Síguenos

432_1200x150-bueno.gif banner click 432 banner 432

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

435_diario-de-teruel-1200x150.gif banner click 435 banner 435

Medio Natural presenta un plan de gestión del Humedal de El Cañizar para casi 800 hectáreas Medio Natural presenta un plan de gestión del Humedal de El Cañizar para casi 800 hectáreas

Medio Natural presenta un plan de gestión del Humedal de El Cañizar para casi 800 hectáreas

La superficie máxima de inundación entre Cella y Villarquemado es de 243 hectáreas en años lluviosos
banner click 236 banner 236

La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón ha elaborado y presentado un plan de gestión del Humedal Singular del Cañizar en el que contempla un superficie total de ámbito de aplicación de 795,02 hectáreas, pero la superficie máxima de inundación es de 243 hectáreas entre Cella y Villarquemado y en años lluviosos. Se espera que este plan suscite el acuerdo entre todas las partes implicadas, municipios, agricultores, ecologistas, regantes y Administraciones al compatibilizar todos los usos. La aplicación depende de la Confederación Hidrográfica del Ebro y DGA.

El portavoz de la Asociación Red Impulso Rural del Jiloca, David Mansilla, manifestó que tras años de elaboración con alegaciones y contra alegaciones la Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón y cuyo director es Diego Bayona, se había terminado el plan de gestión del Humedal Singular del Cañizar.

El objeto del plan de gestión, expone el documento, es establecer las medidas e instrumentos de gestión y de planificación necesarios para compatibilizar el desarrollo de las actividades socioeconómicas del entorno del humedal singular con el mantenimiento de un estado de conservación favorable para el mismo.

David Mansilla explicó que el plan de gestión del Humedal Singular del Cañizar, un documento de 75 páginas, señala que la superficie total del ámbito de aplicación es de 795,02 hectáreas repartidas entre los términos de Cella (335,12 ha) y Villarquemado (459,90 ha).

La superficie máxima de inundación es de 243,6 hectáreas en la cota máxima del humedal 989,5 metros.

El volumen máximo del humedal con 243,6 ha es de 1.580.976,03 metros cúbicos.

Ámbito de aplicación

“El ámbito de aplicación del plan incluye terrenos de titularidad pública (municipal), no susceptibles de aprovechamiento agrícola rentable económicamente, dado su encharcamiento en periodos húmedos y la salinidad del terreno”, expone el plan de gestión.

En el apartado fauna del plan de gestión expone que la laguna del Cañizar y su entorno poseen altos valores ecológicos asociados a su biodiversidad. “Una adecuada gestión del espacio puede suponer un gran potencial para la conservación de especies ligadas al ecosistema del humedal”. Por ejemplo de la grulla se  recoge que durante el mes de febrero y coincidiendo con la migración prenupcial alcanza sus mayores números.

En cuanto a vegetación puede definirse “como un mosaico de formaciones mejor o peor constituidas, que reflejan por un lado, el carácter fluctuante de este ecosistema y, por otro, el escaso tiempo transcurrido desde su regeneración como zona húmeda”.

 

Visita al humedal del director de Medio Natural, Diego Bayona


En el capítulo de regulación de usos y actividades, el plan de gestión explica que “deberán regularse en función de la zonificación del espacio, de forma que se asegure la conservación de los valores naturales, históricos y culturales, compatibilizándola con el desarrollo de las actividades que se desarrollan en el territorio”. Se añade que de acuerdo con el Inventario de Humedales Singulares de Aragón se establece que su régimen de protección, la autorización de los distintos usos  y actividades será competencia de la Dirección General del Gobierno de Aragón con competencias en materia de gestión de la Red Natura de Aragón. Entre los usos y  actividades autorizables se encuentran, entre otros, las de educación ambiental, turismo ecológico o de interpretación de la naturaleza por personas físicas o jurídicas con carácter colectivo o individual y con o sin ánimo de lucro; sin perjuicio de los derechos de los propietarios”. Está prohibido por ejemplo el uso de herbicidas.

