Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

El mojo canario se cuela en la carta del restaurante del campin de Bronchales El mojo canario se cuela en la carta del restaurante del campin de Bronchales
Los hermanos Navarro descienden de la Sierra de Albarracín

El mojo canario se cuela en la carta del restaurante del campin de Bronchales

Los hermanos Navarro pasar de trabajar a pie de playa en Lanzarote a la alta montaña turolense
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Los hermanos David y Carlos Navarro están al frente del restaurante del campin de Bronchales, en cuya carta han introducido algunos de los ingredientes típicos de la cocina canaria, que es la zona desde la que llegaron hace unos meses, como el mojo picón.

Los hermanos Navarro llegaron desde Lanzarote, donde llevaban el restaurante del puerto deportivo, a través del programa Pueblos Vivos, que busca atraer nuevos pobladores hasta el medio rural turolense.

En su caso tenían en mente mudarse a Teruel, pero la pandemia aceleró el proceso. En su cocina siempre olía a pescado y ahora es la carne a la brasa el plato que más triunfa, pero también otros en los que han fusionado los sabores típicos canarios, como el mojo picón, con aquellas recetas que no faltan en ningún restaurante aragonés que se precie, como la oreja. A los platos más típicos se suman otras propuestas diferentes como las gyozas de cerdo o la focaccia de mozzarella, que ya preparaban en Lanzarote.

Los hermanos Navarro cogieron el restaurante Diecisiete Veintisisete –nombre que hace referencia a la altitud del establecimiento– en abril. Precisamente esos 1.727 metros poco tienen que ver con el nivel del mar de su anterior negocio de restauración.

Sin embargo David Navarro, que está al frente del comedor mientras su hermano Carlos se ocupa de la cocina, señala que el público es parecido puesto que en ambos casos se trata principalmente de turistas.  Cuentan con unas 40 plazas en los comedores y otras tantas en las terrazas exteriores.

El redactor recomienda