Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

El sendero fluvial entre Aliaga y Montoro estará listo en seis meses y costará medio millón El sendero fluvial entre Aliaga y Montoro estará listo en seis meses y costará medio millón
Una de las zonas en Montoro donde se habilitarán pasarelas para poder salvar el cauce del Guadalope

El sendero fluvial entre Aliaga y Montoro estará listo en seis meses y costará medio millón

Tendrá un recorrido de 19,6 kilómetros y salvará las aguas del Guadalope con pasarelas y un puente colgante
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

Un paseo fluvial enlazará las localidades de Aliaga y Montoro de Mezquita, que es una pedanía de Villarluengo, a través del PRT10, un recorrido de 19,6 kilómetros por el cauce del río Guadalope con una duración de 5 horas y 35 minutos. Las obras se han adjudicado a Prames, comenzarán después de Semana Santa y el plazo de ejecución es de seis meses. El coste de los trabajos será de casi 500.000 euros.

Los barrancos y el agua se salvarán a través de diez puentes permeables, que son aquellos que no frenan el agua en caso de avenida; cuatro pasarelas longitudinales de 40, 50 55 y 78 metros de longitud y un puente colgante de 25 metros que salvará un barranco en el término municipal de Villarluengo.

El proyecto se presentó este miércoles en Aliaga, donde la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Gloria Pérez, calificó el recorrido, que estará listo en medio año a partir del inicio de las obras tras la Semana Santa, de “un lujo para estos municipios y estas comarcas”.

Pérez indicó que supondrá un recurso que servirá de revulsivo para el turismo ya que mostrará, a través de pasarelas y puentes, “un territorio abrupto”. Así, detalló que discurre junto al Guadalope y supondrá la creación de “un producto turístico de calidad sostenible”.

La responsable de Turismo destacó la importante inversión que supone el proyecto, cercana a los 500.000 euros –procedentes todos ellos de varias anualidades del Fondo de Inversiones para Teruel (Fite)– y comentó que el sendero que se habilitará está declarado como de interés autonómico con uso preferentemente pedestre. Comentó que Aragón cuenta actualmente con 5.475 kilómetros de senderos y por ellos pasaron más de 1,6 millones de senderistas en 2021, una cifra que supone un aumento superior al 100% con respecto al año 2012.

Miradores

Además, entre las actuaciones se han previsto colocar miradores en los barrancos de la Hoz Mala y Villarrosario y en el barandado que hay en la carretera de acceso a Montoro. Todo el camino contará con señalización tanto horizontal como vertical y habrá 35 balizas de seguimiento, 33 postes y nueve enclaves característicos del recorrido. El proyecto contempla la colocación de tres paules de información, cuatro de interpretación del entorno y otros cuatro de advertencia.

En la presentación del sendero estaba el presidente de la comarca Cuencas Mineras, José María Merino, y el alcalde de Aliaga, Sergio Uche, quien aseguró que se trata de un “proyecto ilusionante” en el que la localidad lleva trabajando “muchos años” puesto que allí hay ya varios tramos sobre el Guadalope con pasarelas. Uche argumentó que las obras que se van a ejecutar “de forma inminente” suponen el reacondicionamiento de las zonas ya trazadas y la construcción de otras, de forma que el camino que parte de Aliaga llegue hasta Montoro de Mezquita, que forma parte de Villarluengo.
 

Presentación del sendero fluvial este miércoles en la localidad de Aliaga


Gloria Pérez matizó que se trata de un proyecto promovido por la Dirección General de Turismo de Aragón junto a las entidades locales de Aliaga y Villarluengo, financiado con los fondos Fite y ejecutada por la Federación Aragonesa de Montaña (FAM)

El presidente de la FAM, Javier Franco Oteo, destacó que senderos fluviales como el que se va a construir entre Aliaga y Montoro están dando “resultados óptimos de visitantes” y “tienen una gran repercusión social”. En este sentido manifestó que aunque la inversión es elevada confían en que se recupere “en beneficio del territorio”.

La encargada de presentar las características de la actuación fue la gerente de la Federación Aragonesa de Montaña, Carmen Maldonado, quien detalló que el sendero fluvial PRT10 enlazará Aliaga con el GR8 en Villarluengo. Comentó que será un camino “seguro pero que permitirá disfrutar Del Río” y para ello se van a proyectar tanto pasarelas como puentes e incluso uno colgante que no salvará el río, sino un barranco en villarluengo. Detalló que uno de los puntos más conflictivos es el estrecho del Infierno y se salvará con la colocación de una estructura.

Recorrido

En total tendrá un recorrido de 19,6 kilómetros que se realizarán en un tiempo estimado de 5 horas y 35 minutos sin paradas. El desnivel de subida es de 245 metros y el de bajada de 5765. Anunció que las obras, que se han adjudicado por 399.000 euros más IVA, arrancarán después de la Semana Santa y que la previsión es que concluyan en seis meses: “Intentaremos no parar desde que se inicien hasta su conclusión”, comentó.

Los puentes permeables se compondrán de perfiles metálicos de acero que se unirán al terreno mediante placas de anclaje. La permeabilidad se consigue al no disponer de barandilla y resolvieron el tablero del paso con piezas de madera, separadas entre sí, que no suponen obstrucción al paso del agua.

Uno de los elementos más vistosos del recorrido será un puente colgante atirantado de 25 metros. Será una estructura de madera laminada y acero que se sustentará mediante tirantes de sirga de acero trenzado que estarán colgadas de un trazado de catenaria.

Detalló algunos de los trabajos previos ya realizados, como la redacción del proyecto, el estudio hidráulico o los miradores ya colocados, que en conjunto supusieron una inversión superior a los 32.000 euros realizados con cargo al Fite correspondiente al año 2018.

A la presentación de este miércoles asistieron un buen número de personas de diferentes municipios tanto de la comarca Cuencas Mineras como de la del Maestrazgo.

Aunque algunas de las pasarelas ya estaban construidas y los senderos tanto de Aliaga como de Montoro están en uso, desde la Federación Aragonesa de Montaña concretaron que la actuación va a realizarse en todos los kilómetros del trazado para cumplir las medidas de seguridad que marca la Confederación Hidrográfica del Ebro y también porque algunas de las estructuras han sido destruidas por las riadas. Por otro lado, se unificará la señalización en todo el recorrido.

El redactor recomienda