Síguenos
Abismo evoluciona con su segundo disco, ‘Esperando al Ángel Negro’ Abismo evoluciona con su segundo disco, ‘Esperando al Ángel Negro’
Vega Molina, Iván Moya, Alberto Arnau, David Pascual e Imanol Pérez forman Abismo. Javier Reaktiu

Abismo evoluciona con su segundo disco, ‘Esperando al Ángel Negro’

La banda se decanta por sonidos más roqueros sin perder su esencia oscura

Tras publicar tres avances en forma de videoclip (Mientras brillen, Tiempo de corazón y Brujas en la tormenta), y cuatro años después de su disco debut (Canciones satánicas), la banda turolense Abismo publica hoy su segundo disco, Esperando al Ángel Negro, un trabajo evolucionado con respecto al primero, con una buena producción de Iker Piedrafita (El Sótano) detrás, editado con Maldito Records y con Javier Reaktiu detras de todo el capítulo gráfico y visual.

Esperando al Ángel Negro estará accesible a partir de hoy en todas las plataformas digitales de música, y además habrá edición físico en CD. En esta ocasión Abismo no editará versión en vinilo.

El nuevo trabajo sigue explorando la veta que abrió Abismo dentro del rock turolense cuando Alberto Arnau fundó la formación en 2017; una música tenebrosa, gótica, oscura y cruda, unas armonías atípicas plagadas de tensiones y unas letras en el mejor de los casos inquietantes, con frecuentes referencias al diablo, a la muerte o a las peores pasiones del ser humano.

Sin embargo Esperando al Ángel Negro representa cierta evolución con respecto a aquel primer trabajo de 2018, más abierto a una mixtura de estilos y de atmósferas musicales.

La canción que abre el CD, Brujas en la Tormenta, es toda una declaración de intenciones, porque conservando los elementos característicos de Abismo es, acaso, la canción más popera y convencional del disco, la más fácilmente digerible para un público más amplio. A partir de ahí el disco echa a caminar en diferentes direcciones. “Yo creo que una de las principales diferencias entre este disco y el primero es que aquel era más gótico, más lento y pesado... el nuevo trabajo tiene también este tipo de temas, y conserva la esencia de Abismo, pero hemos querido hacerlo más variado, con un repertorio de ritmos y sonidos más amplio”, cuenta Arnau, cantante de la banda.

Desde temas de hardrock hasta punkrock evolucionado, pasando por sonidos surf como en la instrumental de Polvo y Terciopelo o rarezas como Oh, Señor!, un gran tema que por momentos tiene aires de gospel y de misa negra. Con todo Arnau está convencido de que el trabajo mantiene el sello de Abismo: “Desde el principio teníamos claro por dónde queríamos ir, y que tampoco nos apetecía limitarnos demasiado en cuanto a estilos, sino que íbamos a hacer lo que nos fuera pidiendo el cuerpo en cada momento. Gente que ha escuchado el disco percibe muchas diferencias, pero creo que el 100% Abismo”.

Portada del nuevo trabajo.Javier Reaktiu

Otro de los cambios significativos entre ambos trabajos alcanza al ámbito de las letras. El segundo disco de Abismo se para más a contar historias, mientras que el primero exploraba mundos interiores, y en ocasiones las letras eran tan poco explícitas que dejaban un mundo a la interpretación. “Las primeras canciones de Abismo se basaban en nuestros estados de ánimo, y creo que ahora la antena estaba puesta más en narrar, en buscar más temáticas”, explica Arnau.

La mayor parte del trabajo de composición ha correspondido a Alberto Arnau, voz y guitarra eléctrica, aunque Vega Molina (guitarra) también se ha implicado notablemente en la grabación y en la composición del disco. Además forman la banda Imanol Pérez, que se incorporó hace algo más de un año con el bajo, Iván Moya (guitarra y teclados) y David Pascual (batería). Abismo cuenta también con el valenciano Dani Castillo, que les acompañará a los teclados en la mayor parte de los conciertos en directo.

A los mandos durante la producción y la grabación volvió a estar Iker Piedrafita en sus estudios de El Sotano. Es un viejo conocido de Alberto Arnau que prácticamente no se planteó “grabar el disco con otra persona”. “Iker conoce muy bien el concepto de Abismo y lo trabaja de maravilla. Llevamos las maquetas al estudio muy preparados y bastante terminadas, para acelerar el proceso de grabación. No hubo que hacer muchos cambios pero, con todo, los consejos que nos dio Iker y algún cambio que nos propuso enriqueció mucho el disco”.

Otro viejo conocido de Abismo, y de otras bandas turolenses como EFFE o Visitantes es Javi Reaktiu, diseñador gráfico que desde el comienzo les lleva todo el aspecto gráfico -que no es poca cosa en una banda con un despliegue estético tan particular como Abismo-, incluyendo los videoclips, los book fotográficos o el libreto interior del CD. “No es una simple portada, es un trabajazo magnífico de Javi, muy bonito e inusual, que fortalece la atmósfera y el sabor del disco y que tiene un libreto con las letras, la información del disco y una serie de fotografías muy interesantes.

En directo

Casi coincidiendo con su salida al mercado y a las plataformas digitales -que no son propiamente mercado porque no dejan ni un céntimo para la gran mayoría de los músicos-, mañana sábado, en torno a la medianoche -qué mejor momento- Abismo presentará por primera vez en directo el nuevo disco durante el Jam On Fest que tendrá lugar en La Glorieta. El festival arranca a las 21 horas y Abismo compartirá escenario con otras siete bandas, turolenses o vinculadas a Teruel, entre ellas Rocío Ro (Rocío Alonso), líder en su día de Zarcord donde también estaba David Pascual, y que formó parte de Abismo durante los primeros años.

En el Jam On Fest tocarán solo algunos de los temas de Esperando al Ángel Negro, ya que contarán con 25 minutos sobre el escenario, así que la auténtica presentación íntegra del disco en Teruel tendrá lugar el 25 de noviembre en el Pub Lebowsky de la capital turolense. Antes de eso Abismo ya tiene algunas fechas cerradas por toda España, como el 15 de octubre en Barcelona, el 24 en Zaragoza, el 3 de diciembre en Castellón y el 29 de abril de 2023 de nuevo en Zaragoza. “Nuestra filosofía va a ser al misma que fue con el primer disco, tocar en todos los sitios y hacer que nuestra música llegue al mayor número de localidades posible, ya sea con 100 personas en el público, con 50 o con 10”.

Alberto Arnau milita en otro proyecto musical como es Visitantes, uno de los más veteranos de Teruel, y aunque por el momento está “un poco aparcado” no descarta que regrese en el momento indicado. “Gustavo (Ramos, a la batería) y Rubén (Fernández, al bajo) están también con EFFE y yo con Abismo, y sé por experiencia que es mejor concentrarte en un proyecto que tener varias cosas en la cabeza”.

El redactor recomienda