Síguenos
El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ratifica la sentencia de 27 años de cárcel al Rambo de Requena El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ratifica la sentencia de 27 años de cárcel al Rambo de Requena
El Rambo de Requena, conducido a la Audiencia Provincial de Teruel para ser juzgado en marzo de este año

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ratifica la sentencia de 27 años de cárcel al Rambo de Requena

Desestimados los recursos presentados por la acusación particular y la defensa

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha ratificado la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Teruel contra Pedro Lozano Giménez, conocido como el Rambo de Requena, condenado a 27 años de prisión por siete delitos, entre ellos dos de homicidio en grado de tentativa, después de que en junio de 2020 disparase contra dos guardias civiles en Muniesa, a uno de los cuales hirió de gravedad, cuando huía. El alto tribunal aragonés considera que el fallo de la Audiencia es correcto y rechaza los recursos presentados tanto por la defensa como por la acusación particular.

El letrado del acusado argumentaba que los hechos eran constitutivos de un delito de lesiones y pedía una rebaja considerable de la pena privativa de libertad, mientras que el abogado de la acusación particular, en representación de los dos guardias civiles, sostenía que la calificación de los hechos no era correcta al entender que se trataba de una tentativa de asesinato, por lo que reclamaba un incremento de los años de prisión.

Juzgado en marzo

Lozano fue juzgado en marzo de este año por haber disparado en junio de 2020 contra dos guardias civiles, a uno de los cuales hirió de gravedad en un brazo. Huía de un dispositivo policial tras sustraer un vehículo en la localidad de El Castellar, donde se había escondido en una casa no habitada tras acceder a ella por la fuerza, ya que era objeto de un amplio operativo de búsqueda desde hacía meses en la Comunidad Valenciana por otros delitos cometidos allí.

Durante la vista oral, las partes ya mostraron sus discrepancias sobre la calificación jurídica de los hechos. Finalmente la Audiencia Provincial le condenó por sendos delitos de homicidio en grado de tentativa, uno de ellos con resultado de lesiones graves puesto que hirió en un brazo a uno de los agentes que le interceptaron en Muniesa cuando se metió en un callejón sin salida con el vehículo que había robado para huir.

Por estos dos delitos la Audiencia le impuso 11 y 9 años de prisión, aunque después sumó otras penas privativas de libertad, hasta alcanzar en total los 27 años de cárcel, por delitos de tenencia ilícita de armas, robo con fuerza en casa habitada continuado, conducción temeraria y coacciones.

El redactor recomienda