Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El Centro de Recuperación Ambiental de Villarquemado atiende a 180 animales, un 50% más que el año pasado El Centro de Recuperación Ambiental de Villarquemado atiende a 180 animales, un 50% más que el año pasado
La veterinaria Mariví Martínez, con un zorro atendido en el Croa de Villarquemado

El Centro de Recuperación Ambiental de Villarquemado atiende a 180 animales, un 50% más que el año pasado

La mayoría de la fauna silvestre que llega hasta las instalaciones son aves, principalmente vencejos
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Un total de 180 ejemplares, de 44 especies diferentes, han sido atendidas a lo largo de este 2022 en el Croa, Centro de Recuperación y Observación ambiental que está situado en Villarquemado, junto a la laguna del Cañizar. Las cifras registradas suponen un incremento del 50% con respecto a las de 2021, cuando ingresaron 120 ejemplares de 22 especies diferentes. Es un centro de atención primaria donde se trata a la fauna silvestre que llega y, en función de la especie que es o de las necesidades que tiene, se atiende hasta su completa recuperación o se deriva al Centro de Recuperación de La Alfranca.

La mayor parte de los animales atendidos son aves (un total de 38), a los que hay que sumar seis mamíferos, (erizo, murciélago común, murciélago orejudo, tejón, garduña y zorro). En este sentido, según los datos facilitados por la responsable del Croa, Iovanka de Leonardo, un total de 70 de los animales que han ingresado (45,75%) son vencejos comunes. Les sigue la cigüeña blanca, con 9 individuos, que suponen un 5%. y el avión común, con 8 ejemplares (4,44%). Un total de cinco individuos se han atendido de cada una de las especies catalogadas como cernícalo vulgar, carbonero y milano.

Entre los animales atendidos destaca un águila real que le entregaron en enero. Iovanka de Leonardo explica que si un particular encuentra un animal silvestre herido lo que tiene que hacer es llamar al 112, que serán los que lo deriven al lugar adecuado. Hasta Villarquemado llegan aves y mamíferos recogidos en diferentes puntos de la provincia, ya que su ámbito es provincial.

Colaboración vecinal

En cuanto al elevado número de vencejos, Iovanka de Leonardo comenta que se trata de aves que crían en oquedales, en sitios que “cuando hace mucho calor se sobrealimentan y los pollos salen”, argumenta. La responsable del Croa valora de forma muy positiva la colaboración ciudadana a la hora de atender a las especies que están enfermas y destaca que el número de especies diferentes  se ha duplicado en 2022 con respecto a 2021, de 22 a 44.

Detalla que cuando a estas especies silvestres las recoge un ser humano es porque están muy enfermas. Entre los ejemplares que han llegado hasta el Centro de Recuperación de Villarquemado había con disparos, fracturas, golpes en tendido eléctrico o posibles electrocuciones.

Recuperados y liberados

De los animales hay 153 especies catalogadas y 27 no catalogadas. De todos ellos más de la mitad –un total de 96, lo que supone casi un 40% del total– han sido recuperados y liberados, 36 fallecieron (un 20%) y 14 eutanasias (7,77%). A todos ellos se suman algo mas de un 18% que fueron trasladados al Centro de Recuperación de La Alfranca. Se trata de una cifra que, en palabras del director de Medio Natural, Diego Bayona, es baja para el potencial que tiene este centro y vaticina un “crecimiento exponencial en los próximos años”. El responsable se muestra muy contento con la labor desarrollada en el Croa de Villarquemado puesto que “gestiona un gran porcentaje directamente, los recupera y libera en la naturaleza”, asegura.

La labor del centro de Teruel, que es el único que hay en Aragón de atención primaria, es de vital importancia para aligerar la carga de trabajo del de La Alfranca, “que está saturado” dice Bayona, quien adelanta que disponen de un proyecto para su ampliación por valor de 1,5 millones de euros.

Detalla que los 50.000 euros destinados al Croa de Villarquemado, que se gestionan a través de la Asociación Caradria, “son muy rentables para el Gobierno de Aragón”.  Como concreta el director de Medio Natural, el Croa debería haber abierto sus puertas en el año 2020, pero se retrasó a 2021 a causa de la pandemia.

Centro veterinario

El Croa cuenta con instalaciones adecuadas a la atención de la fauna, como jaulas individuales para los ejemplares ingresados en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI). También hay almacén, nevera y arcón congelador para almacenaje de los diversos alimentos que ingiere la fauna silvestre; una oficina con ordenador y base de datos para registro de ingresos, baño completo, vestuarios y una sala común para estancia y pernocta de cuidadores y voluntarios. En el Croa trabajan dos personas durante tres meses y cuatro durante el mes de más faena.

El Croa cuenta con un centro colaborador en veterinaria, el Centro Clínico Veterinario, ubicado en Teruel, donde se tratan aquellos animales que así lo requieren. Se trata de una clínica que ofrece un servicio especializado y cuenta con sala de rayos X, quirófano, laboratorio, ecógrafo e incubadora.

 

El redactor recomienda