Síguenos
El Conservatorio de Teruel acogió la primera de las audiciones del concurso Jotalent El Conservatorio de Teruel acogió la primera de las audiciones del concurso Jotalent
Iris Pérez, Sergio Sanz, Natalia Fluixà, José Hinojosa y Vicente Alcubierre (de izda. a dcha.), los cinco candidatos en la audición de Teruel. M. A.

El Conservatorio de Teruel acogió la primera de las audiciones del concurso Jotalent

En torno a la primavera podría emitirse la tercera edición del ‘talent show’ con sello aragonés
El Conservatorio Profesional de Teruel fue escenario este sábado de la primera de las tres audiciones de las que saldrán los concursantes en la tercera edición del programa Jotalent, el formato de Aragón TV en el que cantantes de todas las edades pugnan por ser el jotero o la jotera revelación.

Un equipo formado por la directora del programa, Arantxa Urzay, la directora del castin, Máfer Jiménez, y el director artístico Sergio Aso, evaluó a los cinco aspirantes con los que se abrió la ronda de casting, que continuará este domingo en Zaragoza y la próxima semana en Huesca.

Se estima que en total serán unas cien personas las que audicionen en total. Aunque según Máfer Jiménez “son pocas personas para el pasado y el presente jotero que tiene la provincia de Teruel”, los responsables de la audición se marcharon de Teruel con una buena impresión. La prueba no solo consistió en cantar delante de la mesa, sino que además cada candidato fue entrevistado para conocer sus motivaciones, sus virtudes y también sus defectos. Las audiciones se grabaron y algunos fragmentos serán emitidos, aunque no habrá un programa dedicado en exclusiva al castin, como ocurrió en las dos primeras ediciones del programa.

La primera en audicionar fue Iris Pérez, una jovencísima alcañizana que está estudiando en Zaragoza, que toca la viola y que canta jota desde los tres años. Cantó Se definió como camaleónica, hasta cierto punto competitiva y “con muchas ganas de aprender”. Cantó la jota De bayeta colorada.
 
La alcañizana Iris Pérez durante la entrevista con los responsables del castin. MA


A continuación se puso ante la mesa de Urzay, Jiménez y Aso  Sergio Sanz, un valenciano de 24 años que desde hace cuatro está afincado en Tornos, el pueblo de su madre. Aunque suele escuchar ópera, zarzuela, música de los años 70 y  80 y algo de bolero, se definió como jotero de los pies a la cabeza, y recordó como durante la pandemia le cantaba a su abuelo jotas por teléfono para hacerle más llevadero el confinamiento. Cantó una jota sobre la plaza del Torico basada en La fiera.
 
Sergio Sanz cantó una jota con el estilo de ‘La fiera’. M. A.


En tercer lugar audicionó otra turolense de adopción, la mallorquina Natalia Fluixà, que hace tres años tuvo que mudarse de Palma con su familia por el varapalo que supuso la pandemia para la hostelería, y ahora vive afincada en Fuentes Claras donde ha encontrado su sitio y donde ha nacido su hija pequeña. Como cantante su género preferido es la música negra, el gospel y el swing, y cantó La jota triste, una copla muy lírica que supo llevarse a su terreno. Aunque reconoce que nunca antes había cantado jotas, aseguró que tenía muchas ganas de ver un casting de televisión por dentro, y que en el peor de los casos se llevará “una experiencia muy buena” de vuelta a Fuentes Claras.

Los dos siguientes candidatos a concursar en Jotalent, José Hinojosa y Vicente Alcubierre, no procedían de Teruel, sino de Belchite (Zaragoza) y Almudévar (Huesca) respectivamente. Sin embargo por diferentes motivos no podían acudir al resto de casting y la organización les emplazó en Teruel. Hinojosa, que se dedica a la hostelería y la ganadería en su pueblo, cantó La Mora, y demostró un registro vocal brillante que gustó al jurado.

Por último Vicente Alcubierre, junto a Fluixá, el otro veterano de la audición -42 años-, también demostró aplomo y dominio en el  mundo de la jota, y en homenaje a Teruel cantó una de las composiciones más célebres de José Iranzo, el Pastor de Andorra, La Palomica.

“Me han gustado mucho, sobre todo porque son personas muy diversas”, explicó al término del castin su directora, Máfer Jiménez, que se prolongó durante más de dos horas. “Además algunos de ellos eran muy jóvenes, gente que aunque tiene otros estilos musicales no quieren olvidar ni alejarse de la jota, y eso me parece muy valioso”.

A falta de que se celebren el resto de audiciones,, el equipo de Jotalent calcula que a finales de este mes de febrero ya se sabrá quiénes han pasado el corte y concursan en el espacio. Aunque durante las dos primeras temporadas de Jotalent fueron 16 los concursantes, este año esa cifra podría varias.

A partir de ahí, el programa podría grabarse en marzo y emitirse en Aragón TV durante la primavera, aunque eso todavía está por definir. En su tercera temporada, Jotalent espera volver a ser uno de los programas de referencia de la cadena autonómica, y volver a romper los tópicos sobre el folclore aragonés, ofreciendo a un tiempo la cara más purista y más vanguardista del mismo.

El redactor recomienda