Síguenos

297_1200x150-trail-oliete.gif banner click 297 banner 297

298_1200x150-opticalia.gif banner click 298 banner 298

Encuentran en los montes de Celadas más restos del caza pilotado por Luis Tuya en 1937 Encuentran en los montes de Celadas más restos del caza pilotado por Luis Tuya en 1937
Para la búsqueda de los restos del piloto se recurrió también a una excavadora

Encuentran en los montes de Celadas más restos del caza pilotado por Luis Tuya en 1937

El equipo de arqueólogos no halla, sin embargo, el lugar de inhumación del piloto uruguayo
banner click 236 banner 236

Un equipo de arqueólogos ha hallado en Celadas durante el pasado fin de semana más restos del avión Polikarpov I-15 que fue derribado en 1937 y que pilotaba el aviador uruguayo Luis Tuya. Los trabajos, continuación de los realizados a principios de noviembre cuando se localizó el lugar donde la aeronave se estrelló, no han conseguido encontrar el sitio donde pudo ser inhumano el piloto.

La prospección arqueológica forma parte de la búsqueda que desde hace tiempo llevan a cabo investigadores uruguayos y españoles, que permitieron a principios de noviembre pasado localizar el lugar exacto donde se estrelló el avión de combate de la II República que se enfrentó a dos cazas del bando franquista sobre los cielos de Celadas y que presenciaron los vecinos de la localidad durante la Guerra Civil.

En la prospección que se realizó el 6 de noviembre se localizó el posible lugar donde se estrelló el Polikarpov que pilotaba Tuya, que ahora se ha confirmado con el hallazgo de muchos más restos.

Para estos nuevos trabajos que se han desarrollado entre los días 16 y 19 de diciembre, se ha contado con la financiación del Servicio de Prevención e Investigación del Patrimonio Cultural y de la Memoria Democrática del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, además de con el apoyo de la Embajada de Uruguay en España y la Intendencia Municipal de Soriano en dicho país, que es donde nació Luis Tuya.

Iniciativa

Federico Marotta, uno de los impulsores de esta iniciativa, explicó que con la campaña arqueológica desarrollada el pasado fin de semana se cerraba esta intervención, realizada mucho antes de lo que él se esperaba puesto que ha pasado poco más de un mes desde que estuvieron la primera vez.

En esta ocasión el objetivo era documentar los restos del avión Polikarpov I-15 que se estrelló tras mantener un combate aéreo, e intentar localizar si el piloto  fue inhumado allí mismo. Los hechos ocurrieron el 16 de abril de 1937 y han formado parte de la memoria colectiva de los vecinos de Celadas durante décadas, algunos de cuyos testigos presenciales siguen vivos.
 

Algunas de las piezas encontradas, entre ellas unos botones y una hebilla

Siempre se había creído que el piloto que se estrelló en el pueblo tras ser abatido en el aire era un aviador ruso, hasta que la investigación llevaba a cabo por Marotta y otros estudiosos e historiadores reveló que se trataba del piloto Luis Tuya, un pionero de la aviación de combate en Uruguay.

En esta ocasión se ha contado también con una excavadora para remover los sitios donde podría haber sido inhumado el piloto uruguayo, aunque no se han encontrado sus restos. Pese a no  localizarlo, durante los dos días de trabajos arqueológicos se han podido documentar varios centenares de piezas y material bélico del avión.

El cuerpo del aviador

Marotta aseguró que van a seguir investigando para intentar averiguar dónde pudo ser inhumado el cuerpo del aviador, para lo cual han hecho consultas a la Iglesia y acudido a otros archivos para seguir las indagaciones por esta vía.

Gonzalo Berger, director técnico de los trabajos arqueológicos, comentó que el equipo que se ha desplazado en esta ocasión ha incluido también a profesionales que han documentado audiovisualmente los trabajos y recogido el testimonio de vecinos del pueblo que fueron testigos de los hechos.

Berger explicó que se habían grabado estas imágenes para “conservar la memoria colectiva” y disponer de otra referencia documental, y también por si se pudiera hacer algún documental sobre esta historia y la búsqueda del piloto.

Más de mil piezas dispersas

Más de mil piezas han salido en los trabajos arqueológicos desarrollados en Celadas durante el pasado fin de semana, que incluyen desde material bélico, cintas de bala y vidrios que pertenecían al cuadro del avión, hasta algunos efectos personales del piloto como botones y hebillas.

El arqueólogo Gonzalo Berger comentó que podrían corresponder a la indumentaria del aviador. “Tenemos que realizar estudios para ver si podemos identificar si son de la cazadora y el pantalón, o pertenecían a algún tipo de macuto o efectos personales”, aseguró Berger, quien resaltó que en la búsqueda de la posible inhumación del cadáver se trabajó en tres zonas de extensión cercanas al lugar del avión. “En arqueología se trata de confirmar o no confirmar que está ahí, y lo que no podíamos hacer era dejarlo en la duda”, precisó.

El redactor recomienda