Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

El Gobierno de Aragón destina 830.000 euros a consolidar doce pontones de la Silent Route El Gobierno de Aragón destina 830.000 euros a consolidar doce pontones de la Silent Route
Soro (quinto por la derecha) observa los micropilotes colocados en el puente de Cañada de Benatanduz. Marcos Navarro

El Gobierno de Aragón destina 830.000 euros a consolidar doce pontones de la Silent Route

Las inversiones en la A-1702 entre Ejulve y La Cañada superan los 4 millones en los últimos años
banner click 236 banner 236

El Gobierno de Aragón invertirá 830.000 euros en las obras de emergencia que acometerá hasta finales de marzo para la consolidación de 12 pontones sobre los que se asienta el firme de la carretera autonómica A-1702 a su paso por los términos municipales de Villarluengo y Cañada de Benatanduz.

Se estima que las obras estén finalizadas a finales de marzo. La planificación de las actuaciones contempla el cierre de la carretera y desvíos provisionales por Tronchón y Mirambel para llegar a Cantavieja y Teruel en un tiempo razonable, y que los trabajos puedan ser compatibles con el tráfico rodado, explicaron este martes los técnicos de Carreteras al consejero Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, durante su visita a las obras del puente por el que discurre la carretera panorámica The Silent Route en la Cañada.

El responsable estuvo acompañado del director general de Carreteras, Bizén Fuster; el director provincial del departamento, Ignacio Belanche; y el delegado territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, Benito Ros, así como por alcaldes y alcaldesas de la zona.

El aumento del tráfico pesado en esta vía ha provocado problemas tanto en el firme como en los pontones que lo sustentan en varios tramos. La inversión prevista en esta obra de emergencia es de 830.508 euros a los que se suman los 800.000 euros que ya se han invertido en los pasados dos años para hacer mejoras en esta carretera, recordó Soro.

El consejero explicó que los pontones (estructuras de mampostería que hay en algunos tramos de curva para el paso de vehículos) “han sufrido en los últimos tiempos muchos desperfectos”, entre ellos “fisuras, desconchados y se estaba empezando a abrir el intradós de los arcos”.

De modo que el pasado verano se colocaron testigos que revelaron incipientes “movimientos estructurales”, algo “preocupante y por eso estamos haciendo una actuación de emergencia”, explicó Soro.

Al detalle

La actuación trata fundamentalmente de que el arco de los pontones, “que es el que está sufriendo el peso ahora mismo” y por ello presenta “desperfectos y riesgo de colapso”, deje de soportar peso. “Para eso, lo que hacemos es construir, rodeando el arco, un pórtico con micropilotes” verticales que van “cosidos con hormigón” para producir dos “U invertidas” sobre las que se coloca “una losa de hormigón armado”, detalló el consejero. Con todo, “al final construimos una estructura nueva sobre el arco, de modo que ya en el futuro todo el peso” lo soporte esta nueva construcción, concluyó Soro.

Además, se aprovecha para actuar en el firme de la calzada, que se encontraba deteriorado. La intervención consiste en un reciclado del material existente al que se añade cemento y, posteriormente, se extiende una nueva capa de firme. Además, se cosen grietas.

Soro confesó que la inversión inicial de 600.000 euros superará finalmente los 800.000 porque “van surgiendo cuestiones conforme se va desarrollando la obra”.

En concreto, “cuando se empezó a hincar los micropilotes se comprobó que, en los estribos del arco, el suelo es de piedra, sin material fino, y eso hacía que no hubiera una sujeción perfecta y al final va a ser necesario inyectar mucha lechada de cemento para compactar”.

En todo caso, Soro dio por buena esta inversión en conservación porque “era totalmente necesaria y va a permitir que estos pontones tengan una vida muy larga, y máxima seguridad y confort para la conducción”.

Más de 4 millones invertidos

El consejero reconoció que la A-1702 era una carretera en la que históricamente “se había invertido poco”, si bien el Ejecutivo autonómico empezó hace unos años a acondicionar tramos con el Fondo de Inversiones de Teruel (Fite).

Para que las actuaciones tuvieran continuidad y no dependieran de lograr ayudas, dijo Soro, “cuando llegué a la consejería decidí no invertir más a través del Fite sino del presupuesto del Departamento”, mediante el que se hizo “una inversión muy potente entre Ejulve y los Órganos de Montoro”, de 2,5 millones de euros. Posteriormente se han gastado otros 800.000 euros “en refuerzo de firme en estos dos últimos años”, a lo que hay que sumar la inversión de los pontones. En total, más de 4 millones.

“Es una carretera muy importante para la gente que vive en el territorio y también para el turismo”, destacó Soro, quien recordó que la A-1702, rebautizada como The Silent Route, “es un icono del slow driving y de la naturaleza, del turismo rural, del paisaje, del patrimonio y, por lo tanto, es necesario tenerla en perfectas condiciones”.

Plan Extraordinario

Soro reconoció que los presupuestos ordinarios de su departamento presentan “problemas de inversión”, por lo que “estamos impulsando un proyecto muy ambicioso que es el Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras”, por el que a través de once concesiones de otros tantos itinerarios que vertebran el conjunto de Aragón se invertirán más de 500 millones de euros y posteriormente serán las empresas concesionarias que las que se encargarán de la conservación.

“A través de este método concesional se haría el 30% de la red, de modo que podríamos focalizar la inversión en el 70% al que nunca llegan las inversiones a cargo del presupuesto”, planteó el consejero.

El redactor recomienda