Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

La Portellada conoce la Olivera del Plà, un ejemplar centenario que se protegerá La Portellada conoce la Olivera del Plà, un ejemplar centenario que se protegerá
Los vecinos realizaron una excursión hasta la Olivera del Plà, donde se ha instalado un panel informativo

La Portellada conoce la Olivera del Plà, un ejemplar centenario que se protegerá

La Comarca del Matarraña presentó a los vecinos el proyecto Oliveras centenarias
La Comarca del Matarraña presentó el martes por la tarde en La Portellada el proyecto Oliveras centenarias y singulares, inventario de 120 ejemplares localizados en este territorio. La presentación al público local de esta iniciativa, que está financiada por el Grupo de Acción Local (GAL) Bajo Aragón-Matarraña (antigua Omezyma), estuvo precedida por la visita a la Olivera del Plà , uno de los ejemplares milenarios que se han incorporado al catálogo realizado en el marco de este proyecto.

Además de catalogarse, la Olivera del Plà también ha quedado perfectamente señalizada por encontrarse próxima al casco urbano de La Portellada y ser un árbol al que resulta fácil acceder. Ayer por la tarde, los vecinos de La Portellada fueron invitados a conocerla en una excursión organizada por la tarde por la Comarca del Matarraña antes de la presentación oficial del proyecto.

Según explicó la técnico de Patrimonio de la institución, Ana Casasús, “el catálogo de oliveras centenarias es interno y no se hará público en su integridad, aunque a partir de éste se ha realizado una selección de ocho oliveras que, además, se han señalizado”. La selección de estos ejemplares singulares
obedece a que los árboles que pueden ser visitados han de estar accesibles, cerca de un camino para que la gente pueda llegar a verlos fácilmente”. Los ocho que podrán visitarse se encuentran en Arens de Lledó, dentro de la Ruta de los túmulos y cerca de los grabados del Mas d’en Jerra; en Calaceite; en La Portellada; en Fórnoles; en Fuentespalda, cerca de la ermita de Sant Pere Mártir; en La Fresneda, en Mazaleón y, finalmente, en Lledó.

La Comarca del Matarraña, a través de un proyecto de cooperación que desarrolla con el GAL  Bajo Aragón-Matarraña (en el que también participan los Ayuntamientos de Belmonte de San José, Torrevelilla y La Codoñera), ha llevado a cabo la catalogación de los olivos que existen en el territorio.

En el marco de este proyecto se han inventariado 120 olivos centenarios, algunos de los cuáles han sido datados. De todos se ha realizado un análisis varietal y en los ocho señalizados se han colocado paneles de interpretación en los que aparece información relativa al olivo en particular (variedad, dimensiones y edad estimada) y a diferentes aspectos del olivar del Matarraña. Además, para el correcto direccionamiento de los visitantes, se han colocado señales direccionales compuestas por postes de madera y placas de aluminio que guían hasta la ubicación.

Según detalló Ana Casasús, aunque solamente ocho se pondrán en valor con la señalítica correspondiente, se han localizado ejemplares centenarios en todos los pueblos de la delimitación comarcal.

Patrimonio a proteger


La técnico de Patrimonio añadió, además, que el proyecto contempla la realización de una guía digital que se colgará en la página web de la Comarca del Matarraña y cuyo objetivo es poner en valor la importancia de este cultivo en todo el territorio. “Estamos hablando de un patrimonio que no solamente es importante desde el punto de vista agrícola y económico, sino que tiene una importancia ambiental y cultural, porque está presente en toda nuestra comarca a lo largo de la historia”. En este sentido, enfatizó que “nuestra intención es poner la mirada en estos olivos centenarios que han llegado hasta nosotros y que son monumentos de la naturaleza. Queremos ponerlos en valor y protegerlos, y mentalizar a la gente para que no los arranque, porque tienen un enorme valor patrimonial”.

Para la selección de los árboles singulares se ha seguido un criterio común y reconocido: a 1,30 metros de altura, el perímetro del tronco del árbol debe sobrepasar los 3,5 metros.

Para cada una de las oliveras seleccionadas e incluidas en el catálogo se ha elaborado “una ficha general en la que se incluyen tanto las coordenadas de su ubicación acompañadas de cartografía, como las mediciones tomadas en cada una de ellas y serie de descripciones consideradas de interés”, detalló la técnico de Patrimonio. Además, toda esta información se ha complementado con una colección de fotografías en las que se resaltan los diferentes aspectos de cada olivera.

La publicación en la página web de la información del olivar en la comarca del Matarraña incorporará información acerca de las diferentes variedades que se pueden encontrar, sobre el paisaje del olivo (que está en estrecha relación con la técnica de la 'piedra seca'), sobre el cultivo propiamente dicho, entre otras consideraciones. Además, se hará hincapié en el cultivo tradicional, en el aceite de oliva y en las olivas, en el comercio del aceite, en el patrimonio cultural relacionado con el cultivo del olivo, en la fauna y en la flora relacionada… Junto a toda esta información se añadirán las fichas de las ocho oliveras seleccionadas.

El redactor recomienda