Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Los vecinos no empadronados de Beceite protestarán mañana por tener que pagar para acceder a los parajes naturales Los vecinos no empadronados de Beceite protestarán mañana por tener que pagar para acceder a los parajes naturales
La manifestación empezará en la ermita de Santa Ana

Los vecinos no empadronados de Beceite protestarán mañana por tener que pagar para acceder a los parajes naturales

Rechazo firme a la decisión tomada por el Ayuntamiento de la localidad

Los vecinos no empadronados que tienen segundas residencias en Beceite han convocado una manifestación este sábado por las calles del pueblo como protesta por la ordenanza que les obliga a pagar para acceder a los espacios naturales de La Pesquera y El Parrizal. Los afectados se sienten “discriminados” por una decisión que tildan de “recaudatoria”.

“Somos vecinos que tenemos en el pueblo nuestra segunda casa o somos hijos de vecinos que viven en el pueblo, pero que vivimos fuera y nos tratan como si no lo fuéramos”, denuncian, al tiempo que consideran que la imposición de pagar 10 euros por acceder al Parrizal y seis euros por hacerlo en La Pesquera es “discriminatorio”.

El cobro de tasas está vigente desde hace años para los turistas, pero se “impuso también para los no empadronados el año pasado con la excusa de la covid”, señalan desde la Asociación de Vecinos de Segundas Residencias de Beceite, quienes critican que el pago haya quedado institucionalizado sin atender a sus quejas. Consideran que “las zonas naturales se han convertido en la gallina de los huevos de oro” para el Ayuntamiento, a quien han enviado un escrito firmado por 150 personas reclamando un trato equitativo con el resto de vecinos (los empadronados) “y no hemos obtenido ni respuesta ni cita para sentarnos a hablar”, denuncian.

Motivos económicos

Lamentan que el Ayuntamiento “se dedique a enviar cartas a la población argumentando primero motivos económicos y ahora animándonos a empadronarnos para tener los mismos derechos que los vecinos empadronados, que no pagan por acceder a los espacios naturales”. Añaden, además, que “el único impuesto que nos diferencia es el impuesto de circulación de vehículos, algo que no podemos pagar aquí porque lo pagamos dónde estamos empadronados”.

Una de las portavoces de la recién creada asociación vecinal, Montse Boix, recordó que “el Ayuntamiento nos insta a empadronarnos cuando un ciudadano tiene que estarlo en el lugar donde tiene fijada su residencia”. En este mismo sentido, Boix lamentó que “en la carta que hizo pública el Ayuntamiento prácticamente nos acusaba de ser los causantes de los problemas de la España Vaciada”, cuando “muchos no nos hemos ido por gusto, sino por necesidad. Volvemos a nuestras casas para disfrutar de nuestras vacaciones y este Ayuntamiento nos quiere privar de disfrutar libremente de nuestros espacios naturales, nos considera turistas de paso”, lamentó esta vecina.

El consistorio beceitano, dicen, “ha modificado y está aplicando una ordenanza municipal en la que discrimina por motivo de empadronamiento”, lo que supone que “no nos consideran vecinos, cuando somos parte de la vida del pueblo”.

Boix lamentó que las quejas de los afectados por la modificación de la ordenanza haya tenido cero respuesta por parte del Ayuntamiento de Beceite, solamente una carta publicada en la aplicación del e-abando que ha sido considerada ofensiva por aquellos que no están empadronados en Beceite.





“Hasta el año pasado, los vecinos de segundas residencias accedíamos de manera libre al Parrizal y La Pesquera; con la excusa de la pandemia se nos impuso un pago ya el año pasado, y ya nos pareció mal, pero lo dejamos estar por el momento en que nos encontrábamos. Lo que no esperábamos es que este año volvieran a repetirlo”, enfatizó Montse Boix.

El objetivo de la manifestación, que arrancará a las 9.30 desde la ermita de Santa Ana y terminará en el Ayuntamiento, es “reivindicar que modifiquen la ordenanza de acceso a los espacios naturales para los segundos residentes”. Boix lamentó que “en la carta del ayuntamiento, parece que por que nosotros paguemos entrada se van a salvar las finanzas municipales, y eso no tiene sentido”, sobre todo, añadió, “cuando nosotros pagamos los mismos impuestos que el resto de vecinos empadronados, todos salvo el impuesto de circulación”.

La asociación está “estudiando” si la medida de establecer distinciones entre vecinos por cuestión de empadronamiento es legal. Según la portavoz de la asociación, “hay jurisprudencia sobre otros casos, y el Defensor del Pueblo ya se ha pronunciado en otros municipios señalando que no se puede discriminar por motivos de empadronamiento”.

Afectados

Por otra parte, la portavoz lamentó que el Ayuntamiento de Beceite ni siquiera les haya citado para escucharles. “Cualquier ayuntamiento citaría a las personas o a sus representantes para sentarse a hablar y a escuchar, pero en este caso ha enviado una respuesta dirigida a los vecinos empadronados en la que se aducen motivos económicos para justificar que no pueden eximirnos del pago de la tasa”.

Según la portavoz de la asociación de afectados, “muchos vecinos del pueblo están con nosotros y no les parece bien lo que han hecho, porque no hay que olvidar que parte de los vecinos de segundas residencias son hijos del pueblo, gente que se ha marchado a estudiar fuera, que está residiendo en otra ciudad y que está empadronado, como es lógico, en el lugar en el que reside”, añadió.

Problema de gestión

A su juicio, se trata de “un problema de gestión, porque lo de limitar los accesos a la zona natural se puso en marcha por un objetivo medioambiental, para controlar la afluencia de gente, puesto que la llegada de turistas estaba desmadrándose y se saturaban las zonas naturales. Sin embargo, ahora hay un afán recaudatorio, porque se han duplicado los turnos (uno de mañana y otro de tarde), lo que supone un problema para las personas que van con niños, que, después de visitar el Parrizal, tienen que ir corriendo para salir a tiempo”.

Por otro lado, recordó que los segundos residentes “somos personas que siempre procuramos ir a las pozas de baño cuando no hay turistas; solemos estar un rato y volver a casa, no nos pegamos allí toda la tarde como los visitantes que vienen de fuera”, añadió.

Al ser puente en Cataluña, los organizadores de la manifestación creen que podrán llegar a congregar a 100 personas. “No lo sabemos seguro, porque es difícil saber si la gente va a optar por subir al pueblo o por irse a la playa, pero hemos organizado la manifestación pensando que en este puente habría más gente en Beceite”.

El redactor recomienda