Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La exposición colectiva ‘Coordenadas’ regresa tras el parón de la pandemia La exposición colectiva ‘Coordenadas’ regresa tras el parón de la pandemia
Vista general de la colectiva en la sala de exposiciones de Bellas Artes

La exposición colectiva ‘Coordenadas’ regresa tras el parón de la pandemia

Dieciséis estudiantes de Bellas Artes exponen en dos espacios diferentes del campus de Teruel

Dieciséis alumnos de Bellas Artes en el campus de Teruel participan en la novena edición de la exposición colectiva Coordenadas, que podrán visitarse gratuitamente hasta el 3 de junio en dos espacios de la Universidad en Teruel, la sala de exposiciones del Edificio de Bellas Artes y la del Vicerrectorado.

Coordenadas 9 En Deriva muestra las propuestas de arte contemporáneo de Carlos Romano, Clara Gerona, Clara Romeo, Da Fárago, David Galindo, Elena Patón, Fan Jiang, Gelifracción, Inés S. Escartín, Jowita Tyszka, Lucía S. Jorge, Lydia Floría, Rebeca Opic, Paula Pérez Laudenia, Silvia Herrero y Xavier Urrios.

Son alumnos de la asignatura Instalación de 3º y 4º del grado de Bellas Artes, dirigidos por la profesora Holga Méndez, que a través de las seis piezas que presentan a la colectiva -realmente no todas se muestran en las salas por cuestiones de espacio- trabajan los diferentes conceptos de espacio y tiempo que forman parte de la obra en el género de la instalación.

 

Elena Patón titula 'Segunda piel' su instalación

Desde que hace nueve años se puso en marcha este proyecto en el que el trabajo de los estudiantes termina plasmándose en una exposición colectiva pública, los participantes deben elegir una combinación de seis conceptos propuestos en tres coordenadas diferentes: en una primera coordenada de espacio se puede elegir entre pared, suelo, techo, esquina, en medio y umbral; en una segunda coordenada de tiempo ayer, ahora, mañana, nunca, quizá, siempre; y en una tercera coordenada de acción los conceptos propuestos son escribir, decir, ver, oir, hacer y pensar.

Cada estudiante elige una combinación de estas tres coordenadas y velocidad en ella, forma una pieza, hasta tener seis, que a su vez forman el conjunto instalativo.

El proyecto comienza a trabajarse en diciembre por lo que lleva unos cinco meses acabarlo. “Es un ejercicio procesual, en el que lo interesante es que los alumnos se den cuenta de lo que es el proceso creativo”, explica Holga Méndez. “Quiero que sean capaces de conformar temáticamente una propuesta artística, que por la combinación de tres tipos de conceptos obteniendo seis piezas que una vez guarden coherencia interna entre ellas”.

 

Clara Gerona inspira en la pandemia su aportación a la colectiva

De alguna forma el ejercicio profundiza en ese proceso creativo a través de invertir su curso normal. “En todas las piezas de instalación la coordenada espacial, temporal y de acción están presentes”, explica Méndez, pero en muchos casos resultan al final y no siempre son decisivos, o no la son las tres, en el discurso artístico que persigue el autor . Pero si se invierte el proceso, si el comienzo viene dado por la elección consciente de estas coordenadas, “es alumno se da cuenta del funcionamiento interno y de qué estrategias hay que seguir para buscar el resultado deseado”.

Lo habitual es que la elección de los conceptos por parte de los artistas sea consciente, buscando temáticas que le sean afines a su universo, aunque en ocasiones también deciden darle otro giro de rosca al ejercicio y elegir los conceptos al azar e incluso probar con un estudio previo sobre el papel de todas las permutaciones posibles con esos seis elementos en tres categorías.

En cualquiera de los casos la instalación final acaba reflejando el mundo artístico de cada autor, con sus géneros, técnicas y temáticas más recurrentes y preferidas, llevando las piezas a su terreno. Incluso aquellos acostumbrados a trabajar con formatos bidimensionales, como pueda ser la fotografía o la pintura, “que en ocasiones se interesan mucho por esta asignatura por el reto que supone sacar la fotografía de su bidimensionalidad y ocupar el espacio”.

Así las cosas, Holga Méndez asegura que en Coordenadas 9 En Deriva, pese a ser una colectiva de artistas en formación, “ya ​​hay piezas de arte terminadas, obras realizadas por algunos alumnos que, por ser brillantes, no pueden considerarse meras obras de ensayo , ejercicios académicos ”. Evidentemente hay otras en las que el autor está en pleno proceso de autoconocimiento. “Son estudiantes y están todavía familiarizándose con ese proceso de creación, con sus mecanismos y estrategias”, asegura la profesora.
 

La exposición 'Coordenadas 9' se inauguró con una actuación

Adaptación al espacio

Otro de los elementos interesantes del trabajo en esta exposición colectiva es la necesaria adaptación a los espacios disponibles, en este caso las salas de exposiciones de Bellas Artes y del Vicerrectorado. En otros momentos se trabaja el site specific, la instalación artística concebida y pensada para un espacio físico en concreto. En este caso sin embargo la instalación se crea teniendo en cuenta esa coordenada espacial pero sin pensar en una ubicación concreta y real, por lo que después es necesario hacer el trabajo de abstracción de adaptarla a un espacio concreto. Por una cuestión de espacio no hay ninguna propuesta, excepto un par de ellas, en las que se expongan las seis piezas que ha realizado cara autor.

Y no se hace de un modo aislado o estanco. "También trabajamos el concepto global de la exposición, el conjunto de la muestra para que no haya discusión entre las diferentes piezas", explica Méndez, "De este modo nos aseguramos de que las piezas funcionen bien las unas con las otras, guarden los espacios que tienen que guardar entre ellas y de algún modo respiren ”.

La muestra se realiza todos los cursos desde hace 9 años, aunque su tamaño oscila en función del número de alumnos de la asignatura. Este año son 16, y el pasado fueron 30, aunque por culpa de la pandemia no se hizo la exposición pública ”. La asignatura Instalaciones se cursa en 3º o 4º de Bellas Artes, si bien Holga Méndez reivindica que es mejor hacerla en 3º, antes del último curro. “Trabajamos estrategias de compresión y formación del espacio que son importantes y que otorgan ventaja si comienzas el último curso de Bellas Artes con todo ese bagaje ya trabajado”.

El redactor recomienda