Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

Alcañiz acoge las mejores fotografías del 30º concurso  ferroviario Caminos de Hierro Alcañiz acoge las mejores fotografías del 30º concurso  ferroviario Caminos de Hierro
‘Chronos’, de Sergi Escribano, fotografía ganadora de la 30ª edición. S. Escribano

Alcañiz acoge las mejores fotografías del 30º concurso ferroviario Caminos de Hierro

La muestra internacional incluye 57 obras seleccionadas de entre las 3.729 aportadas por hasta 1.744 autores

Tercera estación: Alcañiz. La capital del Bajo Aragón vive sin servicio ferroviario, pero lo tuvo entre 1942 y 1971. Siguiendo el trazado por el que circularon los trenes de la línea Val de Zafán se adecuará próximamente un Camino Natural que servirá para dar continuidad a la Vía Verde que nace de La Puebla de Híjar y llega hasta Tortosa (Tarragona). Esta vocación turística y medioambiental basada en la historia ferroviaria ha llevado a la Fundación de los Ferrocarriles Españoles (FFE) a trasladar a la localidad turolense, tras dos paradas en Vigo y Bilbao, la exposición itinerante de la 30ª edición del concurso internacional de fotografía Caminos de Hierro.

La muestra recopila lo mejor del certamen internacional, que aúna las mejores imágenes mundiales alrededor del ferrocarril. En él han participado un total de 1.744 autores, procedentes de 69 países, aportando un total de 3.729 obras de las cuales se han seleccionado las mejores para su exposición en estaciones de toda España.

En la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de Alcañiz se pueden presenciar, en una cuidada presentación, 57 obras (52 individuales y cinco series) de 53 fotógrafos, además de otras 88 en formato digital que van sucediéndose en una pantalla.

Urquizu, Domínguez y Soro, el jueves en la inauguración de la exposición en Alcañiz. M. N.

La presente edición se convocó en octubre de 2019 con instantáneas adjuntadas hasta enero de 2020. En marzo de 2020, el Comité de Selección eligió los trabajos finalistas que optaron a los siete premios y que forman parte de la exposición itinerante y del catálogo.

El primer premio, dotado con 4.000 euros, fue para la fotografía Chronos de Sergi Escribano, fotógrafo creativo que ha trabajado para las agencias Corbis y Getty Images y ha publicado en medios como The Guardian, National Geographic, Libération, El País o El Periódico de Catalunya, entre otros.

El segundo premio fue para Cargo, de Víctor Zurbarán, finalista en otros prestigiosos premios como PhotoEspaña o Arco. Y la aragonesa Arancha Benedí Mas, con su obra Una mirada en el tiempo, recibió el premio Año Europeo del Ferrocarril, otorgado en esta edición con carácter excepcional como reconocimiento a esta iniciativa de la Comisión Europea.

Todas estas fotografías y muchas más pueden contemplarse hasta el 7 de marzo en la Sala de Exposiciones de Alcañiz en su horario habitual, de 19 a 21 horas de martes a sábados, y de 12 a 14 horas domingos y festivos. La muestra fue inaugurada el pasado jueves por el director gerente de FFE, José Carlos Domínguez, el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, y el consejero aragonés de Vertebración del Territorio, José Luis Soro.

Tras la exhibición en el Museo del Ferrocarril de Madrid, la muestra ha visitado ya las estaciones de Vigo, Bilbao-Abando y Alcañiz, y próximamente hará lo propio en Alicante, Sevilla, Cáceres, Toledo, Santander, León, Valladolid y Vilanova i La Geltrú (Barcelona), donde finaliza su recorrido en enero de 2023.

Representantes de Tortosa asistieron a la inauguración. M. N.

Esta itinerancia forma parte de las acciones de responsabilidad corporativa de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), a través de su Programa Estación Abierta, que tiene entre sus objetivos potenciar las estaciones como espacios de encuentro, cultura y difusión de valores accesibles a todos los ciudadanos.

Desde 1986

Desde su creación en 1986 han participado en Caminos de Hierro alrededor de 35.000 fotógrafos, con casi 80.000 instantáneas realizadas en todo el mundo. Desde este certamen se apoyan las nuevas tendencias fotográficas y la participación de autores jóvenes. El concurso ha supuesto para la Fundación de los Ferrocarriles Españoles el Premio Nacional de Fotografía, en la categoría de mecenas, otorgado por la Confederación Española de Fotografía en 1997.

El certamen sigue siendo fuente de inspiración y creatividad para todos los amantes del tren y de la fotografía. Se ha convertido en uno de los más prestigiosos, a nivel nacional e internacional, y es muy valorado por los profesionales y aficionados, según se comprueba por el constante incremento en la participación edición tras edición.

