Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Cs defiende que la PAC la perciban los que trabajan la tierra y cuidan del ganado Cs defiende que la PAC la perciban los que trabajan la tierra y cuidan del ganado
Román de Álava (izquierda), Ramiro Domínguez, Adrián Vázquez y Óscar Gracia, en la explotación de porcino de Ferreruela de Huerva

Cs defiende que la PAC la perciban los que trabajan la tierra y cuidan del ganado

El eurodiputado Adrián Vázquez alerta de que las exigencias ambientales de la UE pueden provocar cierres de granjas
Cruz Aguilar

Rebajar las exigencias medioambientales fijadas por Europa y que en la nueva Política Agrícola Común sean los que trabajan la tierra y cuidan del ganado los que cobren las ayudas son los dos objetivos prioritarios que se fija Ciudadanos (Cs) en Europa y así lo manifestó Adrián Vázquez, eurodiputado de la formación naranja, durante la visita que realizó a varias explotaciones ganaderas del Jiloca.

Vázquez, que estuvo acompañado por el portavoz de Agricultura de Cs en las Cortes de Aragón, Ramiro Domínguez, mostró su preocupación por varias cuestiones de la negociación que ahora se está realizando en Europa sobre la PAC. Recordó que el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “prometió rebajar las exigencias medioambientales de las granjas españolas” y no solo no lo ha logrado sino que “cada vez hay más condicionantes ambientales y mayor porcentaje de ecoesquemas”, lamentó, para añadir que eso podría traducirse en el cierre de numerosas explotaciones. En su opinión, “hay que ir hacia la sostenibilidad ambiental” pero sin que conlleve la clausura de numerosas granjas españolas.

También se mostró muy crítico con la ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, a quien acusó de “llevar medidas adelante que lo único que hacen es perjudicar al sector primario”, dijo. Otra de las cuestiones que preocupan al eurodiputado de Cs es que España pasa de ser el segundo receptor neto de ayudas europeas a convertirse en el tercero.

La visita del eurodiputado por el Jiloca concluyó con una comida con sindicatos agrarios en un restaurante de Calamocha

Tanto Domínguez como Vázquez consideran que el sector porcino es clave para la economía aragonesa y detallaron que hay un total de 16 millones de cerdos y todo el proceso de transformación se ubica en la Comunidad Autónoma, que dedica la mayor parte de la producción a la exportación.

Durante la visita, Román de Álava,  propietario de la explotación porcina El Navajo, de Ferreruela de Huerva, que tiene 7.200 cerdos de cebo y es una de las de mayor tamaño de la provincia de Teruel, lamentó ante los representantes de Cs que la PAC se haya convertido “en un plan de pensiones” y planteó la necesidad de que sea quien trabaja las tierras o se hace cargo del ganado el que cobre las ayudas puesto que el propietario ya percibe el arrendamiento por las mismas.

En este sentido Ramiro Domínguez especificó que las actuales ayudas de la PAC a la ganadería de ovino las perciben propietarios de los derechos por valor de 2,5 millones de ovejas mientras que entre todas las explotaciones existentes solo suman 1,5 millones. “En vez de pagar por hectárea se debería pagar por cabeza”, sentenció.

Decreto de purines

Ramiro Domínguez también se refirió al Decreto de Purines del Gobierno de Aragón para apuntar que aunque la normativa es necesaria, el índice de saturación que se ha puesto es muy bajo lo que puede llevar consigo que el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (Inaga) “pueda poner problemas a determinadas granjas”. Señaló que hay “puntos calientes” en la Comunidad Autónoma donde no se está autorizando la puesta en marcha de estas explotaciones, y citó el Matarraña o el Cinca Medio y las Cinco Villas en la provincia de Zaragoza. “Aquí en el Jiloca hay terreno suficiente para echar purín”, dijo, para añadir que “es un fertilizante y no un residuo”. El diputado en Cortes de Ciudadanos lamentó que haya “800 empresas esperando autorización ambiental en Aragón” e instó al Inaga “a dar esos permisos en las zonas que no están saturadas”,

El propietario de la explotación de Ferreruela también lamentó las numerosas trabas burocráticas existentes a la hora de emprender en el medio rural y puso su granja como ejemplo, ya que el proyecto nació como granja de madres pero la demora en la obtención de permisos le hizo reconvertirla en porcino de cebo con el fin de poder amortizar la inversión a más corto plazo: “Si no no tenía tiempo de amortizarla antes de la jubilación”, lamentó.

En la visita estaba también presente el alcalde de Ferreruela de Huerva, Óscar Gracia, quien destacó la riqueza que ha creado el sector ganadero en la zona y la que supondrá en un futuro con la  llegada del matadero de Tonnies a Calamocha. No obstante, comentó que el turístico “es un sector pujante en este país”, destacó que cada vez se busca más el turismo de naturaleza, y “este lugar, a seis kilómetros de la Sierra de Cucalón, y a diez de donde se va a instalar el matadero de Tonnies, sería el lugar perfecto para intentar desarrollar un proyecto con fondos europeos que se dedique a investigar la posibilidad de producir derivados de los residuos animales cuya aplicación sea compatible con el turismo de naturaleza”, matizó. Señaló que una posible solución para los purines sería una planta de secado  que permitiría su almacenaje y posterior aplicación “como sólido no molesto”.

Tras la visita de Ferreruela recorrieron una explotación de ovino extensivo en El Poyo del Cid para conocer las necesidades de sus propietarios. La visita por el Jiloca concluyó con una comida de trabajo en Calamocha a la que acudió el alcalde de la localidad y presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, junto a   representantes de varias agrupaciones y sindicatos agrarios.

El redactor recomienda