Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

El Grupo Lumière vuelve a la carga con una incursión hacia las ‘Periferias’ El Grupo Lumière vuelve a la carga con una incursión hacia las ‘Periferias’
Pedro Pérez Esteban aporta a la colectiva ‘Las niñas del vertedero’, una fotografía tomada en 2018 en Gambia

El Grupo Lumière vuelve a la carga con una incursión hacia las ‘Periferias’

Trece fotógrafos vinculados al Celan exponen en el Patio de la Casa de Cultura de Andorra

El grupo fotográfico Lumière, vinculado al Centro de Estudios Locales de Andorra (Celan), regresa a la actividad expositiva con Periferias, una muestra colectiva en el que participan trece autores andorranos o vinculados a la Comarca de Andorra-Sierra de Arcosy que podrá verse hasta el próximo 24 de julio en el patio de la Casa de Cultura de Andorra.

El proyecto fotográfico se construye en torno a la concepción más general, laxa y subjetiva del término periferia, desde la geográfica hasta la temporal, pasando por la mental, la personal o la metafísica.

Más allá de sus connotaciones, especialmente las urbanísticas, el diccionario define periferia como el contorno de una circunferencia, o la zona inmeditada al exterior de un espacio. En el catálogo, maquetado y diseñado por Manuel Gracia Gascón, el presidente del Centro de Estudios de Andorra, Javier Alquézar Penón, ofrece una descripción muy gráfica de lo que pretende ser la muestra: “Las periferias dan miedo, temor a lo desconocido; se evitan, se las deslocaliza y, sin embargo, están ahí, son una realidad; una realidad indisociable del centro, un producto de su egoísmo. Sumergidos en esta epidemia global a la que estamos sometidos y concentrados en nosotros mismos, todos nos hemos convertido en la periferia del mundo, de los demás y de cada uno de los demás. Esta exposición es una imagen de simpatía”.

Imagen de la periferia de Teruel tomada por Lorenzo Ordas



Dentro de las temáticas que debían inspirar las exposiciones temáticas que Lumière organiza en Andorra cada dos años “salió este de periferias, porque es una cuestión que está muy en boca, un concepto muy sugerente que da mucho más de sí”.

Varias de las propuestas artísticas “se han ido hacia el concepto de periferia en cuanto a su relación con la despoblación, con los territorios sometidos a cierto abandono”, explica Alquézar, aunque también las hay que se refieren a la periferia desde lo temporal, que lo relacionan con la pandemia o con las vanguardias artísticas, en el sentido de periferia del arte y la cultura más convencional.

Periferias está formada por fotografías de Carlos Estévez Espallargas, Carlos Roca Vidal, Colectivo Sophoco, Javier Alquézar Medina, Javier Alquézar Penón, Jesús Gómez Planas, Lorenzo Ordás Pardo, Luis Miguel Mencía Gutiérrez, Pedro Pérez Esteban, Roberto Morote Ferrer, Rosa Pérez Romero, Salvador Lorén Travieso y Manuel Gracia Gascón.
 

Rosa Pérez Romero explora la periferia de la periferia, con imágenes tomadas en las afueras de la España rural


Diferentes lecturas

Ese aspecto urbano que contrapone lo rural a lo industrial dentro de la periferia, se muestra en los trabajos de Carlos Estévez, por ejemplo, que dota ambos sentidos de lo que entiende por periferia por un aire decadente y ruinoso.

Los autores que firman como Colectivo Sophoco representan el concepto más físico de periferia como lo que está fuera y separado del centro, a través de una valla metálica y una alambrada que sugiere peligro, dolor y prohibición, pero con el interesante matiz de que las imagenes no revelan si la cámara fotográfica, el sujeto que observa, está dentro o fuera del espacio central.

En su serie Confines del tiempo, Javier Alquézar Penón introduce un elemento temporal, a través de unas imagenes tomadas en unas antiguas instalaciones mineras, fuera de tiempo y de contexto.

 

Morote explora la periferia como construcción mental en ‘Un poco más allá’

Jesús Gómez Planas hace referencia a una periferia cercana y familiar, el jardín de su casa, durante una nevada en Alcañiz, con unas imágenes a las que aplica retoque digital. “La nieve transforma los paisajes cotidianos en mágicos. Si encima le aplicamos a la imagen una simple simetría, la cosa puede convertirse en algo misterioso y enigmático, convirtiendo un simple olivo y una cabeza escultórica en algo muy inquietante. No necesita ningún retoque digital más”, explica.

Luis Miguel Mencía expone unas imágenes de la carretera de circunvalación R1 en Islandia, uniendo los conceptos de la periferia con el de la red de conexión viaria que la mantiene unida y aislada al mismo tiempo, mientras que Roberto Morote apela a la periferia como construcción mental, a través de una imagen de unos niños que parecen salirse de un centro de atención difuso y poco definido, producto de la neblina que domina el paisaje.

Rosa Pérez Romero reconstruye con Periferias rurales o periferias urbanas lo que habitualmente se entendería por lo segundo, pero a través de lo primero, de los mases abandonados que pueden verse en los alrededores de muchos de nuestros pueblos, lo que la autora denomina “la periferia de las periferias”.

Salvador Lorén Travieso toma un discurso inspirado en la pandemia, con la declaración del estado de alarma de marzo de 2020 vivido desde la periferia, donde las condiciones fueron bien diferentes al de los centros de las ciudades pobladas. Son cuatro imágenes que exploran la zona conceptual de ese confinamiento desde un lenguaje visual figurativo.

 

Luis Miguel Mencía presenta varias fotografías tomadas en Islandia

Por su parte Manuel Gascón aporta una visión abstracta a partir del paisaje figurativo. Dos composiciones unen otras tantas imágenes del paisaje en las que el cielo es protagonista. La estrecha franja de tierra, nuestro habitual centro, se convierte en sus imágenes en la periferia que rodea el cielo azul.

También es de destacar el trabajo de Pedro Pérez Esteban, fotógrafo que el pasado verano expuso en el Museo Provincial de Teruel La arena del tiempo. Pérez también habla de una periferia de la periferia, geográfica y económica, con un espléndido retrato titulado Las niñas del vertedero, tomada en la ciudad de Serekunda, en Gambia.

Dedicada a Simon Tyrrell

El grupo fotográfico Lumière ha querido dedicar esta exposición a Simon Tyrrell, miembro del Centro de Estudios Locales de Andorra que falleció recientemente.

Simon Tyrrell colaboraba en numerosas iniciativas del Celan, especialmente en lo que se refería a la fotografía, ya que era un habitual en el género de los viajes, además de quien solía encargarse de transportar las exposiciones cuando viajaban a otras localidades de la comarca.

El redactor recomienda