Síguenos
Albentosa vuelve a recrear la II Guerra Mundial por sus calles Albentosa vuelve a recrear la II Guerra Mundial por sus calles
Escenificación del combate entre el Ejército Aliado y el Ejército Alemán en la escalinata de la plaza del Ayuntamiento de Albentosa, que contó con la presencia de numeroso público

Albentosa vuelve a recrear la II Guerra Mundial por sus calles

Este año se limitó el número de recreacionistas a 180

El tradicional combate entre las fuerzas del Ejército Alemán y de las tropas del Ejército Aliado se volvió a celebrar en el casco urbano de Albentosa, sexta edición del Memorial March, plaza del Ayuntamiento y calles principales de la localidad. El motivo fue por un mayor control de seguridad sanitaria, que marcó también el número de participantes recreacionistas en la recreación histórica de la II Guerra Mundial, que fue de 180.  Pese a las limitaciones numeroso público presenció la recreación histórica. Para la próxima edición se volverá a trasladar el combate final entre el Ejército Alemán y el de los Aliados junto al río Albentosa entre los puentes.

La segunda jornada de la VI Memorial March, que recrea la II Guerra Mundial en Albentosa, se inició  en el día de ayer con la formación de las unidades de combate con un paseo militar hacia la plaza del Ayuntamiento para rendir un homenaje a los caídos. Numeroso público llenó la plaza del Ayuntamiento donde además de ver las formaciones de los dos Ejércitos en un emotivo homenaje a los caídos se entregaron los diplomas de participación a los recreacionistas por parte de la alcaldesa de la localidad, Yolanda Salvador.

Desfile de soldados del Ejército Alemán antes del combate contra el Ejército Aliado

A continuación estaba prevista la tradicional y espectacular escenificación del combate del Ejército Aliado contra el Ejército Alemán pero hubo que esperar un poco porque coincidió  al mediodía con la celebración de la misa dominical. El párroco celebró la misa con rapidez y se empezó la recreación del combate que se hace en torno a la iglesia parroquial de Albentosa. El combate finalizó con la victoria del Ejército Aliado y la rendición del Ejército Alemán y todos los participantes en buena armonía y camadería fueron a tomar un refrigerio para celebrar un encuentro que el pasado año no se pudo realizar como consecuencia de la crisis sanitaria de la Covid y que este año ha limitado las actividades y participantes.

La alcaldesa de Albentosa, Yolanda Salvador, avanzó que para el año que viene se espera que estén todos los permisos y  se regularice todo con prontitud para celebrar un Memorial March normalizado y con la vuelta del combate de la jornada del domingo al río Albentosa entre los puentes como se hizo en 2019, que se cambió el escenario. La presencia masiva de espectadores impedía ver de forma cómoda el desarrollo de los acontecimientos del combate y por eso se trasladó el escenario de la plaza del Ayuntamiento al río Albentosa entre los puentes.

En la jornada del sábado del VI Memorial Marc se hicieron recreaciones por las diferentes calles de Albentosa interactuando con los espectadores, “living history”. También se abrió la exposición de fotos en el salón del Ayuntamiento de Albentosa realizadas por Angel Salvador en la última edición del evento. Igualmente hubo displays por las calles del pueblo donde los visitantes pudieron ver desde un puesto de comunicación a un hospital de primera línea. También había un  hospital de segunda línea o un puesto de mando. Asimismo los visitantes pudieron apreciar campamentos militares de la II Guerra Mundial. Destacó una exposición fotográfica del papel de la mujer en la II Guerra Mundial. Las recreadoras explicaban a los visitantes las diferentes funciones que las mujeres realizaron en la contienda. A lo largo de las dos jornadas se pudieron disfrutar de vehículos de época como jeeps, motos, comand car, gme, etc.

Por las calles de Albentosa hubo mucho ambiente militar de la II Guerra Mundial

El presidente de la asociación  Screaming Eagles de Valencia y coordinador de los encuentros Memorial March, José Miguel Alfonso Miguel, manifestó que este año se había recreado que medio pueblo era francés y estaba el Ejército Aliado y otro medio pueblo era holandés y estaba ocupado por los alemanes y que lo que se había pretendido era hacer de Albentosa un museo vivo con las actuaciones y la interactuación con los visitantes. Valoró el hospital americano que se había montado y la participación habida con grupos o asociaciones provenientes de toda España con lo que supone de esfuerzo.

Por último, José Miguel Alfonso Belda dijo que se habían cumplido todas las medidas de seguridad con las distancias exigidas por la situación sanitaria.

Una recreación de la II Guerra Mundial entre las mejores de España

La alcaldesa de Albentosa, Yolanda Salvador, valoró la celebración de la VI Memorial March y las actividades que se han llevado a  cabo, displays, al aire libre  y por todo el municipio.

En esta lína, Yolanda Salvador destacó el hospital montado y el homenaje de la mujer en la II Guerra Mundial. En el Ayuntamiento de Albentosa había una exposición de fotografía sobre el papel de la mujer en la II Guerra Mundial. La exposición tenía más de cien fotos.

Salvador destacó que la recreación de los Memorial March estaban siendo un revulsivo no solo para Albentosa sino también para la comarca. “Vehículos de la II Guerra Mundial han salido y pudieron verse en Sarrión y en Manzanera. Albentosa cuenta con una de las mejores recreacciones de la II Guerra Mundial en España y ello se debe al rigor existente”.

Acto de homenaje a los caídos de la II Guerra Mundial en la plaza del Ayuntamiento de Albentosa

En este punto, la organización es muy exigente con el cumplimiento de la indumentaria. El coordinador del evento y presidente de Srreaming Eagles de Valencia, José Miguel Alfonso Belsa, corregía en la mañana de ayer a un recreacionista por las gafas que portaba.

Cabe recordar que la organización de Memorial March de la recreación histórica de la Segunda Guerra Mundial tiene unas estrictas normas  para quien quiera formar parte de las columnas participantes y con ello que haya un rigor histórico.

Así por ejemplo la normativa de obligado cumplimiento no permite que los soldados lleven perillas, barbas, patillas. Solo se admite el bigote reglamentario y recortado.”Aquella persona que por su situación excepcional se considera en situación de argumentar la posibilidad de la existencia de vello facial, tendrá que ir con la cara vendada de tal manera que no sea perceptible semejante vello”. Tampoco están permitidos aquellos cortes de pelo fuera de reglamento y de época, así como el pelo largo o excesivo. “No están permitidos los adornos corporales anacrónicos de ningún tipo: percing, pendientes, anillos fuera de lugar, pulseras de fantasía, tatuajes visibles, etc...”. En cuanto a relojes solo se de admite el reloj de época, en su versión de muñeca o de bolsillo. Igualmente con las gafas sólo admite el uso de gafas de época.

 

El redactor recomienda