Síguenos
Menos pastillas y más zapatilla: el plan de la DGA en Andorra para mejorar la salud Menos pastillas y más zapatilla: el plan de la DGA en Andorra para mejorar la salud
Joaquín Bielsa, Mariano Soriano, Marta Sancho y Francisco Javier Falo, este martes en la sede de la comarca

Menos pastillas y más zapatilla: el plan de la DGA en Andorra para mejorar la salud

El programa piloto de prescripción médica de la actividad física en la comarca echa a andar

Mejorar la salud de los pacientes con la actividad física, evitando la sobremedicación, para una buena calidad de vida. Ese es el objetivo del Plan de prescripción de la actividad física beneficiosa para la salud (Pafis) que el Gobierno de Aragón llevará a cabo hasta final de año en la Comarca Andorra-Sierra de Arcos, junto a Calatayud y Bajo Cinca.

El programa piloto fue presentado este martes en la sede comarcal en Andorra a alcaldes y consejeros por los directores generales de Deporte y Salud Pública, Mariano Soriano y Francisco Javier Falo, y a partir de la semana que viene se comenzará a trabajar en un calendario con los sanitarios y técnicos deportivos.

El proyecto cuenta con financiación cercana a los 480.000 euros, procedentes de los fondos Next Generation de la Unión Europea, dentro del programa de digitalización del sector deportivo. Incluye el desarrollo de un plan de prescripción de la actividad y ejercicio físico como forma de mejorar la salud, ante la evidencia científica de que ayudan a mejorar la salud y el bienestar general de las personas.

Para ello, se dispondrá de una herramienta digital que dará soporte al plan y se formará de manera específica en programas de actividad y ejercicio físico saludables tanto al colectivo de educadores físicos y deportivos como al personal sanitario.

Unidades activas de ejercicio

Este plan contempla la creación de Unidades Activas de Ejercicio Físico (UAEF) en las comarcas, donde se atenderá a los pacientes derivados por los profesionales sanitarios y se les recomendará la actividad física más adecuada.

El Pafis también permitirá que, desde los centros de salud, se recomiende la actividad física como un activo que mejora la salud de las personas, tanto a nivel físico como a nivel emocional.

Además, el Gobierno de Aragón colaborará con las universidades aragonesas para el diseño del programa de recomendación de la actividad física.

Actualmente, la Estrategia de Atención Comunitaria del Departamento de Sanidad cuenta entre sus herramientas con un protocolo para la recomendación de activos para la salud, que ya es utilizado por los profesionales de atención primaria. En el futuro, el objetivo del Gobierno de Aragón es que la receta deportiva esté implantada en toda la Comunidad Autónoma.

Deporte “a la carta”

Soriano explicó que lo que hace el modelo es “integrar el sistema sanitario con el deportivo, a través de los centros de atención primaria y los servicios comarcales y municipales de deporte, para prescribir no solo medicaciones sino actividad física y deporte en función de las diferentes patologías”.

El responsable confió en que la aplicación informática sea una herramienta “clara y fluida” para la “comunicación entre profesionales sanitarios, pacientes y técnicos deportivos”.

La idea es que “la gente coja la costumbre de hacer actividad física como hábito para mejorar la salud, tanto personas de 16 años como de 70”, enfatizó. El objetivo es mejorar la condición física en general para prevenir patologías cardíacas o musculares, “activos saludables que van dirigidos a mejorar todos los aspectos que inciden en la calidad de vida del ciudadano” y que, “a largo plazo, genera una sanidad más barata”, destacó Soriano.

Las actividades físicas a prescribir van desde los paseos a carrera a pie o bicicleta, pasando por actividades aeróbicas o de fuerza controlada en gimnasios o centros deportivos, especialmente de la cabecera comarcal. El servicio comarcal de Deportes también se desplaza diariamente a los pueblos. En principio, no habrá que hacer contrataciones.

También se hará incidencia en moderar el consumo de alcohol, erradicar el tabaquismo y dar pautas para mejorar el descanso y la alimentación.

Los profesionales, satisfechos

La coordinadora de enfermería del centro de salud de Andorra, Ana García, saludó el programa y destacó que dará “formalidad” a iniciativas como Andorra Saludable o las recomendaciones de activos para la salud que se venían aplicando, que tienen su máximo exponente en los paseos por la comarca que de forma recurrente se organizan, con almuerzos saludables incluidos.

“Hemos medicalizado los malestares”, admitió la sanitaria. “Me duele la espalda: pastilla; no me encuentro bien porque mis hijos se han separado: pastilla. El objetivo de esta estrategia es fomentar los recursos que tiene cada población para mejorar el bienestar sin necesidad de medicalizar. Antes de mandar analgésicos, vamos a probar a hacer gimnasia específica para personas mayores, por ejemplo”, propuso la enfermera.

Además de la mejora física que experimentan las personas que acuden a los paseos saludables, también evolucionan las emociones de los usuarios. “Hay gente que no hablaba con nadie, que no salía, y desde que los hacemos están fenomenal y se encuentran mejor”, concluyó.

Por su parte, el coordinador de Deportes de Andorra-Sierra de Arcos, José Ángel Alloza, valoró “cualquier programa dedicado a la mejora de la salud mediante la actividad física”, algo que viene bien a quien sufre cualquier patología. También se mostró dispuesto a seguir llevando los beneficios del deporte a todos los rincones de la comarca en colaboración con los sanitarios.

 

El redactor recomienda