Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

192_banner-ddt-premioscca-1200x150px.gif banner click 192 banner 192

La nueva vida de la residencia de Gea: se llena de usuarios tras haber sido centro covid el año pasado La nueva vida de la residencia de Gea: se llena de usuarios tras haber sido centro covid el año pasado
Fotografía de familia de los usuarios y trabajadores de la residencia de la tercera edad de la Fundación de Cruz Blanca en Gea de Albarracín

La nueva vida de la residencia de Gea: se llena de usuarios tras haber sido centro covid el año pasado

Cuenta ya con 14 usuarios y en una semana serán 23

La residencia de la tercera edad que es de la Fundación de los Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca cuenta con 14 usuarios pero la semana que viene incrementará a 23. La mayoría de los usuarios son de Gea de Albarracín y Cella. La residencia de la tercera edad de válidos y dependientes tiene una capacidad total de 57 plazas más 2 de enfermería. La residencia abrió las instalaciones el pasado 1 de junio. El precio de la plaza de la residencia de la tercera edad de Gea de Albarracín es de 1.217 euros.

El antiguo convento de clausura de las monjas capuchinas de Gea de Albarracín ya prestas su nuevo servicio de residencia de la tercera edad para validos y dependientes desde el pasado 1 de junio. La residencia cuenta con 14 usuarios y la semana que viene se incrementará este número a 23. El número de plazas totales de la residencia de mayores de Gea de Albarracín es 57 más 2 de enfermería. El pasado año la residencia de Gea de Albarracín abrió como centro covid, albergando primero a contagiados leves  para la tercera edad para aliviar geriátricos y después a residentes negativos para aislarlos de la enfermedad.

El número de trabajadoras en la residencia es de 13

La psicóloga, María Arbués, y la trabajadora social, Laura Casino, recordaron que la residencia de la tercera edad de Gea de Albarracín abrió sus puertas el pasado 1 de junio con 6 usuarios, pero que actualmente el número es de 14 y la semana que viene serán 23. “Al principio entraron más mujeres que hombres pero luego se ha ido igualando, hasta ser ahora 7 hombres y 7 mujeres”. Añadieron que los usuarios son de Gea de Albarracín, Cella, Orihuela de Tremedal, Torrelacárcel y de Teruel.

María Arbués y Laura Casino también apuntaron que la residencia de Gea de Albarracín tiene plazas concertadas y libres,  que acoge a personas mayores con trastornos graves de conducta y también de exclusión social. Afirmaron que la adaptación de los  usuarios ha sido buena al centro y a las instalaciones. “Como la mayoría de los usuarios son de Gea de Albarracín la entrada a la residencia ha sido más fácil. Además hay un plan de atención individual con unos objetivos”, indicaron.

El número de trabajadores que atiende la residencia de mayores de Gea de Albarracín es de 13 y que además son apoyados por voluntarios para realizar actividades, talleres, ayudar en el huerto del antiguo convento o en los traslados que se hacen al Hospital de Teruel. El precio de la plaza en la residencia de  mayores de Gea de Albarracín, que es único, es de 1.217, 48 euros al mes.

En la residencia se cuidan las medidas de seguridad por la pandemia 

El usuario Fernando Artigot, 90 años y natural de Gea de Albarracín y que trabajó de albañil en su vida profesional, señaló que se había inscrito en la residencia de su pueblo cuando abrió. “Yo estaba en la residencia de Los Paules en Teruel pero como tuve la oportunidad de ir a mi pueblo lo hice y me cambié a esta residencia”. Añadía que la residencia de su pueblo la veía muy bien y que estaba contento con la decisión que había tomado. “La comida está bien y en la residencia hay profesionales. Lo veo todo muy bien”, afirmó.

En esta misma línea se manifestó el también ejeano Manuel Egido Navarro, 91 años y que en su vida profesional fue empleado en el sector bancario. “En la residencia Padre Piquer estuve 5 años y en la residencia de Los Paules 8 meses. Lo que más valoro de la residencia de mi pueblo es la tranquilidad”, confesó.

Por último, Gregorio Doñate, 91 años y agricultor en Gea de Albarracín en su vida profesional valora que sale todos los días a seguir cuidando su huerto en Gea, además de señalar que la comida es “abundante”.

Los usuarios de la residencia de Gea  tienen un plan de atención individual 

El redactor recomienda