Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Arcos de las Salinas cambia el alumbrado para eliminar la contaminación lumínica Arcos de las Salinas cambia el alumbrado para eliminar la contaminación lumínica
Una de las nuevas luminarias instaladas en Arcos de las Salinas

Arcos de las Salinas cambia el alumbrado para eliminar la contaminación lumínica

Se colocarán luminarias led de luz cálida que la emiten solo hacia abajo y en forma de V
Cruz Aguilar
Arcos de las Salinas va a sustituir los 248 puntos de luz de su alumbrado público. Colocará unas lámparas que no contaminan lumínicamente ya que solo emiten luz cálida, hacia abajo y en forma de V. La actuación se ha adjudicado recientemente a la empresa JAB Aragón Distribución Activa Multisectorial SL., que en el plazo de 20 días deberá entregar los materiales y posteriormente serán colocados por los operarios municipales.

El presupuesto de la adjudicación se eleva a 24.800 euros, correspondientes a la segunda fase ya que el montante de la actuación ronda los 62.500 euros. Partiendo de la situación actual existente y según el plan de acción planteado, esa inversión permitirá un ahorro anual estimado del 54% en el consumo eléctrico, lo que implica un periodo de retorno de unos 20 años. No obstante, en la actualidad el ahorro se consigue con un apagado parcial del alumbrado, de forma que solo están operativos el 58% de los puntos de luz, según dice el informe, donde indican que esta práctica no se ajusta a la normativa.

El alcalde, José Luis Alvir, destacó que la empresa que fabrica las luminarias está homologada por el Instituto Astrofísico de Canarias, lo que supone una garantía en lo que respecta a la eliminación de la contaminación lumínica.

Menor contaminación lumínica


El alumbrado fue renovado en el año 2002 por lo que todas las farolas se podrán aprovechar y solo se sustituirán las luminarias. Las actuales son de vapor de sodio a alta presión (VSAP) con una potencia de entre 70 y 100 vatios, pero emiten un 40% de luz por encima de la horizontal, lo que supone que se desaprovecha buena parte de la luz consumida y que contamina el cielo de forma directa, según se refleja en la auditoría lumínica elaborada a petición del Ayuntamiento.

Las luminarias que hay colocadas se ajustaban a la legislación existente pero ahora se considera que hay que mejorarlo puesto que Arcos de las Salinas es uno de los escasos lugares de la península donde la calidad del cielo nocturno es todavía excepcional para la realización de actividades científicas relacionadas con la astronomía y la astrofisica.

Las nuevas lámparas utilizadas tendrán una mínima o incluso nula emisión de componente azul, es decir, serán puntos de luz con tecnología LED de temperatura de color cálida por debajo de 2700K o PC ámbar y en luminarias con vidrio plano sin difusores instaladas sin inclinación, según rezan las especificaciones técnicas de la memoria.

El informe realizado para el proyecto plantea que la contaminación lumínica presenta numerosas repercusiones negativas a nivel energético, de sobreconsumo, sobre la seguridad debido al deslumbramiento y salud de las personas, el medio ambiente y la biodiversidad y la ciencia, a tenor de lo que se refleja en numerosos estudios de carácter técnico y científico.

El consumo actual en Arcos de las Salinas es de 12.687 kilovatios/hora al año lo que supone un coste de 5.721 euros. Sin embargo estas son las cifras correspondientes a que estén operativos aproximadamente el 58% de los puntos de luz, dado que existe un apagado parcial como sistema de ahorro. Si estuviera operativo el 100% de los puntos de luz el consumo ascendería a 22.383 kW/hora año y superaría los 10.000 euros de coste.

Según la auditoría energética, los 248 puntos de luz tienen una correcta eficacia luminosa pero el 89% de las luminarias “son de tipo villa ochocentista, que no tienen bloque óptico, por lo que presentan un bajo rendimiento y el 40% del flujo lumínico que emite la luminaria se pierde hacia las fachadas y hacia el cielo, reduciendo de forma considerable el factor de utilización, es decir el flujo útil que llega al suelo.

Por último, los puntos de los existentes en las fachadas disponen de unas alturas de instalación de unos 4 metros, una distancia del suelo que resulta adecuada, a juicio de los técnicos, tanto desde el punto de vista lumínico como de mantenimiento.

Según la auditoría energética en las diferentes calles de Arcos hay un total de siete puntos de luz que están sobre iluminados mientras que otros nueve presentan iluminación baja. Además hay poca uniformidad puesto que buena parte de los puntos de luz están apagados durante la noche.

No obstante el informe refleja que los niveles de iluminación general cumplen los límites de la normativa y solo siete calles presentan sobre-iluminación. La uniformidad es reducida debido al bajo rendimiento de los puntos de luz y a la elevada distancia que hay entre ellos. Esto se incrementa aún más debido al apagado parcial puesto que aumenta la distancia entre luminarias.

Regulación de flujo lumínico


Las nuevas lámparas incorporarán la regulación del flujo luminoso, algo que no tienen las actuales. El ratio de consumo por habitante y año en el municipio es de 541,8 kilovatios hora, una cifra excesiva teniendo en cuenta que la media estatal está en 116 kilovatios hora por habitante.

El Ayuntamiento de Arcos de las Salinas realizó la auditoría energética y lumínica para la adecuación de su alumbrado exterior público con varios objetivos, entre ellos fomentar la eficiencia energética, consiguiendo el máximo ahorro y mejores prestaciones lumínicas y respetando las condiciones de oscuridad del medio nocturno tanto en el municipio como en su entorno.

En este sentido hay que recordar que Arcos de las Salinas es un lugar excepcional para la práctica de la astronomía a nivel científico divulgativo y turístico y en el término municipal se ubica el Observatorio Astrofísico de Javalambre gestionado por el centro de estudios de física del cosmos de Aragón.

El redactor recomienda