Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La gran mayoría de la población de Villalba de los Morales es jubilada aunque tiene población activa que trabaja en sector primario

Villalba de los Morales fía su futuro como residencia alternativa a pueblos grandes

En la pedanía de Caminreal hay casas deshabitadas que se podrían acondicionar para vender

Villalba de los Morales, pedanía de Caminreal del que dista 8 kilómetros, no tiene claro su futuro. Apenas es habitado por 19 vecinos, la mayoría jubilados, aunque mantiene población activa en el sector primario. El futuro pasaría en convertirse en residencia de personas que trabajaran en Calamocha o en Monreal del Campo para vivir en Villalba de los Morales, donde hay viviendas sin habitar pero que necesitan ser acondicionadas para poderlas alquilar o vender.

El alcalde pedáneo de Villalba de los Morales, Santos Cortés Torrijo, jubilado como la mayoría de los 19 vecinos del barrio rural de Caminreal, apunta que el futuro en la localidad lo ve muy oscuro a la vuelta de una decena de años. Un futuro que para el alcalde pedáneo de Villalba de los Morales pasaría por ser lugar de residencia para vivir de personas que se desplazaran por su cercanía a Calamocha o a Monreal del Campo, donde hay industria y servicios.

Santos Cortés reseñó que en Villalba de los Morales hay casas que están deshabitadas desde hace muchos años por lo que sería necesario que se acondicionaran para poderse vender o alquilar y con ello se conseguiría atraer población. “El futuro de Villalba de los Morales lo veo muy oscuro”, confesó.

Una población en Villalba de los Morales que tiene un censo de 19 vecinos, la mayoría jubilados. “El más joven tiene 43 años y no hay ningún niño”. Añadió que al contrario que ocurre en otras localidades en Villalba de los Morales tampoco se incrementa mucho la población en verano, apenas medio centenar.
 

En Villalba de los Morales la población emigró principalmente a Zaragoza y luego a Barcelona en los años sesenta del siglo pasado

No obstante, en Villalba de los Morales cuenta con 5 agricultores en activo y un ganadero de 68 años y dos granjas de cerdos cuyos propietarios viven en Calamocha.

Lejos quedan los años que en Villalba de los Morales había escuela y fue municipio propio hasta que en los setenta del siglo pasado fue adscrito a Caminreal. Además de la propia localidad, la población residía en masadas y caseríos cercanos. En los censos de los años 1860, 1940 aparecen los siguientes asentamientos humanos dispersos: el molino de Arias y las masadas de Fompudia o Fuempudia, del Rey y del Santo; la masada de la Fuempudia, conocida también como venta/masada de Afin.

El municipio tuvo su origen en la Reconquista, apareciendo citado por primera vez en el año 1205. Perteneció a la Comunidad de Aldeas de Daroca hasta el siglo XIX. Fue despoblada en varias ocasiones a lo largo de los siglos XV y XVI, siendo anexionada por los municipios cercanos. En 1834 es integrado como Ayuntamiento en el Partido judicial de Calamocha y en la provincia de Teruel.

Hacia 1970 pierde nuevamente su independencia municipal al quedar anexionado a Caminreal. Con posterioridad, todos los fondos documentales fueron trasladados al Archivo Municipal de Caminreal.

En los años sesenta del siglo pasado comenzó la emigración en Villalba de los Morales, que partió principalmente a Zaragoza y en segundo lugar a Barcelona, expuso Santos Cortés. Una escasa población en Villalba de los Morales pero que sigue manteniendo sus tradiciones como la fiesta del patrono San Pascual Bailón, que se celebra el 17 de mayo, destacó el alcalde pedáneo de la localidad, aunque este año no se ha celebrado por la crisis sanitaria del coronavirus.

Iglesia parroquial de San Jaime de Villalba de los Morales


De servicios, Villalba de los Morales lo peor que se tiene son las comunicaciones. No hay Internet salvo en el consultorio médico y la señal para la telefonía móvil apenas se puede coger en algún punto determinados. En transporte público, la Comarca del Jiloca mantiene un servicio a la semana para que la población mayor, que no tiene vehículo propio puedan ir al centro de salud de Monreal del Campo al que se pertenece o realizar la compra.

No obstante, el carnicero de Blancas se acerca a vender cuando se le llama. El pescatero de Monreal de Campo también se acerca por Villalba de los Morales. Para el pan hay que ir a comprarlo a Caminreal o a Calamocha. El médico y ATS atienden una vez a la semana en el consultorio médico que tiene la localidad.

Respecto a la relación de la pedanía con Caminreal es buena, afirmó Santos Cortés. “El Ayuntamiento de Caminreal se preocupa por Villalba de los Morales. Las calles están arregladas. Nos ayudaron con el centro social que gestionamos los propios vecinos. Ha puesto una nueva estación depuradora de aguas residuales. Van a arreglar una calle. Nunca ha habido problemas de abastecimiento de agua, de un agua buena que sale de un manantial. Se porta bien el Ayuntamiento de Caminreal”, destacó, quien añadió que la Comarca del Jiloca se preocupa por la recogida de la basura que se hace casi todos los días. Además la iglesia parroquial esta cuidada y el cura de Caminreal viene cuando se le llama, para entierros.

El principal patrimonio arquitectónico de la localidad es religioso, destacando la Iglesia parroquial San Jaime, la ermita de San Bartolomé y el Peirón de la Crucifixión. La iglesia parroquial San Jaime de Villalba de los Morales es un templo barroco que sufrió una profunda reforma en 1965 con la inclusión de un pórtico.  Otros elementos atractivos, de temática etnológica, son la fuente, el abrevadero, el lavadero y los palomares. El yacimiento más destacado de la localidad se encuentra en el denominado Caño del Cura, donde se ha localizado materiales que van desde época ibérica hasta tiempos modernos.

Paseo por Villalba de los Morales y la ornitología
 

Sencillo paseo de 1,5 km. en el que saliendo de la Iglesia de San Jaime se visita su fuente y abrevadero, los restos de su antiguo molino, y se recorre la zona conocida como "El caño del Cura", lugar de un antiguo asentamiento humano que se extendió desde la época Ibérica hasta la Edad moderna. Finalmente se puede visitar uno de los palomares de la localidad para volver de nuevo a la plaza de la iglesia.

Muy cerca de Villalba de los Morales se encuentra en Caminreal los Ojos, dos humedales, manantiales con gran riqueza ornitológica. Los Ojos de Caminreal es un pequeño humedal alimentado por surgencias de aguas subterráneas. Están situados al oeste de la población y a unos 3 Km. del pueblo, en dirección a Villalba de los Morales. Es uno de los espacios naturales más interesantes del valle del Jiloca. Durante el invierno estos humedales son uno de los bebederos utilizados por los numerosos bandos de grullas que se alimentan por los alrededores y pueden dar lugar a concentraciones de varios miles de ejemplares en las horas centrales del día. Durante la primavera especialmente, el amanecer y el atardecer facilitan la observación de un mayor número de especies

 

El redactor recomienda