Fue creado por la FFE para fomentar y promocionar la fotografía en el entorno del ferrocarril a través de sus viajeros, estaciones, trenes, vías, túneles o metros. Está dotado actualmente con un Primer Premio de 4.000 euros, un segundo premio de 2.000 euros, un premio a autores jóvenes de 1.200 euros y cuatro accésit de 300 euros cada uno. Está dirigido tanto a aficionados como a profesionales. Además, con las obras finalistas se publica anualmente un catálogo.

Un hombre contempla algunas de las fotografías expuestas en la Sala de Exposiciones de Alcañiz. M. N.

El Jurado final lo componen personalidades de reconocido prestigio, relacionadas con la fotografía o con el ferrocarril, como Alberto Anaut, David Balcells, Blanca Berlín, Mónica Carabias, Alejandro Castellote, Koldo Chamorro, Catherine Coleman, Colita, Chema Conesa, Ricky Dávila, José María Diaz-Maroto, Manuel Falces, Cristina García Rodero, Daniel Gluckman, Pablo Juliá, Manuel Laguillo, Ouka Leele, Chema Madoz, Manuel Maristany, José María Mellado, Gregorio Merino, Eduardo Momeñe, Josep Vicent Monzó, Isabel Muñoz, Bárbara Mur, Carlos Pérez Siquier, Alejandro Pradera, Alberto Schommer, Jordi Socias, Manuel Sonseca, Antonio Tabernero, Paco Tortosa, Javier Tresguerres y Octavio Vinck, entre otros muchos.

Se trata de una oportunidad única para conocer el patrimonio ferroviario y una forma de viajar en continuo crecimiento que no deja de reinventarse.

Un documental homenajea a los ferroviarios represaliados

La exposición Caminos de Hierro incluye la proyección de la película Los hijos del hierro, un documental que homenajea a los ferroviarios represaliados por el franquismo, producido por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.

La pieza relata la situación de las familias de miles de trabajadores que fueron sancionados con despidos, traslados de residencia o el exilio, y muchos de ellos condenados a prisión o pena de muerte.

La depuración en el sector del ferrocarril afectó a 82.831 profesionales, un 88% de las plantillas de las diferentes empresas existentes entonces.

Cada sesión de apertura de la Sala de Exposiciones incluye dos proyecciones (19 y 20 horas, de martes a sábado, y 12 y 13 horas, domingos y festivos).

Vías Verdes

Por otra parte, hasta el 7 de marzo habrá un espacio de la sala con información y vídeos sobre la Vía Verde Val de Zafán y otros itinerarios cicloturistas y senderistas del programa que coordina la FFE.

El alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, recordó durante la inauguración de la exposición, el pasado jueves, el acuerdo plenario de esta semana por el que se aprueba el proyecto de casi 1,1 millones de euros para la mejora del tramo alcañizano, en formato de Camino Natural, hasta Valdealgorfa.

A la derecha, ‘Una mirada en el tiempo’, Premio Año Europeo del Ferrocarril, obra de un aragonesa. Arancha Benedí Mas

Val de Zafán, ya considerado como uno de los mejores itinerarios por los especialistas en este tipo de recorridos, quedará unida también a la Vía Verde de Alfambra, la del ferrocarril que no fue, que conectará Teruel y Alcañiz. De esta manera, a través de un proyecto del Gobierno de Aragón quedarán unidas las Vías Verdes Val de Zafán y Ojos Negros. A su vez, quedarán ligadas a otra nueva que irá desde Utrillas a Zaragoza, para hacer realidad el tramo aragonés de la futura y ambiciosa Eurovelo que unirá Toulouse (Francia) con Lisboa (Portugal).

El tramo alcañizano se ha remitido al Ministerio de Agricultura para su financiación y puesta en marcha. El proyecto final incluye cuestiones como la mejora de pavimento y una mejor adecuación de la plataforma de circulación consiguiendo una mayor anchura (entre 5 y 5,5 metros).

La aprobación plenaria supone un avance en unas obras largamente demandadas desde Alcañiz, cuya ejecución permitirá, según recordó Urquizu, "poner este tramo de la ruta en el mapa entre los 40.000 ciclistas que realizan la Val de Zafán cada año, con lo que ello supone de atractivo turístico y actividad en la zona".

Las Vías Verdes recorren paisajes y elementos patrimoniales muy atractivos, con un esfuerzo muy moderado, por lo que son accesibles, manifestó Urquizu, que puso en valor el patrimonio industrial y de infraestructuras para generar nuevas oportunidades.

El redactor recomienda