Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La Rambla de Martín, que ha estado desde 1998 sin ningún vecino censado en Martín del Río, llegó a tener más de un centenar de habitantes a mediados del siglo XX

La Rambla de Martín vuelve a tener población censada y atención municipal

Barrio de Martín del Río desde 1998, estaba oficialmente deshabitado pero no abandonado

La Rambla de Martín, barrio de Martín del Río vuelve a tener población censada y la atención de su municipio con  obras de mejora en servicios de abastecimiento de agua, cobertura de telefonía móvil, limpieza de casas en ruina o del cementerio. El pasado año se censó en Martín  del Río, pero con residencia en La Rambla de Martín, un vecino, al que se van a sumar otros familiares. La Rambla de Martín llegó a tener más de un centenar de habitantes gracias a la explotación de las minas. Luego vino el declive y casi la desaparición.

José Antonio Buiza Herrero, que siempre ha mantenido su casa en La Rambla de Martín aunque estaba empadronado en Utrillas, manifestó que el año pasado se censó en Martín del Río y que se tiene previsto incrementar el censo de La Rambla de Martín con sus familiares. “Desde el uno de septiembre de 1998 La Rambla de Martín estaba deshabitado, aunque nunca se ha abandonado la localidad, sobre todo en verano. Las siete u ocho casas que están habitables en La Rambla de Martín se llenan en verano. Hace dos años llegamos a estar en verano más de 40 personas y el pasado verano una treintena”.

El declive de La Rambla de Martín vino con el cierre de dos minas que había en su término. A La Rambla llegaron inmigrantes de Andalucía, Extremadura para trabajar en las minas de carbón. “En los años sesenta había en La Rambla de Martín 115 habitantes. Mi padre era de Extremadura y mi madre de la Rambla de Martín. Con el cierre de las minas en los años setenta empezó la emigración y el declive. La gente se fue a Utrillas, Andorra, Zaragoza, Valencia y Barcelona”, recordó Buiza. La Rambla de Martín tuvo Ayuntamiento propio y pasó a depender al Ayuntamiento de Martín del Río en los años setenta del siglo pasado.

José Antonio Buiza, que en los últimos años ha venido denunciando el abandono que sufría La Rambla de Martín, por parte de las Instituciones desde la Administración central con los contínuos robos en las casas a la Diputación Provincial de Teruel por el estado de la carretera y a la Diputación General de Aragón por el estado de las minas abandonadas reconocía y agradecía el cambio que había dado el Ayuntamiento de Martín del Río, que se está volcando en la localidad.

En este punto, José Antonio Buiza afirmaba que el actual alcalde de Martín del Río, Francisco Martínez, se está preocupando por su barrio rural, que ya tiene un vecino censado.

Entre las actuaciones llevadas a cabo en La Rambla de Martín está el adecentamiento de la recogida del agua para el consumo de boca, el cambio de bombas, el cambio del trazado de la traida de aguas. la mejora del cementerio y la mejora de la cobertura de telefonía móvil. Se va a cambiar las acometidas de agua del barrio y asfaltado con grava de calles, instalación de alumbrado led y limpieza de solares de inmuebles en ruina como se hizo con la Casa Consistorial. “Se está arreglando todo de competencia municipal” agradeció el vecino de La Rambla de Martín.

En  La Rambla de Martín se va a proceder a tirar inmuebles en ruina para evitar peligros por parte del Ayuntamiento de Martín del Río

Dejadez por "culpa de todos"


El alcalde de Martín del Río, Francisco Martínez, expuso que la dejadez en la que estaba La Rambla de Martín era culpa de todos, de los vecinos y también del Ayuntamiento al no haber empadronados,  reconoció.

Pese a las mejoras que se están haciendo en La Rambla de Martín hay todavía actuaciones pendientes como la inseguridad ante la escasa vigilancia de la Guardia Civil, que se achaca a la falta de números de guardias civiles, que tienen que realizar vigilancia por muchos municipios. “La patrullas de la guardia civil no llegan porque los municipios son muchos y están dispersos”, comentaron, el alcalde y el vecino de La Rambla de Martín.

Otra actuación pendiente en el barrio es el arreglo de la carretera que tiene algún socavón de hasta medio metro de profundidad  o el arreglo de la casi abandonada iglesia parroquial con gritas y humedades y sin campana porque la robaron. “La cubierta de la iglesia  necesita reparación”, dijo Buiza, recordando que la iglesia es propiedad del Obispado de Teruel-Albarracín. El alcalde de Martín del Río apuntó al convenio existente entre DPT, Obispado e Ibercaja para reparaciones patrimoniales.
 

La Rambla de Martín y Las Parras de Martín ofrecen bellos paisajes para andar

Al estar deshabitado, La Rambla de Martín no cuenta con servicios. En las épocas estivales o vacacionales, los hijos y descendientes que viven en La Rambla de Martín se desplazan para comprar a Martín del Río o a Utrillas. “Alguna vez entra la venta ambulante pero para comprar hay que desplazarse. Utrillas está a 20 minutos en coche”, dijo José Antonio Buiza.

Respecto al futuro se ve oscuro no solo en La Rambla de Martín sino en la Comarca Cuencas Mineras por la falta de población joven y de nacimientos.

El alcalde de Martín del Río y  consejero comarcal de Cuencas Mineras reseñó que el número de ayudas a la natalidad va bajando cada año porque desciende el nacimiento de niños en la Comarca Cuencas Mineras.

Respecto a su pueblo, Francisco Martínez apuntó que este año está en el programa “Holapueblo”, que es a nivel nacional y que tiene el objetivo de atraer emprendedores para vivir en el medio rural. Un municipio que ha instalado la fibra óptica para la telefonía y  de facilitar la llegada de nuevos pobladores emprendedores. Respecto a La Rambla de Martín o en Martín del Río indicó que la llegada de nuevos pobladores podrían ser artesanos o trabajar con la trufa o la miel.

Desde Las Parras de Martín hasta La Rambla de Martín


Es una ruta lineal que lleva desde Las Parras de Martín hasta La Rambla de Martín, siguiendo el PR-TE 105. Desde el panel de senderos de Las Parras de Martín, sigue en dirección oeste, por la carretera a Cervera del Rincón. Enseguida deja el asfalto y comienza un camino a la derecha que cruza el río de Las Parras por una pasarela. A partir de este punto, toma un camino a la izquierda, cubierto de vegetación e indicado por una señal. Poco después sale a un espacio abierto y sube por el monte siguiendo las balizas. La subida se desarrolla por el antiguo camino que remonta un barranco. Tras cruzar el camino de las Berranglas asciende con vistas hacia El Chorredero. Prosigue la subida del camino que bordea el paraje de El Cerro por un tramo empedrado. Deja un corral a la izquierda y alcanza un cruce señalizado. A partir de este punto inicia un descenso por pista. El PR-TE 105 baja hacia el barranco de la Cañada rodeado de cultivos, dejando a la derecha el corral de la Dehesa. Así enlaza con otra pista, donde una señal indica hacia la izquierda. Sigue por la pista y deja a la derecha el barranco de La Cañada, cubierto de chopos y carrizos. A la ermita de San Pedro se accede en unos 10 minutos. Se regresa al camino principal. Más adelante se aprecia la pedanía de La Rambla de Martín.Para acceder  se cruza la rambla.