Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Repollés recuerda al PP que no puede obligar a los facultativos a vivir en Alcañiz Repollés recuerda al PP que no puede obligar a los facultativos a vivir en Alcañiz
Sira Repollés, el viernes en el pleno del Parlamento autonómico. Cortes de Aragón

Repollés recuerda al PP que no puede obligar a los facultativos a vivir en Alcañiz

Marín afea que el gerente del Salud sea condescendiente con los deseos capitalinos de los médicos
La convocatoria de oposiciones un año y el concurso de traslados al ejercicio siguiente que propuso el gerente del Salud, José María Arnal, en una visita reciente al hospital de Alcañiz es el mejor instrumento legal que tiene en estos momentos el Gobierno de Aragón para fidelizar profesionales, ya que no puede obligar a un facultativo a ejercer en un hospital periférico si no quiere.

Así lo explicó este viernes en las Cortes de Aragón la consejera de Sanidad, Sira Repollés, a pregunta de la portavoz del ramo del PP, Ana Marín, que afeó la condescendencia en el mensaje que el responsable sanitario trasladó a los facultativos del centro bajoaragonés para que puedan volver cuanto antes a Zaragoza.

“¿Considera que la medida contribuye a luchar contra la despoblación?”, preguntó Marín, que se mostró consciente de que la ley no se puede incumplir pero reprochó que Arnal explicara literalmente que es la fórmula para que “en poco tiempo puedan regresar a Zaragoza”, donde vive la mayoría, a ejercer.

“Daño sobre el medio rural”

Esas palabras causan “daño sobre el medio rural” y las “zonas despobladas”, especialmente en los hospitales periféricos, a los profesionales y a sus pacientes”, destacó Marín.

En su turno de réplica, la consejera dijo que el gerente solo comunicó lo que dicen los estatutos y los decretos: “Que los procedimientos de movilidad voluntaria se efectuarán cada dos años en cada servicio de salud”. Lo mismo refleja el plan de incentivos que el Gobierno de Aragón diseñó con el consenso del sector en 2017 para centros de difícil cobertura, consolidando “empleo fijo y de calidad mediante la convocatoria de ofertas de empleo público y procedimientos de movilidad periódicos”.

Marín aclaró en su segundo turno de intervención que “el problema no es lo que dice la ley” sino “lo que el señor Arnal dijo”, de tal manera “que los profesionales que acudan a los hospitales periféricos sepan que pueden volver a Zaragoza, pintándolos como si fueran el infierno”, reprochó.


“Usted no cree en Teruel”

“Usted, profesional sanitario, venga por favor, pero no sufra que en un año le vamos a permitir volver a Zaragoza”, interpretó Marín, que destacó que Teruel, Alcañiz, Calatayud, Barbastro o Jaca “son ciudades extraordinarias para vivir”.

No obstante, afeó a Repollés, “usted no cree en Teruel y más que nunca me reafirmo en estas declaraciones”.

En su turno de dúplica, Repollés coincidió en que todas esas ciudades son “magníficas para vivir” y puso en valor que el Departamento de Sanidad hace por que las plazas sean atractivas y fidelizar a los profesionales.

Recalcó que el anteproyecto de Ley de Dinamización Rural quiere garantizar el acceso con equidad a todos los servicios, y que recientemente hubo una reunión entre las dos Castillas y Aragón en la que se puso de manifiesto la preocupación “y las acciones iniciadas para conseguir que la sanidad sea equitativa porque es un instrumento básico para luchar contra la despoblación”.

“Compromiso no nos falta, ideas no nos faltan y esas ciudades merecen el compromiso, pero de eso a privar a un facultativo a trasladarse donde él considere oportuno va un abismo”, concluyó la responsable.

El redactor recomienda