Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

La Audiencia de Teruel juzga el martes y el miércoles al Rambo de Requena La Audiencia de Teruel juzga el martes y el miércoles al Rambo de Requena
Operativo de la Guardia Civil en la zona donde fue detenido el Rambo de Requena en junio de 2020. Bykofoto/Antonio García

La Audiencia de Teruel juzga el martes y el miércoles al Rambo de Requena

El fiscal y las acusaciones piden penas de entre 29 y 61 años de prisión
banner click 244 banner 244
La Audiencia de Teruel juzga el martes y el miércoles próximos a Pedro Lozano Giménez, el conocido como Rambo de Requena, por la fuga que protagonizó en junio de 2020 por la provincia turolense, durante la que hirió a dos guardias civiles que le perseguían, a uno de ellos de gravedad, y por lo que la fiscalía y las acusaciones piden penas de entre 29 y 61 años de cárcel.

La fiscalía y la acusación en nombre de la Asociación Unificada de Guardias Civiles pide penas que suman 29 años de prisión por presuntos delitos de tentativa de homicidio, continuado de robo en vivienda habitada, sustracción de vehículo, coacciones y tenencia ilícita de armas.

Por su parte, el abogado de los dos guardias civiles tiroteados eleva la petición de condena a 61 años al calificar los hechos como dos presuntos delitos de tentativa de asesinato, lesiones graves, atentado contra agentes de la autoridad, robo en casa habitada, robo de vehículo, conducción temeraria, tenencia ilícita de armas y coacciones graves.

La presencia en la provincia de Teruel del Rambo de Requena, de 30 años, fue detectada en junio de 2020, después de cometer diversos delitos violentos en la Comunidad de Valencia y protagonizar una larga fuga por zonas boscosas y de campo.

El 8 de junio de 2020 robó una carabina y un coche en la población turolense de El Castelar y se desplazó en el vehículo robado a Muniesa, donde fue arrinconado en un callejón desde el que se enfrentó a los dos agentes que le perseguían, uno de los cuales resultó herido de gravedad en un brazo y el abdomen.

Huyó del lugar en un coche que tenía las llaves puestas y continuó su fuga hasta Andorra, donde chocó con un muro, se introdujo en un vehículo en marca y amenazó al conductor para que iniciara la marcha en dirección a Albalate del Arzobispo.

Después, se apeó del coche y huyó hacia una zona agreste donde, tras enfrentarse a los agentes que le perseguían, recibió un disparo mientras trataba de ocultarse en unos arbustos.

La vista se celebrará durante dos días y ante el tribunal comparecerán para declarar más de treinta testigos y peritos.

El redactor recomienda