El plan de gestión del humedal establece un comité del humedal un órgano gestor, que corresponde a la Dirección General,  y un comité consultivo del humedal, que estará constituido por al menos por el Gobierno de Aragón, CHE, Ayuntamiento de Cella y de Villarquemado, Junta General de Aguas, conservacionistas y sector turístico. También cuenta con órgano asesor, consejo científico.

David Mansilla afirmó que el plan de gestión del Humedal Singular del Cañizar es una “oportunidad” para conseguir inversiones como lo está haciendo el Ayuntamiento de Villarquemado que lleva medio millón de euros en actuaciones de mejora, como pueden ser en caminos, señalizaciones, senderos, etc. “La Unión Europea prima cada vez más por la conservación de espacios naturales”.

También apuntó la competencia que tiene la Confederación Hidrográfica del Ebro, que dejó la llave de la compuerta de regulación del agua a los regantes en una dejación de funciones y que había llegado el momento en el que todo el mundo está poniendo de su parte para llegar a una actuación consensuada en el plan de gestión del humedal del Cañizar en una compatibilización de usos agrícolas, turísticos, conservacionistas, ganaderos. “Todos los usos son compatibles”, destacó.

Gestión de la laguna

El documento del plan de gestión del Humedal Singular del Cañizar recoge que fue en el año 2006, cuando la Confederación Hidrográfica del Ebro impulsa el inicio de las labores de restauración del humedal con el visto bueno de la Junta General de Aguas del Río Cella y Acequia del Cañizar mediante el cierre de acequias y la construcción de una mota-zanja que permitiría mantener cierto nivel de agua dentro de la zona inundada y drenar a fincas exteriores.

“En el año 2008 se inundaron un total de 380 hectáreas. Ese mismo año, la Junta General de Aguas decide no estimar la petición de recuperación de la laguna del Cañizar, pero las obras ya habían sido ejecutadas”.

A lo largo de 2011, la Asociación  de Amigos de la Laguna del Cañizar con el apoyo de la Fundación Biodiversidad, financió un proyecto realizado por el Centro de Estudios del Jiloca que consistía en la creación de un sendero perimetral, la construcción de un observatorio principal en Cella, un embarcadero y la instalación de un cercado electrónico que permitiese la llegada de búfalos de agua para el control de la vegetación emergente.
 

El portavoz de la Asociación Red Impulso Rural del Jiloca, David Mansilla


A petición de la Junta General de Aguas del río Cella y Laguna del Cañizar, la CHE comenzó las obras relativas a la instalación de compuertas para el control de caudales en la laguna. El Inaga autorizó a la CHE la construcción de las compuertas con la condición de que se elaborara un plan de gestión para las mismas.

En 2012 se incluye a la laguna en el Inventario de Humedales Singulares de Aragón a propuesta del Ayuntamiento de Cella. En el 2014 se inició el procedimiento administrativo para declarar Zepa a la laguna del Cañizar. Sin embargo ante las alegaciones recibidas durante el periodo de información pública la propuesta fue desestimada en 2016.

“Las tensiones generadas entre las partes por todos estos acontecimientos, llevaron al presidente de la CHE a hacer entrega de las llaves de la compuerta situadas en la Acequia Madre y en el dren perimetral a la Junta General de Aguas del río Cella y Acequia del Cañizar”.

Convocatoria

El Ayuntamiento de Cella impulsó en 2018 la convocatoria de una consulta popular entre los vecinos del municipio  en relación a la declaración de la finca municipal El Prado como Zepa. Dicha consulta se resolvió con un claro respaldo a la postura contraria a la inclusión del espacio en la Red Natura 2000. Esta serie de acontecimientos han venido generando un clima de tensión en la zona, entre los partidarios de la laguna recuperada y los que abogaban por recuperar la situación previa a 2006.

En el año 2017 las Cortes de Aragón aprobaron una Proposición no de Ley que instaba al Gobierno de Aragón a abrir un proceso de diálogo entre todas las partes implicadas con la laguna del Cañizar. Entre 2018 y 2019 se abrió un proceso de participación ciudadana para alcanzar acuerdos.

El objeto del plan de gestión, que ahora se ha terminado, es buscar las medidas para compatibilizar el desarrollo de las actividades socioeconómicas del entorno del humedal singular  con el mantenimiento de un estado de conservación favorable para el mismo.

 

 

El redactor recomienda