Síguenos
La artista Marta Sancho gana el concurso de diseño convocado por la empresa Arvensis La artista Marta Sancho gana el concurso de diseño convocado por la empresa Arvensis
Marta Sancho visitó recientemente las instalaciones de Arvensis en Zaragoza

La artista Marta Sancho gana el concurso de diseño convocado por la empresa Arvensis

La joven zaragozana con raíces en Berge estudia Segundo de Bellas Artes en el campus de Teruel

Marta Sancho, estudiante de segundo curso del grado de Bellas Artes en el campus de Teruel de la Universidad de Zaragoza, ha sido la ganadora del concurso de diseño lanzado por la empresa aragonesa Arvensis, dedicada a la nutrición vegetal y los fertilizantes, con implantación en más de 50 países de los cinco continentes.

El concurso estaba destinado a estudiantes o graduados recientes en Bellas Artes, que debían crear un diseño para las bolsas corporativas que se utilizarán en los mercados nacionales y internacionales, que integrara el logo de Arvensis, conectara con los principios de la corporación y “representara una fusión entre innovación y tradición, con juventud y frescura. Un diseño divertido, dinámico e innovador que llevara implícita la temática de la investigación y el desarrollo”, según apuntaban las bases.

El diseño de Marta Sancho convenció al jurado y se llevó los 400 euros de premio gracias a un diseño basado en un fondo muy colorista sobre el que plasmó figuras referidas al mundo de la agricultura, con línea simple negra, redondeados y muy desenfadados.

“Primero me centré en estudiar bien lo que pedía la empresa y también lo que hace y la imagen que quiere transmitir”, explica Sancho, que reconoce que de entrada tuvo dudas sobre en qué inspirarse en el caso de una empresa como Arvensis, dedicada a los productos fertilizantes. “Me centré en conceptos como la naturaleza, las plantas o los productos ecológicos, y realicé tres bocetos previos antes de decidirme por uno de ellos”.

Lo abstracto

Uno de ellos tiraba por lo abstracto, aunque finalmente la artista eligió la figuración, utilizando elementos del primero -manchas de colores irregulares sobre un fondo blanco- sobre el que plasmó una serie de figuras que prescinden de la línea recta y aparecen con trazo simple, como dibujadas a vuelapluma, que representan diferentes tipos de hojas o flores. “Quería que fuera un diseño minimalista que no estuviera recargado, con figuras limpias, redondeadas, y que fuera divertido y desenfadado”.

Sancho eligió una paleta de colores basada en tintas planas a las que luego proporcionó un tono pastel, y “cuando ya lo tuve todo claro empecé a trabajar en el ordenador con el diseño digital”.

Marta Sancho se mostró satisfecha con el diseño que envió al concurso y muy contenta con el premio, que recogió en las propias instalaciones de Arvensis, donde la invitaron a conocer mejor la empresa. “Nunca había ganado un premio y me hace muy feliz. Y además los materiales de bellas artes son caros, así que el dinero me viene muy bien”.

Todos los palos

Sancho, que nació en Zaragoza aunque su familia procede de Berge, está a punto de terminar 2º de Bellas Artes en Teruel, y realmente cuenta con muy poca experiencia en diseño asistido por ordenador. “En la carrera se tocan todos los palos y en realidad solo he tenido un cuatrimestre con diseño digital, aprendiendo a utilizar las diferentes herramientas. Sin embargo me gusta mucho y voy a dirigir mi formación hacia allí”.

Y eso que el desarrollo del diseño para Arvensis se ha apartado notablemente de lo que Marta Sancho suele trabajar en su producción personal, más relacionada con el dibujo a carboncillo o el óleo. “Mi estilo tiene más que ver, de momento, con el surrealismo, lo caricaturesco, me gusta mucho jugar con diferentes puntos de vista, con deformaciones y exageraciones de la realidad...”.

En este sentido Sancho admite que supuso un reto cambiar el chip para crear un diseño completamente diferente a lo que suele hacer, “aunque supongo que el trabajo de una diseñadora consiste precisamente en eso”.

El redactor recomienda