Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Sierra de Arcos da pasos en firme para el mirador de la Sima de San Pedro La Sierra de Arcos da pasos en firme para el mirador de la Sima de San Pedro
Visita guiada a la Sima de San Pedro, organizada ayer por la Comarca Andorra-Sierra de Arcos y el Parque Cultural del Río Martín. Andorra-Sierra de Arcos

La Sierra de Arcos da pasos en firme para el mirador de la Sima de San Pedro

La Comarca encarga el proyecto para la nueva plataforma de observación y compra los terrenos
La Comarca Andorra-Sierra de Arcos ha encargado la redacción del proyecto del nuevo mirador panorámico de la Sima de San Pedro por 16.989,61 euros al estudio de arquitectura y urbanismo Bau, que en 2017 ya redactó la memoria valorada. Además, la institución ha comprado ya el terreno donde se ubica el espectacular pozo troncocónico de origen kárstico de Oliete a la Sociedad Agraria de Transformación de la localidad por 17.540 euros.

Ambos trámites, acordados por unanimidad a finales de julio por el Consejo Comarcal, suponen los primeros pasos en firme para la consecución de este proyecto, que supondrá un reclamo para los amantes de los paisajes extremos y la ornitología, así como un acicate turístico para el territorio a escasos kilómetros del balneario de Ariño.

El mirador panorámico reunirá todas las medidas de seguridad para el visitante y la práctica de la espeleología, poniendo en valor la Sima de San Pedro. La nueva plataforma estará situada sobre el estrato de caliza que aflora en lo alto del descomunal pozo troncocónico de 108 metros de profundidad de Oliete. Justo enfrente de la estructura volada que actualmente se emplea por los visitantes como mirador y por los espeleólogos como anclaje de las vías, aunque de una forma rudimentaria que el proyecto encargado al gabinete de arquitectura de Javier Borobio Sánchez mejorará sustancialmente.

El nuevo balcón volado se separará unos cuatro metros de la pared y permitirá la contemplación completa de la cavidad, según figura en una memoria valorada que el Parque Cultural del Río Martín ya encargó en 2017 al propio Borobio. Ahora, la institución comarcal ha hecho suyo el proyecto para impulsarlo decididamente.

Según explicó la presidenta comarcal, Marta Sancho, el proyecto estará concluido a finales de septiembre e incluirá un estudio de seguridad y medioambiental para evitar afecciones. Además, recientemente la comarca ha finalizado un estudio geotécnico que ha resuelto que la zona más adecuada para ubicar un túnel que acabe en el mirador es la zona de caliza justo enfrente del mirador actual.

Para licitar las obras, algo que se espera a finales de año, es fundamental que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) dé el visto bueno. El espacio está en pleno Parque Cultural del Río Martín (lugar de importancia comunitaria, LIC), en zona de especial protección para aves (ZEPA) y es Punto de Interés Geológico (PIG).

“Estamos en contacto con el Inaga. Les ha gustado el proyecto y se va a redactar con especial mimo para que quede lo más integrado en el paisaje y que moleste lo menos posible a las aves”, dijo Sancho, que agradeció a los grupos políticos su apoyo a la iniciativa y, a la propiedad anterior de estos 20.000 metros cuadrados, su predisposición a facilitar la puesta en valor de este espacio de biodiversidad único.

Un balcón al final del túnel


La Comarca Andorra-Sierra de Arcos tiene previsto invertir del orden de 600.000 euros en esta nueva infraestructura para simplificar su acceso.
Sancho se mostró convencida de que este “proyecto estrella” servirá de puerta de entrada al turismo en el territorio, como ya lo es el Balneario de Ariño y los Órganos de Montoro, que lindan con Ejulve.

La sima es un sitio único en Europa, no hay un accidente geográfico parecido ni con tanta biodiversidad”, subrayó Sancho, que lamentó que en este momento las instituciones públicas no le puedan dar la promoción que merece porque las medidas de seguridad y la accesibilidad no son las adecuadas.

El mirador se situará unos diez metros por debajo del cono superior de la sima. Para darle salida se excavará un túnel desde la curva de la pista que da acceso al paraje, con una longitud de trinchera de 120 metros, una profundidad media de unos 7 metros y un ancho en la base de unos 3,5 metros.

La memoria valorada, que ha de ser confirmada por el proyecto, propone que el túnel se excave a cielo abierto para posteriormente cubrirlo. Estaría hecho con elementos prefabricados como hormigón, pudiendo dejar visto algún tramo de suelo y paredes. Estará iluminado.

En el extremo del túnel que da a la sima estará ubicado el mirador. La grandeza del entorno y su profundidad, según esta memoria, se vería acentuada por el hecho de haber llegado hasta ella a través del túnel, no demasiado ancho. Esa sensación de sorpresa y vacío al llegar al punto de observación se vería potenciada por el recorrido previo, de unos 100 metros, una distancia similar a la profundidad de la sima (108 metros).

En el otro extremo, junto a la curva de la pista de tierra que da acceso motorizado al pozo troncocónico, estará la entrada a la instalación, equipada con una sala interpretativa de lo que se va a ver, baños y venta de recuerdos. En la misma curva se acondicionará un terreno para el estacionamiento de vehículos.

Sancho subrayó que la instalación estará “integrada paisajísticamente” y será “totalmente accesible” a personas con movilidad reducida. El balcón actual no se eliminará, pero será útil “en caso de emergencia”, apuntó la responsable.

La presidenta calculó que harán falta dos puestos de trabajo para explotar las visitas, pues además hay otro proyecto para unir la sima con el cercano Cabezo de San Pedro, una espectacular fortaleza de época ibérica, salvando el barranco que los separa con un puente colgante.

El redactor recomienda