Síguenos

409_1200x150-azafran.gif banner click 409 banner 409

420_comprar-en-teruel.gif banner click 420 banner 420

El órgano de la Catedral de Teruel vive  una nueva juventud a sus 63 años El órgano de la Catedral de Teruel vive  una nueva juventud a sus 63 años
Jose Martínez Gil fue el encargado de volver a hacer sonar el órgano de la Catedral de Teruel, recién restaurado. M. A.

El órgano de la Catedral de Teruel vive una nueva juventud a sus 63 años

José Martínez y Mari Carmen Muñoz ofrecieron ayer un concierto
Las manos de José Martínez Gil, que volvieron a hacer sonar el órgano de la Catedral de Teruel diez años después, y la voz de Mari Carmen Muñoz, fueron las protagonistas del concierto que este viernes se celebró en Santa María de Mediavilla, con motivo de la finalización de los trabajos de restauración del instrumento que ha llevado a cabo durante los últimos cinco meses el maestro organero guipuzcoano José Antonio Azpiazu, hijo, por cierto, del constructor del instrumento que se instaló en 1958.

La Catedral de Teruel registró una notable entrada para escuchar el remozado órgano, que llevaba sin sonar al menos una década, según el Vicario Alfonso Belenguer, debido a los daños que los contrastes de temperatura había provocado en el secreto del instrumento, la estructura de madera que sustenta los tubos, y el mal estado de las electroválvulas, que tras 60 años habían consumido su vida útil y necesitaban ser recambiadas. Los trabajos de restauración fueron presupuestados en 82.200 euros, financiados por la Fundación Ibercaja, la Diputación Provincial de Teruel, la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón y donaciones particulares.

Pese a que el tipo de órgano que está instalado en la Catedral no es el más apropiado para conciertos, según Azpiazu, ya que es del tipo de los que están concebidos simplemente para acompañar las liturgias, durante el concierto pudieron escucharse diferentes piezas, desde música gregoriana como el Kirie eléison hasta piezas muy conocidas del siglo XIX, como la Marcha Nupcial de Meldelssohn, pasando por temas extraídos de las Cántigas de Alfonso X el Sabio o música barroca de Johann Sebastian Bach.

A partir de ahora el órgano de la Catedral volverá sonar durante las liturgias, y puntualmente podrán realizarse pequeños recitales abiertos al público general.

El redactor recomienda