Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

La Fuente de Cella generará energía con la que se abastecerá a todos  los edificios públicos del municipio La Fuente de Cella generará energía con la que se abastecerá a todos  los edificios públicos del municipio
Antiguas turbinas que ya generaban electricidad con el agua de la Fuente de Cella en los años 80. M.A.C.

La Fuente de Cella generará energía con la que se abastecerá a todos los edificios públicos del municipio

La inversión de 460.000 euros estará amortizada en un máximo de seis años
banner click 236 banner 236
Cruz Aguilar

El Ayuntamiento de Cella colocará dos turbinas en el canal de la Fuente para aprovechar el agua y fabricar suficiente energía como para abastecer a todos los edificios públicos y al alumbrado urbano. El proyecto tendrá un coste que rondará los 460.000 euros, impuestos incluidos, pero se amortizará en el plazo de entre cinco años y medio o seis debido al importante ahorro que supondrá en la factura energética municipal.

La ubicación de la fábrica de luz, en la zona del Matadero, permite su utilización, según explicó el concejal de Urbanismo, Santiago Navarro, en todos los edificios que dependen del Ayuntamiento, entre los que están el colegio, el instituto, la piscina climatizada, la escuela infantil o el polideportivo, todos ellos con un elevado consumo energético.

La producción de luz se realizará a partir de dos turbinas con una potencia de 40 kilovatios cada una. Generarán un total de 350.892 kilovatios/hora y el ingeniero que ha redactado el proyecto, Paco Olivas, concretó que se podría ejecutar en dos fases, con la colocación de una única turbina en la primera. Sería una forma de lograr un importante ahorro puesto que, según han calculado, con esos 40 kw se abastecería prácticamente a todos los edificios y gran parte del alumbrado. El técnico precisó que su ejecución apenas necesita obra civil, únicamente la colocación de una plataforma de hormigón sobre la que se sujetará la turbina en el interior del canal. También se adecuará y automatizará el aliviadero para evitar que las grandes avenidas de agua dañen la maquinaria.

Las turbinas necesitan un caudal de entre 1.000 y 1.500 litros por segundo, ya que aunque 500 litros serían suficientes para activarlas, la producción lograda con esta cantidad de agua sería mínima. En cuanto al caudal del canal, en el proyecto figura una media de 1.500 litros, aunque en este sentido el responsable de su elaboración concretó que no hay un registro histórico de datos y que en el proyecto de generación de los años 80 figuraba un caudal de 3.000 litros. Santiago Navarro destacó que contar con un mínimo caudal es el único requisito que exige el proyecto.

Por otro lado, Paco Olivas comentó que el proyecto no incluye la colocación de tendidos eléctricos ya que la conexión de energía propia se vierte a la red general y es la empresa de distribución la que la reparte y realiza los cálculos de aportación y consumo.

En primer plano, la turbina que generaba energía en los años 80 para elevar el agua de la Fuente hasta el depósito

Una de las ventajas que tiene este proyecto es que se puede emplear la energía generada por el agua de la Fuente para el alumbrado nocturno y hay posibilidad de abastecer a todo el pueblo salvo a los barrios de San Pedro y Santa Lucía, a más de 500 metros  el punto de generación, que es la distancia fijada por ley para el autoconsumo.

Además, la planta energética no necesita permisos de la Confederación Hidrográfica del Ebro porque el agua que abastece a las turbinas procede del canal de la Fuente.

El consistorio lleva dos años trabajando en este proyecto. Actualmente está en el Colegio de Ingenieros para obtener el visado y esta misma semana lo recibirá el Ayuntamiento que podrá ya redactar las bases para sacarlo a licitación.

La producción se realizará en la zona del Matadero, justo en el punto donde en los años 80 ya se instalaron unas turbinas de generación con el fin de bombear el agua de boca desde la fuente hasta el depósito, aunque se utilizó durante muy poco tiempo porque, como apuntó Navarro, la puesta en marcha coincidió con unos años sucesivos de sequía.

En el presupuesto del proyecto se incluye la reconversión del espacio actual, al que no se le dará utilidad, en un Centro de Interpretación. Así, toda la maquinaria que se conserva se limpiará y colocará tal y como estaba en los años 80. El espacio contará con grandes cristaleras para que pueda ser observado desde una pasarela que se colocará junto a la caseta exterior, de forma que las visitas no accedan al interior pero sí puedan ver con todo detalle la maquinaria. En esta sala, de reducidas dimensiones, también se colocará la turbina que antaño estaba dentro del canal y que era la que, con el movimiento del agua, accionaba el resto de los mecanismos de generación energética.

El concejal de Urbanismo de Cella, Santiago Navarro, bajando del vehículo eléctrico municipal

Casi 90.000 euros anuales de ahorro para un municipio cada día más verde

El ahorro en la factura que logrará el Ayuntamiento de Cella con la energía fabricada a partir del agua de la Fuente será de casi 90.000 euros anuales, según los cálculos que se incluyen en el proyecto elaborado para la puesta en marcha de la planta energética a partir del agua de la Fuente. El plazo para amortizar la inversión de 460.000 euros será de entre cinco años y medio y seis.

El mantenimiento de la planta de generación se calcula que tendrá un coste de unos 2.000 euros anuales y la maquinaria tiene una vida útil de en torno a 25 años. El consistorio tiene claro que el proyecto irá adelante y confía en elaborar pronto el pliego técnico para poder sacarlo a licitación y que, una vez cumplidos todos los plazos, pueda ejecutarse de inmediato. Intentarán solicitar ayudas para pagar parte de la inversión, pero el concejal de Urbanismo, Santiago Navarro, apuntó que se ejecutará de todas las formas porque el ahorro en las facturas lo justifica.

Servirá para cubrir los consumos energéticos tanto del alumbrado como de todos los aparatos eléctricos de los diferentes edificios. También se utilizará para el aire acondicionado, aunque no para calefactar puesto que ninguno de los inmuebles tiene sistemas eléctricos de calefacción.

El proyecto se enmarca en la línea que está siguiendo el consistorio de Cella tanto para mejorar la eficiencia enérgica como para generar menos CO2. Así, hace tres años ya renovaron todas las farolas y colocaron lámparas led con una inversión que rondó los 800.000 euros.

Por otro lado, recientemente han adquirido un vehículo municipal eléctrico con la parte posterior abierta para facilitar el traslado de materiales y herramientas.

El redactor recomienda