de un aula Covid.

Pallarés destacó que el profesorado se mantiene respecto a años anteriores, a excepción del profesor de saxofón y clarinete que se incorpora este año. La directora mostró su ilusión por poder recuperar las clases colectivas tras la aplicación de la fase 1 modulada.

“Para la Escuela de Música esto es algo importante, ya que es lo que permite acercarla a la ciudadanía de Andorra y participar en actividades que son grupales”. En este sentido, las aulas actuales son más espaciosas.

El redactor recomienda