Síguenos
La ministra Ribera envía su La ministra Ribera envía su
Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes. EFE

La ministra Ribera envía su "cariño especial" a los vecinos de Andorra tras la voladura de las torres de la térmica

La titular de Transición Ecológica tiene un recuerdo para la localidad minera en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, ha expresado hoy su "cariño especial" para los vecinos de la población de Andorra (Teruel), donde se han volado tres torres emblemáticas que pertenecían a su clausurada central térmica. La titular del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, y a preguntas de la prensa, que el carbón ha tenido gran importancia histórica, al margen de que hoy contemos con alternativas más baratas y limpias.

"El trabajo de los mineros, del carbón, como fuente de desarrollo y prosperidad durante generaciones, ha sido fundamental para el progreso de nuestro país, y debemos reconocer esa contribución histórica que ha hecho", ha expresado.

"Un momento como este en el que desaparece una imagen de referencia para la comarca es emotivo y especial, y por eso quiero trasladar a los vecinos que estamos con ellos, y les entendemos, y vamos a seguir trabajando para ellos, más allá de la fórmula que refleje el acuerdo conjunto con los actores locales y las distintas administraciones", ha añadido.

Oportunidades

En este sentido, Teresa Ribera ha recordado que se están aprovechando "un buen número de oportunidades" a partir del cambio del carbón por las energías renovables en la zona afectada por la voladura.

"El concurso para los nuevos proyectos de energía renovable primará los beneficios sociales y económicas precisamente para esta comarca", ha destacado.

El Bajo Aragón ha perdido hoy una de sus imágenes más reconocibles, la de las tres torres de refrigeración de la central térmica de Endesa en Andorra, que se han volado de forma simultánea dentro de los trabajos de desmantelamiento de la instalación, que dejó de funcionar en junio de 2020 tras cuarenta años de vida y que ha causado tristeza a los vecinos ante un futuro que ven incierto.

El redactor recomienda