Síguenos
Carlos Pérez Naval reúne su pasión por la foto y por la ornitología en un libro Carlos Pérez Naval reúne su pasión por la foto y por la ornitología en un libro
Carlos Pérez Naval, autor de la ‘Guía Fotográfica de las Aves de España’, tomando unas fotografías en Fuerteventura. Cedidas por Carlos Pérez Naval

Carlos Pérez Naval reúne su pasión por la foto y por la ornitología en un libro

Su ambiciosa ‘Guía Fotográfica de las Aves de España’ se publicará a finales de diciembre

El fotógrafo calamochino Carlos Pérez Naval sorprendió al mundo en 2014 al convertirse, con nueve años, en el ganador más joven de los Wildlife Photographer of the Year en su categoría de Jóvenes Talentos. Ahora prepara su primera publicación, que fusiona sus dos grandes pasiones, la fotografía y la ornitología, con Guía Fotográfica de las Aves de España.

Se trata de un exhaustivo compendio de las 374 especies de aves que tienen su hábitat en la península Ibérica y los archipiélagos balear y canario, concebida para un público amplio, desde los no iniciados que encontrarán en el libro una buena base para introducirse en la observación de aves hasta el experto que necesite referencias claras y precisas sobre plumajes y rasgos característicos para identificar cada una de las especies.

El mito es un pájaro diminuto y común, y uno de los favoritos de Pérez Naval. Cedidas por Carlos Pérez Naval

Prologado por José Benito Ruiz, uno de los fotonaturalistas más prestigiosos de España, no es un libro de artista, un libro de fotografía al uso, en el sentido de que “en las imágenes no se prioriza el valor artístico, sino que están al servicio del texto, de la actividad del observador, de forma que están seleccionadas para que se observe bien los detalles del plumaje o los rasgos que permiten distinguir unas especies de otras y familiarizarse con ellas”. Los textos del libro están realizados con ayuda de su padre, Rodrigo Pérez, y documentación de la Sociedad Ornitológica Española o el Laboratorio de Ornitología de Cornell, entre otros. Pero el carácter eminentemente práctico de la Guía no resta valor a las fotografías, entre otras cosas porque “hay bastante guías con dibujos de las aves, pero con fotografías tan completas no había demasiadas”, explica el turolense de 16 años.

En el caso de las aves más identificables, “las inconfundibles” según Carlos Pérez, el fotógrafo ha priorizado las imágenes más “bonitas y artísticas”. Pero si la especie es más difícil de distinguir o tiene peculiaridades concretas que ayudan a identificarla, como la extensión de las plumas del ala, o rasgos de la cara o el pico”, predominan las fotos en las que mejor se ven esos detalles. Pérez también ha incluido en la mayor parte de los casos imágenes del ave en vuelo, otra herramienta de gran valor para quien trata de identificarla desde el suelo.

Esta foto de una polluela chica en los Ojos de Caminreal fue el segundo avistamiento documentado de esta especie criando en Aragón. Cedidas por Carlos Pérez Naval

La Guía Fotográfica de las Aves de España, que podría estar en la calle a finales de diciembre, es el producto de muchos años de trabajo ­-algunas de las fotografías fueron tomadas por Carlos Pérez a los seis años- y de infinidad de salidas fotográficas por toda España e incluso por otras partes del mundo. Y es que, aunque las 374 especies reseñadas son las que tienen su hábitat en la península, “en algunas ocasiones son más fáciles de observar y fotografiar fuera de España”, como explica el fotógrafo. “El pito negro, por ejemplo, es un carpintero que está presente en los bosques del Pirineo y la cordillera Cantábrica, aunque las fotos que incluyo las hice en Finlandia, donde también vive”. Este detalle no tiene mayor trascendencia, ya que los ejemplares son idénticos. Otro ejemplo que menciona el experto es el del rabijunco, “un ave tropical que empezó a criar en Lanzarote hace algunos años, pero que yo lo fotografié en Panamá”. También destaca que entre las 374 especies de su guía no se incluyen las que están catalogadas como rarezas, según la lista de SEO Birdlife, ni las introducidos o naturalizadas.

De las 374 aves reseñadas, solamente dos no cuentan con fotografías propias: “Una es la pardela chica, que me fue imposible de encontrar y recurrí a una preciosa ilustración de mi madre -Eva Naval-. Y la otra es la curruca subalpina, una especie muy concreta que solo se encuentra en Mallorca, y de la que no tengo fotos. Fue separada muy recientemente de la curruca carraspeña, y visualmente son muy similares”, explica.

Ejemplares esquivos

Muchas de las especies que sí aparecen se lo han puesto realmente complicado al turolense. Es el caso, por ejemplo, de la polluela chica, una especie muy esquiva que atraviesa la península Ibérica y cría en zonas de lagunas entre vegetación, dejándose ver solo a los ojos expertos al amanecer o anochecer. “El verano pasado estaba en un escondite en los Ojos de Caminreal, y tuve mucha suerte de poder fotografías una polluela. Fue la segunda referencia de la crianza de esta especie en Aragón. Y ya no la he vuelto a ver”.

Pérez también sudo tinta en Castrojériz (Burgos) para fotografiar la lechuza común. La obra no incluye fotografías con trampeo o célula infrarroja, y las imágenes nocturnas están iluminadas con linternas y flash manual. En aquella ocasión Carlos Pérez y su padre encontraron un nido de lechuza común “y fue muy complicado hacerle fotos en vuelto, porque mi padre tenía que iluminarla con una linterna y yo disparar con flash, aunque al final lo conseguimos”.

Y aunque no es el objetivo de la obra, algunas de las fotografías que presenta tienen detrás auténticas historias de esfuerzo y tesón, y muy buenos recuerdos para el joven fotonaturalista calamochino. Una de las primeras que se le vienen a la cabeza es el águila real, donde Carlos y Rodrigo pasaron muchas horas juntos en un hide, en Navarrete, alimentando el ave para fotografiarla en las mejores condiciones posibles, después de que a su padre, que fue quien le inculcó la pasión y los conocimientos de fotografía y ornitología, le hubiera esquivado durante mucho tiempo. “Después de elegir cuidadosamente el sitio estuvimos varios días alimentándola. Pasar tanto tiempo con mi padre y conseguir tener a pocos metros a un individuo tan majestuoso como ese fue muy especial para mí”, explica el turolense que, sin embargo, también admira los pequeños pájaros comunes, “como el mito, que es uno de mis favoritos”.

Imagen de una garza real.Cedidas por Carlos Pérez Naval

Edición por encargo

El libro tendrá 416 páginas, cuidadosamente maquetadas por los propios Carlos y Rodrigo Pérez, con las fotografías, mapas de ubicación, datos de referencia y textos explicativos sobre cada especie.

Las personas interesadas en la Guía Fotográfica de las Aves de España o en apoyar el trabajo de uno de los jóvenes fotonaturalistas con mayor proyección de nuestro país, y de origen turolense, pueden reservar un ejemplar en cpereznaval@gmail.com, ya que se realizará una tirada inicial de volúmenes según el número de solicitudes recibidas. El precio del volumen rondará los 45 euros, más gastos de envío cuando proceda. También es posible recabar más información sobre el primer libro de Carlos Pérez Naval y su proceso de impresión en el perfil de Instagram @carlospereznaval.

El redactor recomienda