Síguenos
Álvaro Narro presentó en Andorra su cuarto libro, ‘Migas en el mantel’ Álvaro Narro presentó en Andorra su cuarto libro, ‘Migas en el mantel’
Álvaro Narro (al fondo), firmando ejemplares de su libro junto a Víctor Güiu durante la Feria del Libro de Andorra

Álvaro Narro presentó en Andorra su cuarto libro, ‘Migas en el mantel’

La 27ª edición de la Feria del Libro de la localidad minera se clausuró ayer

La Feria del Libro de Andorra fue clausurada ayer con las últimas presentaciones y actividades infantiles, que han sido protagonistas dentro del programa de impulso a la lectura entre los más jóvenes.

Una de las novedades editoriales destacadas que se han presentado durante la 27ª edición de esta feria ha sido Migas en el mantel (Imperium), cuarta obra publicada por el andorrano Álvaro Narro tras Ayúdame, Fundido a negro y Las doce en punto.

Como las tres anteriores, Migas en el mantel recopila una serie de relatos breves que, si bien no tienen un hilo temático en comón, sí que destilan aquello que sigue impulsando a este turolense a escribir cada día, que no es sino indagar, conocer y acaso compartir las reflexiones del autor sobre la condición y la naturaleza humana.

De hecho el título del libro apela “a esas sobremesas de migas sobre el mantel, en las que el tiempo no importa y tienes todo el del mundo para hablar en unas circunstancias que son las óptimas para conocer de verdad a la gente”. Sin embargo es una imagen ambivalente, como los doce relatos del libro, porque “a veces durante esas sobremesas hay champán, y otras las migas quedan sobre las mesas después de un portazo, cuando se abandona la mesa sin ni siquiera limpiarla porque nunca vas a regresar y, por tanto, ya nada importa”.

Narro se resisti a admitir que cierto toque melancólico e incluso pesimistan tintan sus textos, que en cualquier caso “siempre tienen una luz al fondo, un destello de esperanza para los personajes, que suelen ser, eso sí, desclasados, caóticos, que dudan del por qué de su paso por este mundo, e incluso de si este es realmente su mundo”.

En Asfixia, por ejemplo, aborda la despoblación de un original modo, como una metáfora del hastío de la vida y del miedo a huir hacia delante para cambiarla.

En la edición de la obra ha colaborado con Álvaro Narro el autor chileno Marcelo Lillo, considerado uno de los grandes baluartes mundiales del realismo sucio. El chileno es una de las grandes referencias de Narro, y por una serie de casualidades terminó leyendo uno de sus textos a través de las redes sociales.

Pese a que Lillo es reacio a aceptar leer manuscritos o textos sin publicar, contactó con Narro y finalmente ayudó al andorrano a dar forma definitiva a algunos de sus últimos relatos.

El redactor recomienda