Síguenos
Piden 22 años de prisión para el joven acusado del homicidio de su novio en una piscina de Alcañiz Piden 22 años de prisión para el joven acusado del homicidio de su novio en una piscina de Alcañiz
Palacio de Justicia de Teruel, sede de la Audiencia Provincial, en una foto de archivo

Piden 22 años de prisión para el joven acusado del homicidio de su novio en una piscina de Alcañiz

La Audiencia Provincial de Teruel fija el juicio con jurado para la semana del 7 de marzo
La Fiscalía pedirá 22 años de prisión por un delito de homicidió agravado contra el hombre que presuntamente ahogó a su novio, del mismo sexo, en la piscina de un masico a 3 kilómetros de Alcañiz en julio de 2020. La Audiencia Provincial de Teruel ha señalado la vista oral para la semana del 7 de marzo y será un Tribunal del Jurado compuesto por personas de la calle el que juzgue al acusado.

Los hechos que serán juzgados ocurrieron el 12 de julio de 2020 en un masico de la carretera de Castelserás (A-1409), a tres kilómetros de Alcañiz, donde J. J. M. M., de 29 años en aquel momento, provocó presuntamente la muerte de su novio, de 40 años y natural de Valencia, por ahogamiento en una piscina al parecer durante una discusión.

El acusado se encuentra ingresado en la prisión provincial de Teruel desde entonces a la espera de juicio. La Fiscalía le acusa de un delito de homicidio agravado y pide 22 años de prisión, mientras que la acusación particular, en representación de los familiares de la víctima, solicita 22 años y medio por un presunto delito de asesinato. En su escrito de calificación provisional, la defensa reduce la pena a 4 años por considerar que se trata de un homicidio imprudente.

Tanto la abogada de la acusación particular, Amparo García, como el letrado de la defensa, Fernando del Campo, declinaron ayer dar detalles sobre cómo van a enfocar el juicio al ser con Tribunal del Jurado para evitar contaminar a las personas que lo integren con cualquier información previa que pueda aparecer.

La vista está señalada para los días 7, 8 y 9 de marzo, aunque los abogados no descartan que se pueda prolongar un día más. La clave estará en determinar si hubo intencionalidad o no por parte del acusado de acabar con la vida de su novio, que falleció ahogado en la piscina del masico de los padres del primero.

García señaló que va a ser un juicio “muy técnico” puesto que no hay testigos y la prueba se basará en las periciales. Los padres del acusado estaban ese día y fueron los únicos testigos de lo que pudo pasar, pero los dos han fallecido con posterioridad, por lo que no se podrá contar con su testimonio en la vista.

El redactor recomienda