Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Villanueva del Rebollar abre un paseo escultórico de forja en el encuentro de herreros Villanueva del Rebollar abre un paseo escultórico de forja en el encuentro de herreros
Villanueva del Rebollar de la Sierra acoge la celebración del IV Encuentro Nacional de Herreros que trabajan la forja y el hierro para reivindicar un oficio artesanal que está en crisis

Villanueva del Rebollar abre un paseo escultórico de forja en el encuentro de herreros

Se inicia con la obra del nombre completo del municipio y se irá completando con esculturas
banner click 236 banner 236

Villanueva del Rebollar de la Sierra ha abierto un paseo escultórico de forja con motivo del cuarto encuentro de herreros que se ha celebrado el fin de semana. Un encuentro que ha reunido a medio centenar de herreros artesanos y que realizan una obra colectiva y que en esta edición es la obra del nombre de Villanueva del Rebollar de la Sierra que abre el paseo escultórico. Un paseo que tiene una longitud de unos dos kilómetros y que es muy frecuentado por los vecinos y veraneantes, esperándose también que sea un atractivo turístico y cultural cuando se vaya completando con las esculturas de forja que se vayan poniendo.

El promotor de los encuentros de herreros de Villanueva del Rebollar de la Sierra y herrero escultor, Diego Lóbez Torres, manifestó que en el cuarto encuentro que se está celebrando durante el presente fin de semana la novedad más importante es la apertura un pasero de la forja que discurre por los huertos y la ermita de la Purísima y que  es muy frecuentado por los vecinos y veraneantes del pueblo.

Diego Lóbez Torres explicó que este paseo de la forja se irá materializando con las obras del trabajo colectivo que se hacen con motivo de los encuentros de los herreros.

En este encuentro, reseñó Lóbez, son todas las letras del nombre de Villanueva del Rebollar de la Sierra realizadas en forja por los herreros participantes en el encuentro. “He contado 30 letras”, comentó Diego Lóbez Torres.

Y se tiene el nombre completo del municipio para colocar al inicio del paseo de la forja que se irá completando con los trabajos colectivos escultóricos de los herreros participantes en los encuentros para jalonar un sendero circular que tiene unos dos kilómetros de longitud. “Este año se hace el nombre del pueblo y se irá completando con los trabajos de las obras colectivas de las ediciones de los encuentros de herreros”.

La obra colectiva del encuentro de herreros es un letrero en forja con el nombre de Villanueva del Rebollar de la Sierra

El cuarto encuentro de herreros de Villanueva del Rebollar de la Sierra acoge a medio centenar de herreros procedentes de toda España. Una limitación del número de herreros para poder acoger bien a los herreros participantes. Villanueva del Rebollar no dispone de albergue y el alojamiento  y la logística así como la misma celebración de los encuentros se hace con la gran colaboración de todo el pueblo y el Ayuntamiento de la localidad. Villanueva del Rebollar es un pequeño municipio de la Comarca Cuencas Mineras que tiene 47 vecinos censados, pero que se ha convertido en un referente nacional para todos los profesionales que trabajan la forja y el hierro.  El coste estimado del encuentro de herreros es de unos 10.000 euros. Los herreros participan de forma altruista.

En este punto, el alcalde de la localidad, Nicolás López,  destacó la gran colaboración que se hace en el pueblo para celebrar los encuentros de los herreros. La organización corre a cargo de la Asociación Cultural El Rebollar, que es la que gestione el bar de la localidad en colaboración con el Ayuntamiento y con el herrero Diego Lóbez, que trabaja en el municipio y es el que tuvo la iniciativa.  El primer encuentro se llevó a cabo en 2015 y es de carácter bianual. La última edición se hizo en 2019, ya que en 2021 no se organizó debido a la pandemia. En las anteriores ediciones el encuentro de herreros se celebraba en septiembre y este año se hace en julio, mes que es considerado más adecuado por las vacaciones, según explicó el alcalde de Villanueva del Rebollar, Nicolás López.

En el encuentro, además de ver en directo los trabajos de forja realizado por los herreros artesanos, se podía disfrutar de una exposición temporal de obras realizadas en forja artística por los herreros participantes.

El veterano herrero artesano, José Andrés Rebolledo Ocampo, (Madrid), confesaba que el oficio está en decadencia por la falta de apoyo y aventuró que ante la carencia de herreros en España va a llegar el momento de tener que ir a contratarlos en el extranjero.

Carencia

José Andrés Rebolledo señaló el gran trabajo que hay en España solo con el rico patrimonio de forjas de rejas en iglesias y monumentos de los que se están abandonando. “En las grandes ciudades no nos acogen. Para los políticos es más fácil montar un aula de informática para 15 alumnos y que se monta en dos días que un aula de forja que cuesta mucho más”. Rebolledo agradeció la celebración de los encuentros de herreros de Villanueva del Rebollar, que no celebran en las grandes ciudades.

Uno de los objetivos que se persiguen con los encuentros de herreros de Villanueva del Rebollar  es contribuir al acercamiento de un oficio tradicional que estuvo de plena vigencia en el siglo pasado pero que ahora se ha reducido a la herrería artística. En este sentido, desde Villanueva del Rebollar apuestan por divulgar este arte a través del diseño de talleres y dinámicas que permitan conocer la didáctica de los procesos, procedimientos y utensilios utilizados.

Diego Lóbez junto al alcalde, Nicolás López, (dcha.) y la Reja del Diablo 

Reja del Diablo

José Andrés Rebolledo en el verano del pasado año se desplazó a Villanueva del Rebollar para hacer en colaboración con unos amigos una difícil por su técnica “Reja del Diablo”. Esta obra la donó a Villanueva del Rebollar por el buen tratamiento que hace a los herreros en los encuentros y por la labor de promoción y mantenimiento del oficio de herrero. “La Reja del Diablo” se puede ver en una pared exterior del bar del municipio. La reja  está labrada con 8 barras de hierro de 20mm. de sección cuadrada. La peculiaridad de esta obra es que los machos y las hembras se alternan de manera que todas las barras soportan el mismo esfuerzo y la labor parece imposible.

José Andrés Rebolledo expuso que después de haber consultado números archivos por toda España y haber visitado el Museo Adolfo Jarreta en Albarracín en búsqueda de rejas similares, sin éxito, la única parecida y donde nace la ida de la recuperación de la técnica, es la llamada popularmente “la Reja del Diablo”, que está situada en la plaza Alfaro del barrio de Santa Cruz en Sevilla.