Síguenos
Guitarricadelafuente: Guitarricadelafuente:
Álvaro Lafuente, Guitarricadelafuente, ha publicado su primer disco. Sony Music

Guitarricadelafuente: "Los jóvenes miramos mucho más a nuestros orígenes"

El cantante con raíces en Cuevas de Cañart publica su álbum debut, 'La cantera'

Europa Press / Madrid

Álvaro Lafuente (Benicasim, 1997), o como todos lo conocen, Guitarricadelafuente, acaba de lanzar su esperado álbum debut, La cantera (Sony), un trabajo en el que mira al futuro pero también a sus orígenes, “al hogar”, a través de música melancólica con base en sonidos tradicionales que confluyen con lo moderno.

“Los jóvenes y las generaciones actuales miramos mucho más al pasado, a nuestros orígenes, es como una manera de saber quién eres”, señala Lafuente en una entrevista en la que destaca esta mirada “a las raíces” como un método de escape de la juventud en esta época de “sobreinformación” en la que hay “tantas referencias” que es complicado “agarrarse a una”.

La cantera, dice, es un disco que se acerca “al hogar” a través de la música melancólica, “que no triste”, que al artista le gusta hacer porque “trae felicidad” y “comodidad”, pero también es un vistazo al futuro porque busca no perderse nunca: “Siempre hay una cantera”.

Y es que Lafuente ha titulado así a este álbum por cómo llamaban las personas mayores de su otro pueblo, Cuevas de Cañart, a él y su grupo de amigos cuando paseaban de niños. “Ahí viene la cantera”, decían, según recuerda el músico de 24 años sobre su infancia en el municipio, el lugar donde bebió de distintos estilos musicales que le han ayudado a crear su sonido actual.

Punto confluyente

“Cuevas es para mí como el punto donde confluye todo, lo que es el folk o las jotas, pero también el rock o el flamenco. Es el sitio donde he conocido la música”, asevera sobre el lugar que dejó, como su Benicasim natal, para irse a Madrid con el objetivo de hacer despegar su carrera musical.

Lo que a él le tocó hacer, irse del pueblo a la gran ciudad, lo asemeja con lo que les toca a muchos jóvenes en la España actual cuando abandonan sus municipios por la falta de “posibilidades y accesibilidad”. “Es inevitable y triste”, lamenta sobre la problemática de la despoblación.

De hecho, en su disco cita unos párrafos de la novela 'El camino', de Miguel Delibes, que dicen: “Seguramente en la ciudad se pierde mucho el tiempo -pensaba el mochuelo- y a fin de cuentas habrá quien al cabo de 14 años no acierte a distinguir un rendajo de un jilguero o una boñiga de un cagajón”.

“Hay cosas que no se aprenden en la ciudades (...). ¿Por qué no se puede tener las mismas posibilidades en el pueblo que en la ciudad?”, cuestiona en relación con la historia del libro de Delibes, “una historia de hace 50 años pero que podría ser una historia actual”.

Presentación

Para La cantera, su “carta de presentación”, Guitarricadelafuente no solo ha contado con su guitarra y su voz, como acostumbraba en sus primeras composiciones, sino que se ha animado a experimentar de la mano del productor Raül Refree.

El álbum ha costado casi tres años de trabajo. Desde las alturas, que iba a ser single del disco, salió justo al principio de la pandemia, que hizo que se parase el proceso de grabación y el álbum se “replantease”.

Lafuente asegura así que la pandemia ha afectado al disco, pero que ello no se plasma en las canciones ya que considera que un “momento tan triste” no debe “contaminar” la música. “Yo tenía la filosofía de que aunque no fuese el mejor momento, las letras te tenían que sacar el confinamiento y llevarte a un lugar más feliz”, apostilla.

De este modo, canciones que entroncan sus raíces y hablan del amor, entre otros, conjugan influencias del folclore latinoamericano con el español, a la vez que con sonidos modernos. Desde Chavela Vargas a Violeta Parra o Simón Díaz, pasando por Labordeta, son algunos de los referentes de Lafuente.

Gira

Con el disco ya publicado, este se lanza ahora una gira por España con 17 actuaciones confirmadas, entre las que se encuentran los escenarios de grandes festivales del país como el Mad Cool o el FIB. De dar a conocer su música gracias a las redes sociales e iniciar su proyecto de forma independiente, ha dado “más valor” a su propuesta de la mano de Sony con este álbum, agrega.

Así, apuesta por su música, un trabajo que no quiere dejar pero que, confiesa, piensa en compaginar con otras opciones “más locas”. “Ahora me encuentro en un camino encauzado, pero con otros distintos a la vista. Y no tengo miedo a tomar un camino diferente mientras sea el que yo quiero”, sentencia.

El redactor recomienda