Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Vecinos de tres comarcas turolenses se organizan para frenar los proyectos eólicos Vecinos de tres comarcas turolenses se organizan para frenar los proyectos eólicos
Localización de las 19 centrales eólicas del proyecto PEol-765. Fuente: EsIA del proyecto,Forestalia

Vecinos de tres comarcas turolenses se organizan para frenar los proyectos eólicos

La Plataforma a favor de los paisajes alerta de un macroproyecto con 149 molinos en trece municipios
banner click 236 banner 236
La Plataforma a favor de los Paisajes de Teruel celebró una reunión abierta dirigida a vecinos de la Sierra de Albarracín, la Comunidad de Teruel y la Comarca del Jiloca en la que se explicó el proyecto PEol-765 AC, que prevé la instalación de 149 aerogeneradores en trece municipios y contra el que esta entidad presentará alegaciones. El motivo de la reunión, aparte de informar, era organizar grupos de trabajo para dar paso a mesas informativas y a posibles acciones, como recogidas de firmas en apoyo a las alegaciones que va a presentar la plataforma.

Esta entidad alertó en el encuentro, celebrado el pasado 11 de agosto, de los riesgos de este “megaproyecto” eólico presentado por Forestalia en las Comarcas Sierra de Albarracín, Comunidad de Teruel y del Jiloca.  Son 19 centrales eólicas a instalar en 13 municipios: Albarracín, Bronchales, Orihuela del Tremedal, Rodenas,  Alba, Almohaja, Santa Eulalia, Blancas, Ojos Negros, Peracense, Pozuel del Campo, Villafranca del Campo y Villar del Salz.

Suman en total 149 aerogeneradores de 200 metros de altura que ocuparán, según los documentos presentados por la empresa promotora, una superficie de 409,75 hectáreas directas entre cimentaciones, plataformas y viales, con movimientos de tierra previstos de 4.992.394,87 metros cúbicos, a lo que habría que añadir otros usos indirectos no contemplados en este proyecto. Entre la información puesta al público no se facilita el dato de la superficie total de las poligonales de los proyectos, según indicó la Plataforma a favor de los paisajes en una nota de prensa.

Entre otras afecciones de las que alerta esta entidad, destaca  la que según denuncia sufrirá el entorno del Castillo de Peracense, uno de los castillos más originales y mejor conservados de Aragón, que resultaría sitiado por los gigantes metálicos del negocio de Forestalia.  También cabe señalar el conjunto arquitectónico en piedra de rodeno de la localidad de Ródenas, en el que destaca un aljibe árabe del siglo X y la iglesia de Santa Catalina, del siglo XVI, localidad que también se verá rodeada de aerogeneradores.

El entorno, surcado por la Vía Verde de Ojos Negros y numerosos senderos turísticos homologados, perdería su atractivo turístico después de la apuesta de los municipios de la zona y las cuantiosas inversiones realizadas.

Riesgos ambientales  “extremos’

Desde el punto de vista medioambiental los riesgos son “extremos”, según la plataforma, teniendo en cuenta que en el entorno de este macroproyecto está la ZEPA de la Paramera de Pozondón y la ZEPA de los Montes Universales, lugares de especial interés a nivel de avifauna.

Las cifras del proyecto


La potencia instalada del conjunto es de 819,5 MW, y la electricidad generada evacúa en el Nudo La Eliana de 400 kV, propiedad de Red Eléctrica Española.

En esta fase se contempla también la construcción de una subestación de transformación eléctrica en Rodenas, denominada SET Orihuela, y una línea de alta tensión de 400 KV para la evacuación de 7 de las 19 centrales (las líneas de evacuación del resto de las centrales eólicas se presentan en expedientes aparte).
 
Presentado como proyecto PEol-765 AC, estará en información pública desde el jueves 4 de agosto hasta el 16 de septiembre, según el  anuncio publicado en el Boletín oficial de la provincia de Teruel.

Fragmentación


Desde la Plataforma a favor de los paisajes de Teruel alertaron  de  que se trata de un nuevo caso de fragmentación, ya que a este proyecto hay que sumar otras partes que se van presentando por separado:  las estaciones de transformación en Almohaja, Albarracín y Orihuela del Tremedal y Ojos Negros, además de tres grandes plantas fotovoltaicas.

“Y como la energía generada no se queda en la zona, está proyectada una línea de muy alta tensión (MAT) para transportar la electricidad hacia Castellón y Valencia”, asegura el comunicado de la plataforma.

Todo lo descrito anteriormente, denuncia,  es “una parte de una fábrica de energía inmensa) que va desde Tauste (Zaragoza) hasta Gilet,  municipio próximo a  Valencia.

Es un proyecto calificado por los representantes de la plataforma,como “mastodóntico”, donde el nudo de  Ojos Negros es estratégico en la evacuación de gran parte de la electricidad generada en las provincias vecinas. El conjunto supone toda una infraestructura a la altura de la de Red Eléctrica Española, a la que  no se conoce reacción alguna por parte de la administración, añade.

Ante todo ello, la Plataforma a favor de los paisajes de Teruel va a presentar alegaciones y pone a disposición de quien lo desee hojas de firmas para respaldar las mismas; pueden descargarse en la web www.paisajesteruel.org o acercarse a una mesa de firmas.

Los puntos de información se irán anunciando a través de la web de la plataforma y sus redes sociales.

Recogida de firmas


Las recogidas de apoyos comenzarán  en Ojos Negros, donde se han habilitado hojas de recogida de firmas fijas en los bares La Punceta y Los Jubilados y en el barrio de Las Minas, en  el Albergue y en el Hogar Social. Por otro lado, en Alcorisa, que ya colocó una mesa informativa el jueves 18,  se colocará  otra el martes 23 de agosto a las 20:00 en la plaza Bienvenida Argensola.

La Plataforma expone que las alegaciones pretenden salvar el territorio de una condena irreversible, si al final salen adelante estos proyectos, ya que no son los únicos: una vez instaladas las centrales proyectadas el territorio habrá perdido su condición de zona natural o rural no alterada, por lo que hay un efecto llamada a más instalaciones de éste u otro tipo.

Recuerda además que la finalidad última de todas sus acciones es, junto con la defensa del territorio, recuperar la capacidad de la población de participar en la planificación de los usos del territorio y del desarrollo de las renovables, priorizando el acceso a la energía como un servicio básico para el bienestar común que permita el autoabastecimiento ante situaciones de peligro o riesgo (tal y como se anuncia que puede ocurrir por el cambio climático).

Para ello “es necesario frenar estos proyectos, propios del más puro negocio especulativo, en los que Forestalia alardea de ser el gran proveedor de una energía sin límites a los principales puntos de consumo -como son las grandes ciudades- a costa del territorio despoblado”, concluye la nota de prensa.

El redactor recomienda