Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Cinco pueblos más se incorporan  al ‘Porta a porta’ en el Matarraña Cinco pueblos más se incorporan  al ‘Porta a porta’ en el Matarraña
Recogida de materia orgánica a domicilio ‘Porta a porta’ en la Comarca del Matarraña

Cinco pueblos más se incorporan al ‘Porta a porta’ en el Matarraña

Son La Portellada, Ráfales, Torre del Compte, Valjunquera y Valdeltormo

Las localidades de La Portellada, Ráfales, Torre del Compte, Valjunquera y Valdeltormo, en la Comarca del Matarraña, se incorporarán en el último trimestre de este año al sistema de recogida de residuos Porta a porta (PAP), que tras varios años implantado en cinco municipios de la delimitación comarcal ha conseguido reciclar hasta el 66% de los residuos generados.

La Junta de Gobierno de la Comarca del Matarraña aprobó la semana pasada la entrada en el Porta a porta de las mencionadas localidades, un “paso importante más para la implantación de la recogida selectiva en todo el territorio’.

La incorporación de estas cinco nuevas localidades supondrá la creación de una nueva ruta, lo que supondrá la creación de dos nuevos puestos de trabajo, más uno que se reubicará de la ruta de recogida convencional, al nuevo trayecto PAP, según informó la institución comarcal ayer por la mañana. Además, la puesta en marcha de esta nueva ruta supondrá la adquisición de un nuevo camión tricompartimentado y una pick up, según señalaron las mismas fuentes.

Así las cosas, La Portellada, Ráfales, Torre del Compte, Valjunquera y Valdeltormo se unirán a los municipios que en su momento estrenaron el sistema de recogida selectiva del Matarraña (Fuentespalda, Monroyo, Peñarroya de Tastavins, Torre de Arcas y Fórnoles), con lo que serán diez los municipios que participarán del sistema de reciclado.

Según informó la institución comarcal, el centro gestor de materia orgánica se mantendrá en la planta de compostaje de Peñarroya de Tastavins.

Los vecinos de las cinco nuevas localidades que se incorporan al sistema recibirán formación específica para conocer en qué consiste esta metodología y cómo deben proceder para reciclar los residuos generados en casa.

Según la institución comarcal, “el objetivo final es cumplir los requisitos de la política comunitaria de residuos”.

Con la implantación de este sistema de reciclaje, la Comarca del Matarraña ya ha conseguido uno de sus primeros objetivos: reducir los residuos domésticos y comerciales -papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables- destinados a la reutilización y reciclado en un 50%. No en vano, en el primer año de funcionamiento prácticamente llegó a niveles del 70%. Entre los objetivos siguientes figura el reciclaje de los bioresiduos, cuya recogida selectiva se iniciará, según el calendario que maneja la Comarca del Matarraña, en 2023.

Igualmente, el Matarraña se propone iniciar el reciclado de productos textiles y de materiales peligrosos domésticos en 2024.

Un 261% más

Los resultados del proyecto piloto de recogida selectiva de la materia orgánica han sido exitosos. La institución comarcal incrementó su porcentaje de reciclaje en un 261% en el primer año de funcionamiento del PAP, al pasar de reciclar el 19% de toda la basura que generó en 2017 a un 66% en los municipios que formaron parte del proyecto piloto (Fuentespalda, Peñarroya de Tastavins, Monroyo y Torre de Arcas, a los que se sumó este año Fórnoles).

La recogida selectiva consiguió reducir la fracción resto en un 66%. Conforme disminuía la fracción resto como contrapartida se produjo un aumento de la recogida de papel cartón, de los envases ligeros, del vidrio, de la ropa y, sobre todo, de la materia orgánica. Esta última se ha implementado por primera vez en los pueblos del programa piloto.

Tras el primer año de funcionamiento, 130 toneladas de materia orgánica separadas a domicilio en los cuatro municipios han ido a parar a la planta de compostaje que la Comarca del Matarraña puso en marcha en Peñarroya de Tastavins, en unas instalaciones cedidas por el Ayuntamiento que estaban en desuso.

El redactor recomienda