Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Tres espeleólogos retiran con una tirolina restos del motor del camión accidentado

Finaliza la retirada de un camión que en 1966 se precipitó al río Aguas Vivas

Un grupo de espeleólogos saca del cauce el motor troceado del vehículo

El río Aguas Vivas, en su tramo próximo a Segura de Baños, está ya libre de residuos sólidos gracias a un grupo de voluntarios de la Federación Aragonesa de Espeleología que el domingo finalizó un proyecto que para ellos ha sido un reto técnico y deportivo, nunca antes asumido.

El camión de grandes dimensiones -10.000 kilos- que desde 1966 estaba depositado en su lecho ha sido retirado por completo. Acabó allí por un accidente de tráfico y el año pasado la Federación asumió la ingente tarea de retirarlo. La operación comenzó el verano anterior y han sido necesarias varias jornadas y el trabajo de 25 personas para llevarla a cabo. La pandemia obligó además a retrasar hasta este fin de semana la última jornada, con la que se ha dado por concluida la limpieza del río.

Javier Moros, portavoz de la Federación, agradeció la colaboración de todo el equipo que ha participado en esta tarea, que ha contado con deportistas de todo Aragón. Fueron espeleólogos turolenses los que hace un tiempo les plantearon este proyecto. Se trata de un tramo del río que se emplea para hacer descenso de barrancos. Además, contribuyen a la limpieza del medio natural. Por eso, la actividad ha sido realizada en colaboración con SEO-Birdlife y Ecoembes en su lucha contra la basuraleza.

Para la jornada de este sábado estuvieron pendientes de la meteorología, porque el viernes llovió; al día siguiente el nivel del río había subido y el terreno esta ba mojado. Esto no impidió que la actividad se pudiera realizar dentro de lo previsto.

Tras los trabajos realizados el verano pasado, para este último día quedaba retirar el motor del vehículo accidentado. Previamente había sido troceado, en piezas de unos 250 kilos de peso, que fueron las que se retiraron. Para ello se instaló una tirolina de 200 metros, porque era necesario salvar un desnivel de unos 90 metros de altura.

Recogida de una de las piezas del vehículo que se precipitó al río Aguas Vivas en Segura de Baños hace 55 años

En todo el día se realizaron seis viajes para retirar todo el material. Se aprovechó además no solo para sacar el motor del camión sino también otros residuos que había en el cauce del río, como un frigorífico abandonado. La profundidad del río no fue problema en esta operación, porque era de unos 60 centímetros. Más dificultad conllevaba la ubicación del barranco, con distancias de entre 5 y 15 metros de anchura. Se actuó en una tramo de unos 300 metros, ya próximo al balneario de Segura de Baños.

La actividad de este sábado supuso realizar cortes intermitentes de la carretera, de unos diez minutos. También había expectación por ver actuar a estos espeleólogos y hubo vecinos del pueblo que se acercaron para comprobar cómo trabajaban.
 

Durante la jornada de este sábado los espeleólogos retiraron del entorno otros residuos como un viejo frigorífico

“En la Federación llevamos 20 años realizando tareas  de este estilo para retirar basura del medio natural, es nuestra aportación ecológica, pero no habíamos afrontado un proyecto de estas dimensiones, que ha supuesto un gran esfuerzo. En el Pirineo sacamos un coche en Fago. Se enteraron espeleólogos de Teruel que sabían que el camión estaba aquí desde hace 55 años y nos lo propusieron”, comentó Moros. Nada tiene que ver con los rescates de personas que realizan también. Por eso ha sido “un reto técnico y deportivo”, que además se ha dilatado en el tiempo debido al estado de alarma y los confinamientos.

 

El redactor recomienda