Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Concentración en Ladruñán para exigir el arreglo de la carretera TE-8102 Concentración en Ladruñán para exigir el arreglo de la carretera TE-8102
Los vecinos de Ladruñán realizaron llamativas pancartas con mensajes para reivindicar el arreglo de la TE-8102

Concentración en Ladruñán para exigir el arreglo de la carretera TE-8102

El alcalde recuerda que les prometieron que se acondicionaría con el Fite
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Los vecinos de los barrios de Ladruñán, El Crespol y La Algeciras se concentraron el pasado martes 23 de agosto en protesta por el mal estado de las carreteras que comunican con estos núcleos, la TE-8101 y, especialmente, la TE-8102, para la que reclaman que se arreglen los seis kilómetros que les unen con Santolea y que se encuentran “en un estado lamentable”.

La concentración se inició en Ladruñán y desde esta pedanía partieron 35 coches hacia Castellote, en cuya plaza los vecinos mostraron pancartas con sus reivindicaciones. Quieren que la partida del Fondo Especial para Teruel que según explicó el alcalde, Domingo Espada, tenían asignada, se utilice como les prometieron desde la Diputación de Teruel para el arreglo de la TE-8102. “Tras muchos años de promesas incumplidas, estamos hartos de ver que no se arregla nada y que hay pocas garantías de que en un futuro lo vayan a hacer”, explicaron en el manifiesto que leyeron en la plaza de Castellote.

En ese documento también hablaban de la “estrechez y el alto tráfico de camiones de gran tonelaje que desgastan el firme de la carretera”. En este sentido el alcalde comentó que soportan el tráfico de los camiones que explotan la mina de Santolea, lo que provoca graves daños en el firme.

Domingo Espada aseguró que desde la Diputación de Teruel les habían prometido una partida del Fite para arreglar la carretera, “pero luego nos dieron que se iba a destinar a la de Molinos a Castellote”, dejándoles, según sus propias palabras, con un “cabreo monumental”. Aseguró que llevan más de ocho años con las promesas del arreglo y precisó que hace cuatro, en la anterior legislatura, “quitaron 800 kilómetros de curvas”, detalló. La reivindicación vecinal es ahora que arreglen los seis kilómetros: “No pedimos una autopista, sino un poco de asfalto y que nos ensanchen las curvas”, dijo.

Anunció que están barajando realizar nuevas movilizaciones y concretó que posiblemente la próxima, para la que aún no hay fecha, será a las puertas de la sede de la Diputación de Teruel, en la capital turolense.

La DPT dice que ha actuado en las zonas donde era más urgente

La Diputación de Teruel explicó que han realizado diversas actuaciones en la vía de Ladruñán centradas en aquellas zonas donde era más urgente. Es el caso de la entrada a esta pedanía, donde se acometió una notable inversión en 2019 para facilitar el paso de vehículos al núcleo, porque la entrada era muy estrecha y fue necesario hacer una importante obra de gran envergadura. También se ha actuado desde el área de mantenimiento del Servicio de Vías y Obras, realizando actuaciones de bacheo y conservación, dentro del plan anual del Departamento para dar soluciones a las zonas más deterioradas.

Fuentes de la Diputación reconocieron que la reparación de la vía de Ladruñán es una necesidad que está contemplada en las previsiones de los trabajos del Servicio de Vías y Obras de la Diputación de Teruel, siempre atendiendo a las disposiciones presupuestarias de la institución, que ahora se han visto condicionadas por la inversión que ha habido que priorizar precisamente en esa zona, en la vía que une Castellote con sus barrios, uno de ellos Ladruñán.

La inversión en la TE-38, que se eleva a 1,2 millones, es vital para conectar a los barrios con Castellote y darles salida a localidades más grandes.

El redactor recomienda