Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

La hostelería de Alcañiz volverá  a pagar veladores  y basuras en 2022 La hostelería de Alcañiz volverá  a pagar veladores  y basuras en 2022
Votación de las modificaciones, en la que el alcalde ejerció el voto de calidad en ausencia justificada de Susana Mene

La hostelería de Alcañiz volverá a pagar veladores y basuras en 2022

El gobierno local defiende la fiscalidad prepandemia entre las críticas de PP y PAR

El Ayuntamiento de Alcañiz incrementará el precio de todos los abonos de autobús en 2022, aunque el de 25 viajes bonificado tan solo subirá 50 céntimos después de que el equipo de gobierno (PSOE-IU-Cs) aceptara una enmienda del PAR que no fue suficiente para que la formación regionalista y el PP votaran contra la actualización de las ordenanzas fiscales, principalmente por considerar que todavía deberían incluir exenciones para la hostelería y el comercio.

Las tasas de basuras y veladores volverán a la normalidad en Alcañiz en 2022 tras dos años de exenciones por la pandemia, y habrá una nueva para la instalación de mesas en terreno privado de uso público con fines lucrativos. Las reducciones vendrán por el lado del IBI rústico, que se sitúa en el 0,7% para equipararse al de urbana.

Esto es lo más destacable de las ordenanzas fiscales para el año 2022 aprobadas en pleno por el tripartito, que necesitó del voto de calidad del alcalde, Ignacio Urquizu (PSOE), ante la ausencia de la concejala de su partido Susana Mene, que disculpó su ausencia por encontrarse enferma.

En cuanto a impuestos, la única modificación con respecto al ejercicio actual será el IBI de rústica, cuyo gravamen bajará del 0,8 al 0,7% para equipararlo al de urbana. Con ello, explicó el concejal delegado de Hacienda, Javier Baigorri, se cumple el compromiso de reducir dos puntos en sendos años.

Los titulares de una vivienda que constituyan familia numerosa tendrán una bonificación del 70% (90% las numerosas de carácter especial) en la cuota íntegra del impuesto, siempre que tenga un valor catastral inferior a 60.000 euros, y constituya la vivienda habitual y única.

Baigorri explicó que, tras la sentencia del Tribunal Constitucional que declara nulo el impuesto de plusvalía municipal, el equipo de gobierno se compromete a elaborar una nueva ordenanza regulatoria en el plazo de seis meses.

Pagarán por veladores

Las tasas de basuras y de ocupación de espacio público (veladores) volverán en 2022 a la situación anterior a la pandemia, con precios de 48,53 euros por mesa en el segundo y tercer trimestre (la mitad el resto del año). Como novedad, se incluye una nueva tasa para la “instalación de veladores en terreno privado de uso público con fines lucrativos”, a razón de 13 euros al mes por mesa de cuatro.

La licencia de apertura se deroga y se incluye en la tasa de expedición de documentos, donde hay novedades. Las personas con discapacidad y las familias numerosas estarán exentas del pago de la tasa por examen, que costarán en general 25 euros y 35 para Policía Local.

Sube el autobús

También hay cambios en el transporte urbano, motivados en que el Ayuntamiento ha adquirido recientemente dos autobuses mediante la fórmula del renting. El billete sencillo costará lo mismo. 0,60 euros, pero suben los abonos. El más utilizado, el de 25 viajes bonificado, sube a 3,60 euros en lugar de los 4,25 euros propuestos a petición del PAR, por lo que ascenderá de 0,12 a 0,14 euros el precio por viaje, que “sigue siendo muy barato”, sentenció Baigorri.

En cuanto a los precios públicos, se redondean los que atañen al turismo y se derogan los de Centro Joven. Cabe resaltar que, también a petición del PAR, se bonificará el 50% la tarifa establecida para el uso privado de la iglesia del castillo “cuando se produzca un pago simultáneo al Parador por el mismo concepto”.

Además, el consistorio incrementará de 6,07 a 30 euros la tasa a pagar por animal muerto recogido.

Critican el “rodillo”

El portavoz del PAR, Eduardo Orrios, consideró insuficiente el “guiño” realizado por el tripartito a su formación. Subrayó que “donde de verdad se hace un esfuerzo es donde no nos han admitido nada”, pues el equipo de gobierno no ha tenido en cuenta la petición de reducción del IBI al 0,65%, ni recuperar progresivamente las bonificaciones a la hostelería y el comercio con un 50% de exención en veladores y basuras para 2022.

“Sube la gasolina y la luz, por lo que los ciudadanos hubieran agradecido un gesto de su administración más cercana”, dijo Orrios, que acusó al PSOE-IU-Cs de aplicar “el rodillo” y perjudicar a los autónomos “castigados por la pandemia”.

Por su parte, el portavoz del PP, Nacho Carbó, aseguró que su voto en contra “es una enmienda a la totalidad hacia la actitud mostrada hacia nuestro grupo”, al que el gobierno local no le ha aceptado ninguna de las tres propuestas que presentó: bajar al 0,65% el IBI, y exención de la tasa de veladores y de basuras a la hostelería. “No han hecho ni el mínimo esfuerzo para llegar a puntos intermedios”, afeó Carbó al alcalde, Ignacio Urquizu, a quien acusó de hacer un cordón sanitario al PP.

“Todavía estamos en búsqueda de ese camino hacia la normalidad”, argumentó Carbó, que aseguró que no era el momento todavía de “soltar la mano de los alcañizanos y de esas actividades que lo han pasado tan mal en estos meses atrás”.

El PP acusó al equipo de gobierno de “ver números y no ciudadanos, ni empresas ni autónomos”, y reprochó que no haga“ni el más mínimo esfuerzo por atacar por el lado de los gastos”.

Por parte del gobierno, María Milián (IU) defendió que las ordenanzas vuelvan “a su normalidad” para mantener los servicios públicos porque “el dinero no llueve del cielo”, si bien recalcó que “cuando vienen momentos complicados también somos capaces de tomar decisiones como se tomaron”. En la misma línea, Kiko Lahoz (Cs) defendió que los impuestos y tasas se adecuen a la “nueva normalidad”.

Baigorri replicó que haber aceptado todas las enmiendas de la oposición hubiera supuesto dejar de ingresar 430.000 euros. Urquizu cerró el debate anunciando que la voluntad del equipo de gobierno es aprobar los presupuestos antes de final de año, para lo que tendió la mano a la oposición para “seguir dialogando” con “argumentos”.

El redactor recomienda