Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

La segunda ruta del Porta a Porta del Matarraña no estará operativa hasta el último trimestre del año La segunda ruta del Porta a Porta del Matarraña no estará operativa hasta el último trimestre del año
Un camión recoge un contenedor de materia orgánica

La segunda ruta del Porta a Porta del Matarraña no estará operativa hasta el último trimestre del año

El retraso en el suministro de los vehículos obliga a retrasar su implantación

El sistema de recogida Porta a Porta de la Comarca del Matarraña se extenderá a finales de este año con una nueva ruta que pasará por las localidades de Ráfales, La Portellada, Torre del Compte, Valjunquera y Valdeltormo, quedando otros tres o cuatro municipios que han solicitado incorporarse a este modelo de recogida selectiva para una siguiente ampliación. No obstante, el retraso en el suministro de los vehículos necesarios para la extensión del sistema a las nuevas localidades obligará a posponer unos meses la implantación de la nueva ruta, que no arrancará hasta el último trimestre del año.

Así lo puso de manifiesto el presiente de la Comarca del Matarraña, Rafa Martí, quien recordó que esta semana empezarán las charlas informativas y de concienciación en las poblaciones en las que se implantará la nueva recogida selectiva, que ya funciona en los municipios de Torre de Arcas, Monroyo, Peñarroya de Tastavins, Fuentespalda y Fórnoles desde hace varios años.

“Nuestra intención era empezar en septiembre u octubre con la nueva ruta, pero tenemos problemas de abastecimiento de vehículos, así que probablemente empezaremos cuando nos los puedan suministrar, y ahora mismo no sabemos exactamente cuándo”, enfatizó Martí. Según la información de que dispone la Comarca del Matarraña, “al menos tardarán cinco o seis meses en poder suministrarnos los vehículos que hemos tenido que adquirir, de manera que como mínimo será octubre o noviembre cuando podamos poner en marcha la ruta 2”, añadió el presidente de la institución.

A partir de esta semana se organizarán charlas de sensibilización en todas las localidades que se incorporan.

La extensión de este modelo de recogida selectiva -a domicilio- supondrá la creación de dos nuevos empleos en el servicio de recogida de residuos de la Comarca del Matarraña, según informó la institución comarcal, y la reubicación de un puesto de trabajo que ahora está vinculado a la recogida convencional.

Los vehículos que la Comarca tiene que adquirir son un nuevo camión tricompartimentado y una pick up. Ambos son los que recogerán los restos que los usuarios depositen en los contenedores que tendrán en la puerta de sus domicilios. La materia orgánica se enviará al gestor que se encuentra en la planta de compostaje de Peñarroya de Tastavins.
 

Contenedores individuales que se reparten a domicilio en los pueblos de la ruta

Hasta el momento, prácticamente todos los municipios de la comarca han mostrado interés en incorporarse al Porta a Porta, aunque todavía hay algunos ayuntamientos, como Calaceite, Valderrobres, Beceite o La Fresneda, que no se han manifestado, según reconoció el presidente de la institución.

Rafa Martí informó de que “además de las charlas que comenzarán esta semana en los municipios que se incorporan a esta segunda ruta, habrá otras que se organizarán en agosto, que es un mes en el que hay mucha más gente, porque vienen los que tienen segundas residencias”. En este sentido, se aprovechará en ese momento, según apuntó Martí, para organizar talleres de formación.

El presidente comarcal manifestó que “nuestra intención es extender lo máximo posible el Porta a Porta”, esto es, que el sistema lo apliquen la mayor parte de los municipios. En relación a los costes del servicio, que se incrementarán a corto y medio plazo, informó de que “tenemos hecha una valoración económica a través de una auditoría externa que señala que en cuanto los 18 municipios estén incorporados el coste del servicio será de 90 euros anuales por vecino”. Actualmente, reconoció, “sale más caro, pero hay que tener en cuenta que se está ultimando un borrador de decreto que indica que a partir de 2020 llevar una tonelada de residuos al vertedero saldrá a 40 euros más gestión, cuando ahora son 28 euros”. Martí consideró que “si esperamos acabará saliéndonos más caro”.

El presidente hizo hincapié en que “en un plazo de dos o tres años, el coste de cada tonelada de basura se pondrá  a 100 euros como mínimo, y eso son costes aproximados del sistema Porta a Porta, con la ventaja de que en nuestro caso estaremos reciclando más del 50% de la materia orgánica”. Otra de las “ventajas” añadidas, enfatizó, “es que se crearán puestos de trabajo”.

En relación a la falta de interés que han mostrado municipios como Calaceite, Valderrobres, Beceite o La Fresneda, el presidente de la institución dijo que “si no quieren entrar finalmente en el sistema habrá que buscar alternativas, aunque de momento todas las normativas que se están preparando están orientadas a que la materia orgánica se tendrá que recoger de forma separada a partir de 2023, lo que significa que o hay una selección en origen o la recogida resultará inviable, puesto que la implantación del 5º contenedor -modelo puesto en marcha en Cretas- no sale bien”. No en vano, “si no se recicla en casa, la materia orgánica no se contabilizará como reciclada”, añadió.

Otra de las alternativas que se estudiaron en la Comarca del Matarraña para el reciclaje de la materia orgánica fue el compostaje comunitario, un modelo por el que se han decantado algunos municipios de la Comarca del Bajo Aragón, donde se va a implantar una experiencia piloto. “Ese sistema ya lo valoramos, y funciona mientras hay un responsable que composta todos los días, es decir, mientras un alguacil o un voluntario se encarga de mezclar la orgánica que van depositando los vecinos con la parte correspondiente del material que se requiere para realizar el compost”, explicó el presidente de la institución. El problema, según Martí, “aparece cuando el voluntario se cansa de serlo o cuando no tenemos alguaciles que puedan hacerse cargo de este trabajo”. Desde su punto de vista “el compostaje comunitario puede funcionar en municipios pequeños, pero no en los de mayor tamaño”.

Por otro lado, enfatizó que “con el Porta a Porta conseguimos controlar el resto de fracciones, cuyo reciclaje se incrementa en un 15% como mínimo y fácilmente se supera un reciclado del 51%”. Ahora mismo, añadió, “la Comarca del Matarraña está cumpliendo con las exigencias que determina la UE e incluso superamos los porcentajes que demanda la legislación”.

El redactor recomienda