Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Unijepol exige al alcalde de Alcañiz que “respete”  al jefe de la Policía Local Unijepol exige al alcalde de Alcañiz que “respete”  al jefe de la Policía Local
Pedro Obón e Ignacio Urquizu, en una imagen de 2019. Ayuntamiento de Alcañiz

Unijepol exige al alcalde de Alcañiz que “respete” al jefe de la Policía Local

Urquizu le destituyó después de que la Justicia reconociera sus emolumentos

La Unión Nacional de Jefes y Directivos de Policía Local (Unijepol) exige al Ayuntamiento de Alcañiz y al Gobierno de Aragón que cumplan “escrupulosamente la legalidad” y “respeten los derechos” del jefe de la Policía Local de Alcañiz, Pedro Obón. El agente fue destituido verbalmente en julio por el alcalde, Ignacio Urquizu, dos semanas después de que una sentencia judicial reconociera su derecho a percibir 30.000 euros en concepto de compensaciones por los cinco años en los que a efectos prácticos ha ejercido de subinspector y no de oficial.

Unijepol, organización a la que está afiliado Obón, pone a disposición del jefe de la Policía Local sus servicios jurídicos y los de la Asociación de Jefes de la Policía Local de Aragón (Ajepla, con la que mantiene un convenio de colaboración) para la “inmediata solución de este lamentable conficto”, indica en su web.

La asociación pide que se ejecuten “los trámites necesarios para normalizar la conflictiva situación que hoy sufre la Policía Local” de Alcañiz, y que se dé cumplimiento a la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo de Teruel para que Obón perciba los emolumentos que se le adeudan.

Por último, solicita al Ayuntamiento que evite “toda decisión municipal que no esté amparada estrictamente en el ordenamiento jurídico y en el Derecho”.

Según explicó el abogado de Obón, Víctor Gómez, el agente fue nombrado jefe accidental de la Policía Local en 2017, lo que le obliga a desarrollar funciones superiores compatibles con la categoría de subinspector. Sin embargo, afirmó, en cinco años el consistorio solo le ha abonado las retribuciones correspondientes a la categoría de oficial, “incrementadas con un mínimo importe”.

El 7 de abril de 2021, Obón reclamó al Ayuntamiento por la vía administrativa y se reunió con Urquizu, que según el abogado declinó cualquier acuerdo. Es por ello que el agente acudió al Contencioso, que el 29 de junio de 2022 condenó al consistorio al abono de las diferencias retributivas, estimadas en 30.000 euros, con los intereses legales devengados desde la fecha de la reclamación a la Administración.

Expediente disciplinario

Dos semanas más tarde, el 11 de julio, el alcalde incoó expediente sancionador contra Obón por la comisión de una infracción “muy grave” por "desobediencia abierta a las indicaciones realizadas” por el alcalde, así como por la concejala delegada de Personal y el concejal delegado de Seguridad Ciudadana, Irene Quintana y Kiko Lahoz, “en cuanto a la organización del servicio”, especialmente “con los respectivos refuerzos” durante la última Semana Santa.

Con esta última actuación, argumenta la resolución disciplinaria, finaliza “un cúmulo de situaciones que por parte del jefe de la Policía vienen a desoír las órdenes efectuadas por este alcalde”.

Por otra parte, concluye el texto, “se ha procedido a requerir en innumerables ocasiones la presentación de la liquidación de la caja de efectivo que está depositada en las oficinas de la Policía Local”, la última vez y por escrito el 11 de marzo, “sin que haya sido atendido”.

El 14 de julio, mismo día en que le notificó la incoación del expediente y siempre según el abogado, Urquizu comunicó a Obón su destitución como jefe de la Policía Local de forma verbal. “Pedro Obón estaba de baja por problemas con un pie”, apostilló Gómez.  

Fue condecorado en abril

El abogado de Obón considera “chocante” que la destitución  llegara tan solo tres meses después de que el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, condecorara a este profesional, a propuesta del alcalde, con el Distintivo Azul “por su trabajo ejemplar como jefe de la Policía Local”, y que la incoación de expediente se materializara 13 días después de la sentencia.

De confirmarse formalmente la destitución de Obón, éste la recurrirá porque considera que “obedecen a represalias”.

Con respecto a la liquidación de la caja de efectivo, el abogado argumenta que el administrativo que asiste a Obón se encuentra de baja, igual que él mismo, que desde mayo ha tenido problemas en un pie. Tras la reunión con el alcalde de julio, el responsable policial acusa “un cuadro agudo de depresión-ansiedad”. Obón se presta a seguir intentando un diálogo con el consistorio.

El redactor recomienda