Síguenos

303_1200x150-controlglass.gif banner click 303 banner 303

La Fundación Santa María de Albarracín vuelve a la actividad anterior a la pandemia La Fundación Santa María de Albarracín vuelve a la actividad anterior a la pandemia
Miembros del Patronato de la Fundación Santa María de Albarracín poco antes de iniciarse la reunión de trabajo

La Fundación Santa María de Albarracín vuelve a la actividad anterior a la pandemia

El Patronato aprueba para 2022 más de medio centenar de eventos culturales y de restauración
banner click 236 banner 236
La Fundación Santa María de Albarracín vuelve este año a la actividad que había antes del inicio de la pandemia del coronavirus. El Patronato de la Fundación Santa María de Albarracín aprobó en su reunión ordinaria del viernes más de medio centenar de eventos culturales y de restauración que se producirán a lo largo de este año. El presupuesto alcanza el millón de euros. A la reunión asistió por primera vez en su incorporación al Patronato el obispo de Teruel-Albarracín José Antonio Satué y el presidente de la Fundación Térvalis, Generoso Martín, además de la consejera de Presidencia, María Teresa Pérez, el presidente de la DPT, Manuel Rando, el alcalde de Albarracín, Miguel Villalta, y el presidente de la Fundación, José Ángel Biel.

El director gerente de la Fundación Santa María de Albarracín, Antonio Jiménez, manifestó que en este año se retomaba la actividad de 2019. “Para nosotros fue difícil 2019. En 2020 vino la covid, que fue fatal y el 2021 empezamos a respirar. Creo que la vitalidad la recobramos ahora con el 2022”, afirmó.

Antonio Jiménez añadió que la programación es de épocas pasadas en los ámbitos de restauración, de cultura y en los ámbitos novedosos de proyectos europeos.

En esta línea, el director gerente de la Fundación Santa María destacó en restauración la salida a Teruel  con las fuentes y la Escalinata y el Maestrazgo en colaboración con la Comarca, además de continuar en Albarracín con la restauración de la muralla y los almacenes de la catedral . “También hay dos cursos importantes vinculados con la restauración. Uno de formación aplicada en el empleo de materiales y sistemas tradicionales. Otro curso novedoso es el de formación aplicada sobre paisajes culturales. Tan importante es el entorno como el propio monumento. Es la integridad de la unidad paisajística donde el monumento tiene su peso pero también todo su entorno”.

Jiménez comentó que estos dos cursos novedosos en el plan de actuación de este año cuentan con la financiación por primera vez del Instituto de Patrimonio Cultural de España.

El director gerente de la Fundación Santa María de Albarracín también destacó como novedad en el plan de actuación para el presente ejercicio dos programas europeos. Uno es el Erasmus, “que es muy importante y se nos acaba de aprobar para formación en restauración no de técnicos. Y por otro lado es el que se llama D-Cul que está dentro del progama Horizon”. Este programa está liderado por una institución austríaca  responsable del mantenimiento y gestión de emblemáticos edificios históricos en Viena. “Los austríacos han sido los que han querido que estuviera la Fundación Santa María de Albarracín, que nos orgullece”.

Igualmente el director gerente de la Fundación Santa María de Albarracín valoró la presencia de la Fundación Térvalis en el Patronato con el presidente Generoso Martín. “Por primera vez aparece como miembro nato de la Fundación Santa María de Albarracín con su presidente”. Agregó que la participación de la Fundación Térvalis ya está plasmada en las fuentes y en la Escalinata de Teruel y en la recuperación del patrimonio de Teruel. “Esto ha sido voluntad del propio presidente, que el centro de restauración atienda sobre todo al patrimonio turolense y se empieza con las fuentes y con la Escalinata. Económicamente estará sobre los 200.000 euros anuales”, por lo que el presupuesto de la Fundación Santa María de Albarracín tendrá para este año un millón de euros. El pasado año el presupuesto fue de 800.000 euros. La Fundación Santa María de Albarracín cuenta actualmente con una plantilla laboral de 22 trabajadores.

El presidente de la Fundación Térvalis, Generoso Martín, que asistía por primera vez a la reunión ordinaria de la Fundación Santa María de Albarracín,  agradeció la pertenencia de su Fundación a la de Santa María y expuso que ello se traducirá en la colaboración y en ayudar en la gestión. “El objetivo es colaborar en las restauraciones y crear empleo”.

Por su parte, el obispo de Teruel-Albarracín, que también se estrenaba en la reunión del Patronato de la Fundación Santa María de Albarracín, José Antonio Satué, manifestó que conocía con anterioridad Albarracín y como la Fundación Santa María la había transformado. “El trabajo de la Fundación Santa María ha sido fundamental y la Iglesia ha ayudado todo lo posible”. Igualmente el obispo de Teruel-Albarracín dijo que iba a la reunión del Patronato a aprender y a colaborar.

La consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, valoró de la Fundación Santa María de Albarracín la colaboración existente para su buen funcionamiento entre las Administraciones, la empresa privada y la Iglesia con actuaciones en templos y ermitas que pueden tener el uso religioso y también culturales. La DGA aporta a la Fundación 240.000 euros al año a través del Fite.

Continuidad en la programación


El plan de actuación de la Fundación Santa María de Albarracín contempla más de medio centenar de eventos en restauración arquitectónica, cursos de conservación y restauración en bienes culturales, cursos culturales, seminarios, conciertos, exposiciones y proyectos europeos. Por citar algunos ejemplos se van a restaurar la pinturas murales de la ermita de la Purísima de Villarroya de los Pinares, las fuentes del Deán y de los Doce Chorros en Teruel, así como la Escalinata de Teruel. No faltará el XXI Seminario de Fotografía y Periodismo, el XXV Curso de Historia y Cultura Medieval o el Curso Superior de Pintura de Paisaje. Asimismo en 2022 habrá ocho exposiciones, cuatro en Torre Blanca y otras cuatro en el Museo de Albarracín.





 

El redactor recomienda